Blog |

Sir Mike Downey

Downey en un acto cinematográfico. AGENCIAS
photo_camera Downey en un acto cinematográfico. AGENCIAS

Durante mi primer viaje a Colombia, en el año 2015, perdí la noción del tiempo y de la realidad. Tanto fue así que me planté en el aeropuerto un día antes de mi vuelo de regreso tras veintidós días casi infinitos y después de disfrutar de mi comida preferida como despedida (un delicioso sancocho acompañado de arroz de coco). Tuve que regresar, maleta en mano y dignidad perdida, a casa de los padres de Piedad pidiendo asilo político durante una noche más.

Luis Eduardo me llevó al aeropuerto con cara de pena y me devolvió a mi recién adquirido hogar cartagenero, la casa de la familia Rojas Román, con una sonrisa poco disimulada, pues ambos nos habíamos hecho grandes amigos. Nada más regresar a Castillo Grande, y tras volver a dejar la maleta en mi habitación, Manuel Domingo me abrazó con una desgana manifiesta, pues ya se había despedido de mí horas antes con la ilusión de quien va a perderme de vista por fin. Esta vez, con los brazos extendidos me comentó: «María, estás perdida…» a lo que yo respondí con sinceridad contenida «Manuel Domingo, vine a perderme».

El caso es que ese lamentable suceso, acorde con mi habitual dispersión mental, hizo que tuviese una noche más para disfrutar de la magia de Cartagena de Indias.

Agotadas pero con la ilusión del día regalado, Piedad y yo nos devolvimos a Quiebra Canto dispuestas a seguir desgastando nuestros tacones con la música del Combo Dominicano.

Allí nos reencontramos con Mike Downey, productor de cine que había formado parte del jurado en el Festival Internacional de Cine de Cartagena, al que días antes conocimos en el mismo local tras la fiesta de clausura del certamen.

Nos contó que acababa de hacer la misma ruta que hizo el naturalista inglés Charles Darwin: la Travesía al Fin del Mundo. Visitó, como él, San Paulo y Río de Janeiro, Uruguay, Buenos Aires, Bahía Blanca, la Patagonia, el Estrecho de Magallanes, las Islas Galápagos y la Tierra del Fuego. Un viaje inolvidable que le transportó también al origen de las especies.

Mike, además de productor de cine, es escritor, periodista y director de teatro. Cofundador y director ejecutivo de la productora independiente con sede en Reino Unido ‘Film and Music Entertainment’ desde el año 2000, cuenta hasta la fecha con créditos de producción en más de 100 largometrajes. Vamos, que su nombre sale hasta en la sopa.

Entre otras, ha producido películas aclamadas como Deathwhatch (La sombra del mal), White Lightnin, The President, Imagine, My brother is a dog, The Parade, Lost in Karastan, Ana, My love o la premiada Charlatan.

Desde que nos conocimos me envía los enlaces de sus películas con las claves para poder acceder a su cuenta, y es la única persona que ha conseguido que me vea una película entera en versión original o con subtítulos en inglés.

Estudió en las Universidades de Warwick, en la Universidad de la Sorbona, en París y en la de Nanterre, en donde realizó un Máster y el Doctorado mientras enseñaba en la escuela de teatro de Amandiers.

Amigo de Tarantino, Saura, Jeremy Irons y un sin fin de personajes ilustres, Mike cuenta con orgullo sus orígenes irlandeses. Actualmente compagina su vida entre los aviones que tiene que coger para ir a cada festival europeo del que es jurado y sus casas de Notting Hill o la de Istria, en Croacia, y en donde me ha confesado que es en donde se siente más feliz.

Tiene una vida de ensueño, pues hace todo lo que se le antoja, mientras cumple escrupulosamente con sus funciones en la Academia Europea.

Amigo de sus amigos, a pesar de no parar ni una semana en la misma ciudad, me envió un largo correo cuando falleció mi padre que guardo en la sección de correos importantes y en mi corazón. Ha sido miembro de la junta directiva de la Academia Europea de Cine durante casi dos décadas y en el año 2020 fue elegido Presidente de la Academia Europea de Cine. También pertenece a más de 20 jurados internacionales de festivales de cine en todo el mundo, como el de Sarajevo, el Festival de Río de Janeiro, el de Estambul, Montreal, Varsovia, Sofía, Transilvania o el de Cartagena de Indias, en donde nos conocimos.

Activista y defensor de los derechos humanos, es también el Presidente Honorario del LUX del Parlamento Europeo de Cine (EFA) cuya iniciativa promueve la diversidad cultural y proporciona apoyo al cine y las artes. El pasado mes de mayo del 2022 le nombraron Sir del Imperio Británico otorgándole un OBE (una medalla como Oficial de la Orden del Imperio Británico) recibiendo este reconocimiento de la mano del Príncipe de Gales en la ceremonia de investidura celebrada en el Castillo de Windsor. Con él estaba su compañera de vida Marijana Pintar. Hicimos juntos una etapa del Camino de Santigo en el 2018, la que va desde Irún hasta Bilbao.

Compartimos durante varios días anécdotas, risas, ampollas y lo que es más importante, construimos una amistad sincera. Pocas cosas le quedan a Mike por vivir o por conseguir, pero hay una que la tiene en mente desde hace varios años, cuando me envió el artículo de The Guardian en el que relatan el paraíso que es la ciudad de Pontevedra. Y es que al menos una vez en la vida hay que visitar el paraíso.

Comentarios