miércoles. 08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo

Julián Rodríguez, responsable del espacio Zona Franca, en los medios del Grupo El Progreso.

Crisis y oportunidad

Galicia daría un vuelco si se aplican todas las propuestas del comité de sabios de Feijóo
Trabajadores en la planta de PSA Vigo en una imagen de archivo. AEP
Trabajadores en la planta de PSA Vigo en una imagen de archivo. AEP

CRISIS como oportunidad. El problema como fórceps en busca de soluciones prematuras. Resulta muy difícil, casi imposible, imaginar ese camino en estos momentos, cuando el día a día no deja concebir la vida a la vuelta del verano, el momento en que realmente los Erte toquen a su fin y en el nomenclátor de la crisis se instalen despidos y concursos de acreedores que hoy no se presentan porque no hay juez de lo Mercantil que los admita a trámite.

Estos árboles nos impiden ver el bosque que se puede levantar sobre la economía gallega a medio plazo. Bueno, no a todos. El nutrido comité de sabios que se ha sentado a la mesa de Núñez Feijóo ha armado toda una batería de propuestas, más allá de la dotación de liquidez inmediata para las empresas, que de ser aplicada puede dar un vuelco a la estructura productiva gallega. Invertir la situación, en síntesis, partiendo de una premisa: el escenario de oportunidad que se abre.

Es importante, a su juicio, "aprovechar el momento para reforzar las apuestas por algunos activos latentes o infrautilizados de la economía gallega, muy relacionados con los recursos naturales y la energía, el medio ambiente y el mundo rural; pero también con su posición geoestratégica cuando se mira desde el mar». Además, es el momento «para acometer reformas estructurales que afectan al entorno de negocios, la I+D+i, la gestión pública y el mecenazg".

La música suena bien. ¿Y la letra? ¿Los números? ¿De dónde saldrán los recursos? Es la hora de tocar otra tecla. El bajo nivel de endeudamiento de Galicia en perspectiva comparada permite que el Ministerio de Hacienda pueda reconocer la ampliación del límite de deuda para financiar actuaciones de dinamización económica, sin que afecten al objetivo de déficit establecido para 2020. Al cierre de 2019, la deuda de Galicia representaba el 17,5% de su PIB frente al 23,7% de media. Ese diferencial de 6,2 puntos aplicado al PIB nominal previsto para este año supone una cifra superior a los 3.000 millones de euros. Esa sería la inyección extra prevista, según el planteamiento del comité de sabios, más allá de reformular el presupuesto actual de la Xunta, ajustar partidas, hablar de inversión privada o reorientar los fondos europeos que recibe Galicia, algo inexcusable ya. Los sabios de Feijóo proponen que una parte sustancial de ese margen, de esos 3.000 millones, se pudiese utilizar como aportación financiera para la reactivación.

Una vez despejado el camino y liberados los recursos, es momento de buscar destino, de invertir. La propuesta del comité pasa por lo que denominan proyectos tractores, guante que Núñez Feijóo se apresuró a recoger en la presentación del plan de choque la semana pasada. Se trata, en síntesis, de proyectos en los que se incorporen pequeñas y mediadas empresas y que podrán sustentarse en la capacidad de tracción que grandes compañías ubicadas en Galicia tengan sobre las cadenas de valor que se determinen como estratégicas. En otras palabras, armar grupos de proveedores en torno a líderes empresariales. Los gurús aluden a varios sectores que son viejos conocidos, con un importante peso en el PIB: automoción, naval, pesca y acuicultura, industria agroalimentaria, industria textil y forestal.

Pero con esos 3.000 millones propuestos no se sale de esta. Ese importe equivale a un tercio del presupuesto anual de gasto de la Xunta. Por mucho que se acompañe de ese fondo de fondos también sugerido en las propuestas, con una dotación de entre 200 y 400 millones de euros. Es por ello que los sabios plantean otras fórmulas, como la fiscalidad, para alfombrar la rampa de salida para la crisis del Covid-19.

Para empezar, un Iva superreducido en determinados sectores, los que más han sufrido con la crisis: hostelería, restauración, actividades culturales y transporte de viajeros. Incluyen también determinadas operaciones inmobiliarias. Pero hay más: plantean una sustancial rebaja del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, de ámbito autonómico, y la exención por reinversión de beneficios y libertad de amortización de inversiones, que es un incentivo fiscal.

Todo suma. Como también revertir la endémica incapacidad de Galicia para captar inversión extranjera, que está entre los deberes que los gurús ponen al propio Feijóo. Y al fondo, la crisis como oportunidad. Por mucho que cueste imaginarlo ahora.

Reyes Maroto | La ministra que llegará tarde al cierre de Alcoa
ES la hora de las luces cortas para iluminar el camino de las soluciones a la crisis de Alcoa. Y no parece que aludir por enésima vez a un marco energético estable a largo plazo vaya a ser remedio a estas alturas. Reyes Maroto, carne de críticas, hace lo que puede en un Gobierno en el que realmente pinta mucho más la vicepresidenta ecologista Teresa Ribera, que tiene la sartén energética agarrada por el mango. Maroto anuncia ahora un fondo de reserva para apuntalar los contratos bilaterales entre grandes consumidores y eléctricas, uno de los ejes del estatuto. Pero la ministra se formula la pregunta que nos hacemos todos: ¿qué quiere ser Alcoa de mayor si no está por vender San Cibrao, y solo quiere cerrarla? Increíble.

Pablo Isla | Inditex anticipa el futuro ante la crisis del Covid-19
UN nuevo modelo, que avanza hacia la interacción digital con el cliente y reordena su capacidad instalada en la red de tiendas. Así transitará Inditex en los próximos años por un entorno que poco tendrá que ver con lo que hasta ahora conocemos. El gigante liderado por Pablo Isla lo hará sin arrugarse y pese a unas pérdidas de 409 millones en su trimestre fiscal, febrero, marzo y abril, precisamente los meses más duros de la crisis del Covid-19. Nadie podía imaginar que la compañía gallega presentase unos resultados brillantes, como tampoco que Isla respondiera con toda una estrategia nueva a la crisis, con el anuncio de una inversión de 2.700 millones hasta 2022. Inditex vuelve a anticipar el futuro.

Crisis y oportunidad
Comentarios