viernes. 21.02.2020 |
El tiempo
viernes. 21.02.2020
El tiempo

El vicepresidente azucarillo

Sánchez e Iglesias. EFE
Sánchez e Iglesias. EFE

HARRY LE DIJO al Príncipe Carlos, o sea al Orejas, papá Orejas, quiero independizarme, estoy 'jarto' de la trena monárquica. Pues tal que Torra de España. Torra, con su cara de congrio deshidratado aquejado de cálculos biliares dice que no va a obedecer al TS ni a la JEC y que quiere la autarquía del noreste fenicio. Y a España que le den.

España es un país en el que uno de sus Diputados responde al apellido Rufián, su más destacado líder sindical al de Sordo y su principal banquera al de Botín. También tendrá a un vicepresidente anticlerical y lacrimógeno, Iglesias, que rompió en llanto al asaltar los cielos. En mi pueblo asaltar los cielos es pillar cacho. A Iglesias le basta un despachiño en Moncloa porque el cielo puede esperar y porque lo más que podía ansiar era a la mitad de él. Del cielo, quiero decir ¡A chorar a Cangas, Pabliño!

La Mitad del Cielo es una película de Gutiérrez Aragón en la que Fernán Gómez, Jefe de Abastos, abría la ventana y gritaba al vecindario que sus cuñadas lo querían matar de hambre; en la cinta, los grises forraban a patadas a un limpiabotas subnormal y Ángela Molina pasaba de ocupante modesta de un puesto en el mercado a propietaria de un restaurante; también le hacía arroz con leche a Fernán Gómez, le daba de mamar a su hijo y vendía casquería, que es lo que hogaño nos ofrecen nuestros Diputados. La música de Milladoiro tuvo un Goya. No es un peliculón pero las coces policiales explican muy bien qué es la coercibilidad del Estado.

A Iglesias Sánchez no se la metió doblada, se la metió erecta y sin vaselina. Aún resuena el alarido de Pablo en Cernedoiro. Iglesias se las prometía muy felices en la solitud de la individualidad vicepresidencial y Sánchez le nombró varias vicepresidentas para 'gibarizarlo'. Pablo se relamía en la vicepresidencia ideológica. Iba a ser el presidente fáctico que chorizaría a Pedro el protagonismo, pero se quedó en tímido modoso en un cónclave de féminas caracteriales. Y no puede quejarse, eso es lo peor, porque es muy feminista... Iglesias es el vicepresidente terrón diluido en el café con leche femenil. E caladiño, rapaz, non vaia ser…

En La Sexta piensan que Sánchez es el Mesías. En la Sexta y en la Ser. En Trece que el anticristo

Este es el primer gobierno de coalición de la historia democrática y también el primero que sufre una crisis sin ni siquiera haberse constituido. Si siguen así la crisis próxima la resuelven a hostias como en el parlamento venezolano. La pregunta es: ¿Qué carallo hacían los fotógrafos de prensa posando con Sánchez? Ni cuando Richard Gere visitó el congreso se produjo semejante éxtasis fanático. Los cazadores de imágenes cazados en una. Les faltó hacer morritos, como en los selfie.

Jiménez los Santos, que es un reaccionario de los de la primera acepción del Diccionario de la RAE, dijo que lo que hubo fue un golpe de Estado perpetrado por Roures, el de la Sexta. Es una hipérbole, pero una hipérbole que acaricia la realidad. En el momento de la proclamación en directo la Sexta lo acompañó con una estruendosa banda sonora de película histórico-religiosa, los Diez Mandamientos o así. No había para tanto. Realzar lo normal no es la “notaría de la realidad” que Butano García predicaba del periodismo. La Sexta no extraña como 'altofalante' de Sánchez. Extraña -y sorprende- el júbilo sinfónico de Roures ante la cotidianidad de una proclamación presidencial. En La Sexta piensan que Sánchez es el Mesías. En la Sexta y en la Ser. En Trece que el anticristo.

Yo no vi a Felipe en el 82 besar al hemiciclo entero, que lo que no sé es por qué Sánchez no terminó besando a los ordenanzas, a los de la limpieza, al busto de Besteiro y a los leones; ni vi -a Felipe- pasarse minutos largos aplaudiendo a la 'colegada' de escaño, pero mucho menos posando con los que nunca deben posar, sino fotografiar a los que posan. Lo que yo vi a Felipe fue cambiarle la cara a España, que ahora hasta Ansón, uno de los que lo echaron del poder, reconoce que desde Cánovas no hubo en España una personalidad política como la de González. Así es. Felipe no necesitó un Manual de Resistencia. Felipe resistió años y está por ver cuántos aguanta Sánchez. Felipe jamás habló del colchón de su predecesor, una 'guarrindongada'; Felipe ¿saben? jamás leía de una cuartilla como el guapito de cara. Claro que Felipe era Felipe y Sánchez es Pérez-Castejón.

Sánchez tendrá que lidiar con los 'indepes' y con Doña Marta Bassa. A Doña Marta Bassa le importa un comino la gobernabilidad de España y a mi dos la de Cataluña. Y como soy muy educado, añado que me parece merecida la prisión de su hermana, la de Orinol y la del resto que enchiqueró el Supremo. Acostumbro a respetar las sentencias, incluso profesionalmente y aunque me sean desfavorables. Curiosa Doña Marta. Le importa un comino España pero succiona la alimenticia leche retributiva que mana de su teto parlamentario. Pues váyase a mamar la leche del Parlamento catalán, que seguro que es una leche más independentista y, por supuesto, de mayor calidad que la de las vacas españolas, inferiores y charnegas.

Volviendo con Sánchez y sus aplaudidores -la mitad del PSOE- , dijo César Mogo, que creo que es Diputado socialista y alcalde de O Valadouro, que Sánchez es “un político muy serio”. A ver, homiño. Serio serio…no sé yo. Yo creo que si Mogos quiere alabar a Sánchez puede empezar por su solidez facial, por su agilidad para cambiar de discurso y por autor consagrado de unas memorias amnésicas, que es un tipo de memorias que se caracterizan por sus páginas en blanco, porque lo que hay antes es la nada: ¡Espérese usted, señor presi, a terminar la legislatura para contar algo!. Lo del descenso a los infiernos del partido desde sus cielos, cuénteselo a Doña Susana Díaz, que ahora son muy 'coleguis'.

O sea que la verdadera noticia del comienzo de año es la separación de Bigote Arrocet y la Campos. La Campos no perdona a Bigote que cortase por WhatsApp, Bigote no perdona a la Campos que lo enclaustrase en una mansión y yo no perdono a uno su bigote hortera y a la otra el terrorífico relato de sus amores crepusculares. Ah, y otra noticia: Cristina Cifuentes que se nos va a Supervivientes. Cifuentes está implicada en el caso de la “masterbación”, esa supuesta falsificación de títulos universitarios. Lo que va de ayer a hoy. De presidenta de Madrid al hambre de la isla; de las genuflexiones reverenciales de los pelotas de la Autonomía a cagar de campo, o a cagar de isla, que tanto da… O sea que hasta es posible, después de lo de la jugada de alta política del Bloque acordando con el gobierno lo del peaje de la AP-9, que Feijóo pierda las autonómicas y lo veamos en Gran Hermano VIP…

Este gobierno nace tarado porque falta el Parrulo de portavoz. Imaginen: “Paso a dar cuenta de los acuerdos del consejo de ministros: ¡Maaariii…!” 

El vicepresidente azucarillo
Comentarios