jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Procedente del audiovisual, imparte conferencias, presenta ponencias, escribe artículos e imparte clases. Apasionada de las nuevas tecnologías.

Vila Pilar, de Martínez a Trapote

EL ARTÍFICE DE la construcción de “Villa Pilar” fue un pontevedrés emprendedor y filántropo que hizo fortuna en América.

Manuel Martínez Bautista nace en 1823 en Pontevedra, hijo de Rosendo Matínez Pazos , natural de Tenorio, y Juana Bautista Lubiáns , de Pontevedra y es el segundo de nueve hermanos. A Manuel sus padres lo embarcan hacia La Habana en 1840 con una carta de recomendación dirigida a Pedro Fernández Villaverde , abogado y político, padre de Raimundo Fernández Villaverde, famoso hacendista de finales del siglo XIX y comienzos del XX, al que Madrid le ha dedicado una de sus principales calles.

Una vez en la isla, Manuel abre un almacén de vajillas, al que llama “La joven América” . Tras él le seguirían sus hermanos Gabriel, Juan y Bernardo, este último construyó el edificio del Café Moderno de Pontevedra en cuyo portal aún se pueden ver sus iniciales.

En Cuba Manuel empieza a hacer fortuna, mientras su hermano Juan lo hace en Nueva York como corredor de bolsa. Una fortuna tan considerable que cuando fallece Juan, Manuel se instala en la ciudad de los rascacielos para gestionar tan ingente patrimonio. Allí continúa con el negocio de la banca e inversiones en bolsa iniciado por su hermano.

Bernardo, otro de sus hermanos, se casó en Cuba con Rufina Herrera y tuvo tres hijos “Antonio, Juana y María, y decidió volver a su ciudad natal para pasar aquí los últimos años de su azarosa vida”, explica Rafael L. Torre. Se conserva en el Museo de Pontevedra un magnífico retrato de Bernardo, de 1907, obra del pintor Dionisio Muñoz de La Espada.

Manuel, en una de sus frecuentes visitas a Pontevedra, decide construir “Villa Pilar” y encarga el proyecto al arquitecto Antonio Crespo . La obra dura seis años y finaliza en 1905, según consta en la fachada. El edificio se divide en semisótano, tres plantas, una planta bajocubierta y un pequeño jardín con palmeras. Ya en el interior, la mansión cuenta con tres salones con todo lujo de materiales, mármol de Carrara y maderas nobles pero, cosa curiosa, con un solo baño y una cocina pequeña en el proyecto original. Manuel Martínez fallece sin descendientes en Nueva York y está enterrado en el cementerio de Green-wood en Brooklyn. La villa la hereda su sobrino, Ramiro Trapote.

Precisamente revisando la correspondencia de Manuel Quiroga me encontré con este apellido e investigando un poco más llegué hasta Ramiro Trapote Martínez que nace en Pontevedra en 1876. Ramiro era ingeniero y aunque reside en Nueva York hereda “Villa Pilar” a la muerte de su tío Manuel Martínez. La prensa de la época, como era costumbre entre las clases acomodadas, daba puntual información sobre las llegadas y salidas de Trapote de Nueva York a Pontevedra, donde pasaba los veranos precisamente en la villa heredada. Ramiro es por ahora el único testigo del multitudinario concierto de Manolo Quiroga en el Teatro Hippodrome de Nueva York en 1914, como así lo relata en una carta enviada al padre del violinista. Ramiro fallece en noviembre de 1954 en Nueva York y su nombre también aparece en el cementerio de Green-Wood en Brooklyn, el panteón de San Mauro entiendo que pertenecería a su padre.

Consta, en la hemeroteca del Diario de Pontevedra , el fallecimiento en 1925 de Dolores Martínez Bautista , viuda de Trapote, hermana de Manuel y madre de Adriana (ausente), Isolina, Ramiro (ausente) y Clodomira. “Villa Pilar” pasa de Ramiro a su sobrina Pilar Pardo Trapote hija de Isolina, y en la actualidad pertenece a los herederos de Pilar Pardo .

Fuentes: Hemeroteca, Xosé Fortes, Martiño Suárez, Rafael L. Torre, Nito Ferrer y correspondencia privada de Manuel Quiroga.

Vila Pilar, de Martínez a Trapote
Comentarios
ç