domingo. 16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo

Los dilemas de la pequeña ciudad

Guille Juncal. ARCHIVO
Guille Juncal. ARCHIVO

A pesar del buen tiempo, una tiene que estar bien informada y aunque salga a la calle a disfrutar de una merecida dosis de sol, tampoco me olvido de revisar las redes de mis personalidades favoritas. Una de ellas es —y será mientras le dure la etapa de influencer—, la del concejal del PP Guille Juncal, que tantas líneas protagoniza en esta columna. Aunque este miércoles ya os hablé de sus posts gastronómicos con sus menús de fin de semana, hoy merecía una segunda mención por reflejar a través de su cuenta de Twitter un drama con todas sus letras. Os pongo en situación. 

Al parecer, la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, mencionó en un programa de radio algo así como que en la capital española puedes cambiar de pareja y no encontrártela nunca más y que eso se traduce en libertad para la ciudadanía. Pues bien, el comentario no estuvo exento de polémica como os podréis imaginar y la publicación se llenó de decenas de contestaciones preguntándose si era cosa de la política local evitar encontrarte con tu ex o simplemente humor. 

Sin embargo, Juncal salió al rescate reposteando el tuit y dejando claro que lo que Ayuso destacaba no era solo algo real, sino a apreciar porque aquellos que se reían era "porque no vivís en una ciudad de 80.000 habitantes". No me quiero meter en fregados que no me corresponden, pero algo me dice que mi querido Guille ha tenido que sufrir algún encuentro no deseado en la Boa Vila y la verdad es que no le podemos quitar razón al dato. No encontrarte con un ex (sobre todo en el panorama de fiesta nocturno que hace siglos que no pisamos) es casi misión imposible. 

Eso sí, a los marinenses, buenenses y demás vecinos que me lean desde los municipios que denominamos villas por estar entre el pueblo y la ciudad, os mando mi más sincera enhorabuena por acometer tan loable destreza y verle la cara a vuestros ex a diario. Mantengo la confianza en la posibilidad de llevar a cabo estos desencuentros como verdaderos valientes gracias a vosotros. 

Un momento de la visita de la Policía Nacional de Vilagarcía a la escuela infantil Aralde Sobran. POLICÍA NACIONAL

En quien no perdemos la confianza es sin duda en los niños y precisamente inculcarles esa sensación en los cuerpos de seguridad es el cometido principal de la visita que realizaron este miércoles los agentes de la comisaría de la Policía Nacional de Vilagarcía de Arousa a la Escuela Infantil Aralde Sobran. Los más pequeños pudieron aprender de primera mano el trabajo de los agentes e incluso disfrutar de los vehículos oficiales. Todo un día. 

Y estas últimas líneas, que no menos importantes, se las dedico a nuestro querido excompañero Javi Casal, al que tanto yo como toda la redacción de Pontevedra (y delegaciones comarcales) echamos mucho, mucho de menos y que está este jueves de cumpleaños. ¡Felicidades amigo!

Los dilemas de la pequeña ciudad
Comentarios
ç