martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Procedente del audiovisual, imparte conferencias, presenta ponencias, escribe artículos e imparte clases. Apasionada de las nuevas tecnologías.

Raymundo Vázquez y la virgen del volcán de La Palma

La erupción del volcán de San Juan y una promesa propició la donación de una talla monumental, que hoy preside lo alto del barrio de Las Manchas en La Palma, conecta directamente a Pontevedra con la isla y el volcán
Raymundo Vázquez en su casa de La Atlántida. FAMILIA VÁZQUEZ
Raymundo Vázquez en su casa de La Atlántida. FAMILIA VÁZQUEZ

UNA TALLA de dos metros de la Virgen de Fátima preside la boca del volcán de San Juan en La Palma (Canarias). Permanece allí testigo de una erupción volcánica de 1949 debido a una promesa hecha por el párroco de la localidad de Las Manchas, Blas Santos Pérez, si se salvaba la ermita San Nicolás de Bari del paso de la lava. La promesa consistía en levantar un monumento a la Virgen de Fátima a la que le había implorado la salvación de la iglesia de la destrucción.

En aquella ocasión, el río de lava se acercaba peligrosamente a la ermita de San Nicolás de Bari y en previsión se habían llevado las imágenes religiosas, puertas, campanas, retablos e incluso ventanas a la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, en Los Llanos de Aridane. Pero, por suerte, "La lava, en el curso que lo calcinaba todo a su paso, bordeó la iglesia y no le causó el mínimo daño", la lava se quedo a unos cien metros de la ermita.

Erupción del volcán de San Juan en 1949. ARCHIVO FOTOGRÁFICO HISTÓRICO DE CANARIAS FEDAC

Fueron dos canteros de Pontevedra, trabajadores del conocido constructor pontevedrés Raymundo Vázquez Fernández, los que tallaron en 1951 en Pontevedra el monumento a la Virgen de Fátima que hoy preside el pueblo de Las Manchas en la isla de La Palma, en conmemoración de la erupción de San Juan y en cumplimiento de la promesa. La talla de granito, cuyo boceto es de Gonzalo Cárdenas, es de dos metros de alto y de un peso de tonelada y media y antes de partir fue bendecida en Santiago de Compostela, el 28 de abril de 1952, en una ceremonia solemne por el arzobispo de Santiago Fernando Quiroga Palacios como ofrenda de Galicia al lugar de El Paso.

La talla se recibió 18 de mayo de 1952 en la parroquia de San José en Tenerife, "Nuestra capital, que con tanta emoción y reverencia recibió la sagrada imagen de Nuestra Señora de Fátima, donada por Galicia a la Isla de La Palma, con el fin de que sea emplazada en la misma linde donde se detuviera, a su conjuro milagroso, a su celestial intercesión", resaltaban las crónicas locales.

Una inscripción en el monumento recuerda el hecho y dice así: "Imagen de Nuestra Señora de Fátima labrada con devoción y entusiasmo en los talleres del constructor pontevedrés Dn. Raymundo Vázquez Fernández por encargo del Excemo. Sr. Dn. José Fariña Ferreño - Año de MCMLI".

En España existen diferentes zonas volcánicas como en Alcolea de Calatrava, Ciudad Real, que es el único volcán activo en la Península, de tipo estromboliano, como los de La Palma. Fuera del territorio peninsular, las islas Canarias son formaciones de tipo volcánico y una zona caliente en el mapa de la vulcanología.

El pasado domingo 19 de septiembre erupcionó en la isla de La Palma, después de un persistente enjambre sísmico, la montaña llamada Cumbre Vieja, que forma parte de un parque natural. Con anterioridad se recuerdan tres erupciones recientes en las islas, la erupción submarina en El Hierro en 2011 y la del Teneguía el 26 de octubre de 1971, que apenas causó daños valorados en unos seis millones de pesetas, y la erupción de San Juan en 1949 más dañina, las dos en La Palma. Desde que hay registros estas fueron las erupciones a lo largo de los siglos: la de Los Llanos en 1585, En 1646, la erupción de Tigalate, en 1667 la erupción de Fuencaliente y finalmente en 1712 la erupción del Charco.

La Virgen donada por los gallegos a la isla fue con motivo de la erupción del volcán de San Juan. La mañana de 24 de junio de 1949 erupcionó el volcán del Mambroque o San Juan en la isla, que se llamó así por coincidir el día con la festividad de este santo. En aquella ocasión los registros referían, como decía, que la anterior erupción en La Palma había sido hacía 237 años. La erupción de tipo estromboliano abrió tres bocas que provocaron una columna de humo de tres kilómetros y se produjo un incendio en los bosques cercanos. Una nube de ceniza cubría la isla y la corriente de lava alzó en algunos puntos 500 metros de ancho. Una erupción que afectó a El Paso, Puerto Nao y Todoque. Estos son algunos de los lugares afectados de nuevo por el volcán Cumbre Vieja estos días.

Así se relataba el ingeniero Bonelli Rubio el inicio de la erupción del volcán de San Juan: "A las nueve de la mañana del día 24 de junio de 1949 un pastor que se encontraba en las inmediaciones de la montaña del Duraznero, en la isla de La Palma, huyó aterrorizado al ver que se agrietaba la tierra, salía humo de las aberturas y se oían misteriosos ruidos subterráneos". Y proseguía: "En Los Llanos, El Paso y Puerto Naos los movimientos fueron sentidos por todos sin excepción. Se movieron cuadros, golpearon puertas y ventanas, oscilaron las lámparas, se derramó el agua contenida en vasijas y algún reloj de péndola se paró". "Las lavas, en parte por su fluidez y en parte por la accidentada topografía de la isla, avanzan rápidamente en cascada por los barrancos de la montaña hasta llegar al llano de Las Manchas, por dónde camina ya más lentamente, aun cuando conserve una velocidad de dos metros por minuto, que pude medir en las cercanías de la carretera general con bastante exactitud", sigue Bonelli en su relato; muy similar al de la actual erupción de Cumbre Vieja. Las coladas de lava llegaron al mar produciendo enormes columnas de humo por la diferencia térmica de la que se hizo eco el NODO de la época con imágenes impactantes en blanco y negro.

Hoy los habitantes de Todoque ven con angustia cómo lo pierden todo y la lava se acerca a la iglesia del pueblo. La historia se repite. Ánimo La Palma, estamos con vosotros.

Raymundo Vázquez y la virgen del volcán de La Palma
Comentarios
ç