viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

Procedente del audiovisual, imparte conferencias, presenta ponencias, escribe artículos e imparte clases. Apasionada de las nuevas tecnologías.

Pontevedra, cien años de poesía en prensa

Pontevedra fue un importante polo cultural y la prensa local jugó un papel fundamental en la difusión de la poesía durante el s.XIX y gran parte de s. XX, costumbre hoy prácticamente perdida y ya caída en desuso
Álbum de recuerdos de los señores Portela Pérez a la memoria del joven poeta Albino Simán. CELESTINO PARDELLAS
Álbum de recuerdos de los señores Portela Pérez a la memoria del joven poeta Albino Simán. CELESTINO PARDELLAS

EL PRIMER poeta del que tenemos noticia coincide con el primer marino pontevedrés, Paio Gómez Charino. El poeta y almirante Gómez Charino nació en torno a 1225 en Pontevedra. Conocido como poeta, por sus versos relacionados con el mar de "carácter ligero y gracioso, puramente gallego, como su métrica", se conservan 28 composiciones dentro de los Cancioneiros de la Vaticana y de Ajuda y otras 14 en otros cancioneiros. Gómez Charino tiene su lugar en la historia porque con sus naves, que partieron de Pontevedra, participó en la liberación de la ocupación árabe de Sevilla en 1248.

De los editores destacados en estas cuestiones poéticas fue Claudio Cuveiro, que fundó el primer periódico de la ciudad el 14 de agosto de 1842 con el nombre de Las Musas del Lérez, editado por F. L Pintos cuyo corto recorrido finalizó tan solo dos meses después. Una publicación dominical dedicada a la literatura, las ciencias y el arte; sus redactores fueron Manuel Ángel Couto, Antolín Esperón y Juan Cuveiro, en la que ya se publicaban poesías.

La poesía humorística y satírica tenía mucha aceptación para tratar cualquier tema en los rotativos, en algunos casos los autores utilizaban pseudónimos. Las poesías se publicaban en la portada o en secciones destinadas especialmente para ello. Pero lo más frecuente es que los poetas editaran sus propios semanarios para mostrar al mundo sus obras.

Álbum de recuerdos de los señores Portela Pérez a la memoria del joven poeta Albino SimánLa obra Veira do Lérez del periodista, poeta y orfeonista pontevedrés Albino Simán que utilizó el pseudónimo de Gaiteiro d’o Lérez. Era Ayudante de la Principal de Correos de Pontevedra y falleció muy joven tras una larga dolencia el 10 de julio de 1980. Pocos años antes había escrito en el periódico que dirigía en El Chisme Periódico semanal de carácter crítico e literario en 1884 que era un periódico independiente, recreativo, tempestivo y joco-serio por el módico precio de 40 céntimos al mes. De Simán es el divertido poema en su sección Epitafio: "Eiqui un periodista hay/morto de fame... e de frío,/xa non ten forzas nin brio,/¡vaya unha calamidá!/Xa non fala nin escribe,/a naide lle sigue a pista/ó probe xa non ten vista/¡Morreu de dibilidá!". Poco a poco, Pontevedra se convirtió en un polo de atracción y emigración por la gran oferta cultural. Escribir poesías era un síntoma de distinción, era elegante y culto. Además, era un modo de hacer crítica política o de las costumbres sociales del momento. Para protestar cuando no llegaban las crónicas del colaborador coruñés con el pseudónimo La Lucha obrera, El Chisme publicaba: "Oyes tú, Obrera Lucha/¿Por qué no llegas acá?/¿Te copan en el camino/O te taponaron ya?".

Algunas firmas del s. XIX fueron poetas como José Benito Amado Boullosa (que publicaba con el pseudónimo de Juan de Lérez), Albino Simán (con el pseudónimo de Nobial o El Gaiteiro de Lérez), Fernando Anciles, Xoán Manuel Pintos, Isidoro Fernández Monje, Andrés Muruais Rodríguez, Lois Estévez o Celso García de la Riega del que extracto la primera estrofa de A Ella publicado en 1886: "Mansa corriente que llevas/en tus cristalinas aguas,/en tus límpidos cristales,/los gemidos de las auras./No murmures, río Lérez,/de mis penas y mis ansias,/que mis penas son de amores/y mis ansias son del alma".

Simán publicó en reiteradas ocasiones, en su semanario El Chisme indirectas muy directas en 1884 al alcalde de turno, D. Antonio Vázquez, sobre el reloj municipal de Pontevedra: "Hablemos, sí, pero en verso/o en berza; pues señor,/empecemos ya tratando/el municipal reloj:/Vamos á ver/¿qué sucede/ en este misterio atroz,/pra que al pueblo no venga/ese reloj... tan relós?/¿Qué sucede, Don Antonio,/qué sucede. ¡por favor!/conteste V. Sr. Vázquez/contésteme V. por Dios".

Toda esta actividad cultural convirtió a Pontevedra en un polo de atracción para poetas y literatos que se asentaban en la ciudad desde lugares muy diversos, no sólo de Galicia sino de toda España. Ejemplos de firmas del s. XX son Luis Amado Carballo, Juan Bautista Andrade, Xoán Vidal Martínez, Gerardo Álvarez Limeses, Cándido Viñas Calvo, Celia Vidal, Herminia Fariña o Modesto Bará, que fundó la revista Hebe y Alborada con colaboradores como Ramón Cabanillas, Vicente Risco o Ramón Otero Pedrayo. De Cándido Viñas Calvo publicado en 1947 podemos leer en La Noche: "Bajo el Monasterio el río/es espejismo de ensueño,/amoroso salón que/ brinda sonrisas y besos", con relación al monasterio de Lérez.

En 1920 una alpargatería local se anunciaba así: "Hay que reconocer señores/que la buena alpargata/es la que vende Roldán/el autor de Raja Larga./Esta acreditada casa/que tanto se ha distinguido/en cuestión de alpargatas/os presenta un gran surtido/anunciador del verano/ tan deseado y querido./Así que debéis comprar/alpargatas a Roldán./Calle Quiroga 30/Esquina Plaza del Pan".

Hubo un tiempo, a principios del s. XX, en que la poesía servía para ligar-cortejar en público. Así en la prensa se podían leer poemas incendiados hacia jóvenes con nombre y apellido, y álbumes dedicados a mujeres con poesías y dibujos. Los poetas de antes eran de procedencias muy variopintas, jueces, trabajadores de Correos, diputados o periodistas, y periódicos como El Buscapie, El periódico o Ciudad, que en 1945 tenía una sección de media página con el nombre Nuestros poetas.

Hoy la prensa ya no publica poesías, pero gracias a los certámenes como la del Pazo de La Saleta, que animan a la gente a enviar manuscritos inéditos, los poetas tienen la posibilidad de darse a conocer. En Pontevedra gracias a la editoriales como Editorial Literarte o Discursiva podemos disfrutar de la lectura de escritores de poesía algunos anónimos y otros no tanto; en resumen, de estos grandes poetas.

Pontevedra, cien años de poesía en prensa