Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

Incógnitas en el puzzle lucense

ECHÓ A ANDAR una legislatura que a priori estará marcada por la sucesión de Alberto Núñez Feijóo –sobre el que además parece que vuelve a planear su posible salto a Madrid– y la pugna de En Marea, PSdeG y BNG por hacerse con el liderazgo de la oposición, aunque parece que por el momento es pronto para que puedan percibirse movimientos en uno u otro sentido. Se espera que se produzcan a raíz de la elección del Gobierno por parte del presidente a mediados de noviembre, una vez investido. 

Por lo de pronto, la sesión de ayer [este sábado] no dio pistas en uno u otro sentido. En realidad solo se salieron del guion un par de cambios en la Mesa, los de Diego Calvo y Raquel Arias, que dejan vacantes las delegaciones territoriales de la Xunta en A Coruña y Lugo. En el primer caso era esperable algún "ascenso" para un hombre de máxima confianza de Feijóo, pero el relevo lucense es inevitable interpretarlo en una clave distinta. 

Porque Raquel Arias, figura también de la órbita del presidente del PPdeG, se enfrentó a Elena Candia por el liderazgo del PP en la provincia. Pese a perder, Feijóo la aupó primero a la dirección gallega del partido y ahora, a la secretaría del Parlamento, donde sustituye a José Manuel Balseiro, curiosamente lugarteniente de Candia. Si en su día ya se habló de un toque de atención de la cúpula gallega al sector lucense menos afín a ella, ayer [este sábado] esta teoría se reforzó, aunque también es cierto que nadie levantó la voz y que todos coincidieron en que lo importante no son las cuotas territoriales sino la victoria del 25-S y el trabajo que queda por delante. 

El reequilibrio de fuerzas en el PP de Lugo resulta siempre espinoso y el nombramiento del sustituto/a de Arias en la delegación puede dar alguna pista más sobre la configuración final del puzzle del PPdeG en la provincia. 

Como siempre, ya hay nombres sobre la mesa, entre el que destaca el de Marta Barreiro, próxima a Feijóo y que ya conoce la delegación. Se alinea con Arias, como Alfonso Villares o Mari Teijeiro. Por parte de Candia aparecen en las quinielas Ramón Carballo o Quique Rozas. E incluso Balseiro, ya que parece lógico que tras ocho años en la secretaría del Parlamento no vuelva a ser diputado raso.

Incógnitas en el puzzle lucense
Comentarios