miércoles. 27.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.01.2021
El tiempo

Procedente del audiovisual, imparte conferencias, presenta ponencias, escribe artículos e imparte clases. Apasionada de las nuevas tecnologías.

Benigno L. Sanmartín, el amante del arte

Un todoterreno del arte como violinista, director, dibujante y diseñador. Fue un hombre inquieto y vivaz omnipresente en la vida de Pontevedra con el cambio de siglo.

Benigno López Sanmartín nació en Vilagarcía de Arousa en 1861, y fue pintor, dibujante, caricaturista, violinista, compositor y Oficial de la Diputación de Pontevedra. Se casó con Generosa Fernández y tuvieron cuatro hijos: Benigno, María, Luz y África. Calificado como un hombre simpático e infatigable y de gallardas inspiraciones.

Fue discípulo del violinista Eduardo Dorado y desempeñó un importante papel en la dinamización de la vida musical de Pontevedra, desde el punto de vista instrumental, desde finales del s. XIX con otro personaje de relevancia como fue Isidro Puga Otero.

En su prolífica faceta de músico nos encontramos con un violinista, director y compositor. En 1890 ya dirigía un quinteto con mucho éxito de público, además dirigió la sociedad coral "Orfeón Estudiantil", el "Coro H" (1880), el Orfeón Infantil y la "Orquesta del Círculo Católico" (1896). En unos tiempos en los que se estilaban las rondallas de especial interés mencionar la "Rondalla-Estudiantina" de Sanmartín (1891) y entre los que formaron parte de la misma mencionar a: Álvaro Berasategui, Javier Vieira, Pepe Temes, Constantino Berridy, Fernando Olmedo, Javier Pintos Fonseca o Ramón Señoráns, entre otros. Debutaron en 1891 en el Teatro Principal que estaba abarrotado de público. Como compositor no fue muy prolífico porque sólo se conocen tres obras, dos de las cuales son: la mazurca "La Ausencia" y la muiñeira "Maruxiña".

Otra de sus facetas artísticas fue la de pintor y trabajó al óleo, acuarela y lápiz. Fue profesor de la cátedra de dibujo de las Escuelas de la Sociedad Económica de Amigos del País durante la presidencia de Ernesto Caballero Bellido en un local cedido por el marqués de Riestra y desde 1898 a 1903 fue profesor de la misma materia en el Instituto de Pontevedra. Recibieron clases de dibujo Carlos Sobrino Buhigas, Enrique Campo Sobrino o Manuel y Perfecto Hermida Tilve.

Retratos a lápiz de Jerónimo Blanco, soldado de Infantería de Marina, único superviviente de 5 de junio de 1895 de la batalla en Piedra Picada del Tercio Norte durante la guerra de Cuba.

Amigo y compañero de Demetrio Durán Hermida coincidieron en diferentes ocasiones, una de ellas como jurado de la Batalla de Flores de Pontevedra. Participó en la exposición de Bellas Artes de Madrid con la obra "Una exposición inesperada", pero la prensa protestó porque la organización del evento se olvidó de enviar su nombre. En la exposición de Lugo presentó la obra titulada "Un rincón d'a terriña".

Una de su cualidades destacables era su sentido del humor y así se publicó una simpática esquela que sustituyó al dibujo "Las cerillas" en la revista pontevedresa Extracto de Literatura en la que relataba el extravío de los dibujos enviados por Sanmartín: "Necrología: el viernes 24 del corriente, á las dos de la tarde aún no se recibiera en la imprenta de este semanario el papel para el número de hoy que, con las dos plana de litografía, llega de Santiago todas las semanas. En vista de eso, hemos puesto un telegrama al litógrafo, el cual nos contestó que no había recibido aún el dibujo... ¡que le habíamos enviado por correo! Para que el número salga sin retraso, sin esperar ni por el papel ni por otro dibujo que habría de hacer de nuevo, ahí va este número como Dios nos dio á entender y perdonen nuestros suscriptores una falta tan involuntaria. ¡Quiera Dios que el referido dibujo le sirva de veneno al que lo sustrajo!".

Dibujo de SanmartínSu época de retratos de personalidades fue muy prolífica y empezó con el del marqués de Riestra, que expuso en Olmedo (1899) y un grabado de Eugenio Montero Ríos (A Pequeña Patria). Dos cuadros al óleo, de Augusto González Besada Raimundo Fernández Villaverde, que permanecieron expuestos en el escaparate de Olmedo en 1904. La Diputación de Pontevedra le encargó los retratos de los siguientes presidentes:Manuel Bárcena y Franco (1874), Francisco Javier de Mugartegui (1883), José María Guerra (1891), Sabino González Besada (1896) y Antonio López de Neira (1905). Obras en las que: "La rica expresión que caracteriza sus obras de arte, los tonos delicados y característicos de su paleta, la fuerza del colorido, la armonía de la forma y del conjunto, los puros detalles de la luz y su atractiva dulzura,... ".

Publicó óleos y grabados en la Ilustración Española y Americana, La Pequeña Patria, y dibujos en Extracto de Literatura, Galicia Cómica, Galicia Moderna e incluso al otro lado del Atlántico en la revista Galicia de La Habana y en A Pequeña Patria de Santiago. En 1894 diseñó los nuevos uniformes de la Banda Popular que se confeccionaron en los establecimientos de "La Villa de Madrid".

Benigno falleció el 26 de marzo de 1928 en su domicilio sito en el número 39 de la calleArzobispo Malvar: "Era el finado un entusiasta pontevedrés, un verdadero amante del arte,...". Asistió mucha gente al entierro en San Mauro: "presidiendo el duelo el párroco de San Bartolomé Fraile, el ecónomo de Santa María Villanueva, el secretario de la Diputación provincial señor Ramos, el oficial de dicho centro señor Berasategui, el del Gobierno civil don Diego Pazos, el depositario pagador de Hacienda don Torcuato Ulloa, y el abogado señor Landín".

La Asamblea Suprema de la Cruz Roja le concedió, junto con Isidro Otero Puga, la medalla de plata por sus colaboraciones con la institución en 1904 y fue nombrado socio honorario de la Sociedad Artística de Pontevedra.

Benigno L. Sanmartín, el amante del arte
Comentarios