Martes. 18.06.2019 |
El tiempo
Martes. 18.06.2019
El tiempo

El día 'D' del PSOE

ESTA SEMANA hemos asistido a la constatación de un hecho, políticamente hablando, el PSOE, aquel partido fundado por un ferrolano, sigue fracturado, pero si algo ha quedado claro tras las presentaciones de los avales es que ni Pedro sánchez estaba tan muerto como presumían los barones, ni susana Díaz va a ganar de calle. En lo que casi todos acertaron es en el papel simbólico de Patxi López en este proceso de primarias.

Si a nivel nacional la división es evidente, en Galicia, más allá del enfrentamiento que mantienen históricamente Norte y sur por el control del PsdeG, el partido está totalmente roto, con una gestora que sigue en funciones, pese a que ya finalizó su mandato, y con dirigentes que ya no ocultan sus diferencias ni apoyos.

En Galicia Pedro sánchez obtuvo unos mil avales más que Susana Díaz, pero llama poderosamente la atención que en la provincia de Pontevedra el político madrileño obtuviera cerca de 400 apoyos más que la andaluza, 30 de ellos en la capital donde el equipo de trabajo liderado por Tino Fernández consiguió reunir casi 120 firmas frente a las 90 de los partidarios de Díaz. Eufórico estaba Tino Fernández por haber ganado esta primera batalla, aunque el pontevedrés es consciente de que todavía queda mucho por hacer para que Pedro sánchez vuelva a liderar el PSOE. Hasta el próximo domingo, día 21 de mayo, tienen los candidatos para convencer no ya a los indecisos, que los hay, sino para intentar conseguir restar apoyos entre sus rivales.

El objetivo pasa por desactivar la candidatura de Patxi, convencer al expresidente del Congreso de que arroje la toalla para que sánchez y Díaz se midan en un duelo de resultado incierto. De ahí los cantos de sirena que ya se están escuchando. Los afiliados están llamados a las urnas el día 21 y todo puede pasar, aunque no estaría de más que alguno de los dirigentes del PsOE en la provincia haga autocrítica porque a nadie se le escapa que además de perder la batalla de los avales, cada vez es más evidente que o cambian el talante y el discurso o la sorpresa puede ser mayúscula. En buena sintonía a veces uno se encuentra políticos que, independientemente de sus ideas, se cae bien más allá de que uno milite en el PP y el otro en el BNG, políticos que son capaces de anteponer el interés general al partidario y que no tienen ningún reparo a dejarse ver juntos, relajados e incluso bromeando.

Evidentemente me refiero al presidente de la Xunta, alberto Núñez Feijóo y al alcalde de Pontevedra, Miguel anxo Fernández Lores. Esta semana, en la gala Pontevedreses 2016 que organiza Diario de Pontevedra, los dos volvieron a dejar la cara más saludable de política, otra cosa bien distinta, es lo que ocurra en lo despachos, entre bambalinas, pero que Feijóo y Lores se caen bien es un hecho. Algo parecido ocurre también, aunque ambos militen en el mismo partido, entre Luís Rei y Luis Villares y viceversa, de los que ya he hablado en algún que otro artículo.

El día 'D' del PSOE
Comentarios