domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

Procedente del audiovisual, imparte conferencias, presenta ponencias, escribe artículos e imparte clases. Apasionada de las nuevas tecnologías.

El Hospital San Juan de Dios de Pontevedra

Un hospital con tres siglos de historia que ocupaba la plaza de Curros Enríquez y que alivió la situación sanitaria en nuestra ciudad en tiempos difíciles
Imagen perteneciente al hospital San Juan de Dios. M. BARÁ
Imagen perteneciente al hospital San Juan de Dios. M. BARÁ

UBICADO en la actual la plaza de Curros Enríquez se amplió en diferentes siglos y dio origen en otra localización al actual Hospital provincial de Pontevedra. Durante las obras realizadas en el marco del plan Urbano II de Pontevedra aparecieron cerámicas medievales, restos romanos y dejaron a la vista los muros y cimientos del antiguo hospital que constaba de una iglesia, una capilla y un camposanto. Su primer nombre fue Hospital del Corpo de Deus, más tarde Corpus Christi, y ocupaba una planta mayor que de lo que hoy es el solar del edificio del Casino Mercantil e Industrial de Pontevedra y la capilla de las Ánimas, en la travesía que hoy lleva su nombre.

Su fundación se documenta en el testamento de la vecina de la Villa Teresa Pérez Fiota tras su fallecimiento el 15 de julio de 1439. Una mujer con dinero y propiedades que vivió en la Rúa da Correaría y fue enterrada en el cementerio de San Bartolomé O Vello, lugar que en la actualidad ocupa el Liceo Casino de Pontevedra. Pérez Fiota donaba con destino a un nuevo hospital, exento a la jurisdicción parroquial, unas casas de su propiedad existentes en ese lugar (actual plaza de Curros Enríquez). Sobre este documento el Museo de Pontevedra custodia la "Ejecutoria de pleito entre fray Agustín Domínguez con los Cofrades del Corpus Christi de la Villa de Pontevedra sobre los bienes pertenecientes al Hospital de Corpus Christi, en la cual se halla la escritura de fundación de dicho Hospital otorgada por Teresa Pérez Fiota en 16 de junio de 1439". La difunta dejaba como usufructuaria de todos su bienes a su hermana Elvira, que sería la primera co-administradora del nuevo hospital con el clérigo de San Ciprián de Aldán, Marcos Fernandez.

Capilla de las Ánimas. M. BARÁEn su testamento Teresa dejó claro que era condición de los trabajadores: "asistir a los pobres enfermos, carecía dé estipulaciones precisas en el testamento, no poniéndose otra condición que la de que hombres y mujeres que fueran recibidos habían de ser limpios, que no estuviesen embriagados, ni promoviesen riñas y pendencias, pues en caso tal podrían ser despedidos para otro hospital cualquiera, de acuerdo con su deseo general de que fuera la institución caritativa que creaba para que os seus pobres ajan en él albergue e ajan consolación".

Los Hermanos de San Juan de Dios se hicieron cargo del Hospital de Pontevedra oficialmente el 4 de octubre de 1597

De la gestión del hospital se hizo cargo la Cofradía del Corpus Christi, pero en otro documento, de 5 de diciembre de 1530, dejaba clara la mala administración del hospital por parte de la misma, ya que bienes y rentas se desviaban en ocasiones a otros fines.

Sobre el traspaso a los Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios comentar que el papa San Pio V aprobó su fundación en 1572, aunque otras fuentes datan el inicio en 1537. La nueva orden "establecía, a servir, asistir y curar a los enfermos pobres y buscar las limosnas para sustentarlos", además de la atención a los fieles y el mantenimiento de los Hospitales que fuesen fundando. Los Hermanos de San Juan de Dios, ya establecidos en Galicia, se hicieron cargo del Hospital de Pontevedra oficialmente el 4 de octubre de 1597, se hace efectiva en 1598, con la autorización del ayuntamiento y en presencia de "Alonso de la Maza, teniente de alcalde; Payo de Ribera, don Pedro de Montenegro, Fernando Gutiérrez de Bustillo, el licenciado Pazos, Antonio de Salnés Mariño, regidores todos, y el procurador general Lázaro Gómez". Una de las nuevas condiciones consistía: "Que el orden de preferencia de recepción de enfermos se estableciera así: primero los vecinos de la Villa, luego los de los alrededores y jurisdicción de Pontevedra, y en tercer lugar los peregrinos que fueren y vinieren de Santiago de Compostela".

Según el relato de Fernández Villamil, en base al documento original de Pérez Fiota en Pontevedra existían en 1600 los siguientes hospitales: El de Santiago; el de la Puente, anejo al hospital, que tuvo su Capilla y estuvo situado en las inmediaciones de la Puerta del Puente en la antigua fortaleza arzobispal; otro el de Nuestra Señora del Camino, relacionado con la leprosería del Gafos; y el de San Juan de Dios y Nuestra Señora de la Piedad.

El Hospital de San Juan de Dios se demolió a finales del XIX, el 13 de julio de 1896, pero se conserva la planta de cimentación bajo la plaza

Con la desamortización de Mendizábal en 1838, Real orden de 2 de octubre, se determinó "que continuase abierto dicho Hospital á cargo del Ayuntamiento de esta ciudad, como lo tenían los religiosos Hospitalarios". En 1886 surgió un problema entre el ayuntamiento y el arzobispo de Santiago por el nombramiento del capellán del hospital. Un conflicto que se hizo público en la prensa por ambas partes cuando el ayuntamiento acordó nombrar capellán al presbítero José García Pintos, solicitando al arzobispo su parabién, cuestión que molestó al prelado al considerarlo una injerencia. La cosa llegó a tal punto, que el ayuntamiento acordó dejar de pagar lo consignado para funciones religiosas y no asistir a ninguna de ellas en Pontevedra hasta que el arzobispo reparase la ofensa; al final, las aguas volvieron a su cauce.

Retablo. M. BARÁ

El Hospital de San Juan de Dios se demolió a finales del XIX, el 13 de julio de 1896, pero se conserva la planta de cimentación bajo la plaza. El reloj original del hospital se trasladó a la fachada de la Peregrina y se conservan algunas tallas de la iglesia y las campanas. 

Ante las protestas de los vecinos por la demolición de la iglesia, la actual capilla de las Ánimas fue construida por el marqués de Riestra, Fernando Campo, Aquilino García, Celestino Reguera y Pedro Martínez, según reza en la placa "que construyeron a sus expensas esta capilla en el año de 1898" ( parece que es 1898 ya que el último número está borroso).

El Hospital San Juan de Dios de Pontevedra
Comentarios
ç