lunes. 13.07.2020 |
El tiempo
lunes. 13.07.2020
El tiempo

La Guerra de los Rose

DE UN TIEMPO a esta parte el PSdeG - PSOE se parece cada vez más a una pareja empeñada en pelearse por todo, aunque ambos miembros saben que se necesitan, pero acaban por destruirse.

Los psicólogos definen esa relación como ‘hostil dependiente’, el ya popular «ni contigo ni sin ti», pero que nadie se asuste porque la situación se puede reconducir con la puesta en marcha de algunas pautas.

No pretendo hacer de psicólogo, pero he querido buscar un ejemplo gráfico para describir lo que está ocurriendo entre los socialistas gallegos, divididos en dos familias, los de Abel y los de Leiceaga, fundamentalmente porque también los hay que enredan en ambos bandos como si se tratara de agentes dobles que intentan desestabilizar a unos y otros en beneficio propio.

Por eso recurro en esta ocasión a la película ‘La Guerra de los Rose’ (1989), que protagonizaron Michael Douglas y Kathleen Turner. Los dos estaban profundamente enamorados, pero por un incidente acaban peleándose, aunque son incapaces de vivir el uno sin el otro.

Más o menos eso es lo que le sucede al PSdeG, desde mi punto de vista. Todos quieren vivir en una casa común, pero nadie quiere ceder un ápice de su poder y de ahí los encontronazos a los que hemos venido asistiendo desde que Méndez Romeu perdió unas primarias a las que nunca debió presentarse.

Algunos dirigentes han querido mediar entre Abel Caballero y Xocas Leiceaga, pero aunque ambos han posado con la mejor de sus sonrisas ante las cámaras, lo cierto es que lejos de los focos la guerra continúa.

No ha ayudado tampoco que el partido a nivel gallego esté dirigido por una gestora y que Pilar Cancela en estos meses se haya preocupado más de formar parte del gobierno en la sombra de Pedro Sánchez que de intentar apaciguar los ánimos en Galicia.

Hay quién insinúa incluso que a nivel gallego los hilos los sigue moviendo Gómez Besteiro.

Con este panorama no parece raro que en el PPdeG se froten las manos porque ellos han cerrado filas con Alberto Núñez Feijóo y no se prevén tampoco demasiados problemas en la elaboración de las listas con las que concurrirán a las elecciones autonómicas de octubre.

La Guerra de los Rose
Comentarios