lunes. 13.07.2020 |
El tiempo
lunes. 13.07.2020
El tiempo

¡Se armó el belén!

Será porque el espíritu navideño inunda todos los rincones de Pontevedra que la oposición (PP, PSOE, En Marea y Ciudadanos) no ha querido dejar pasar la oportunidad de ‘armar el belén’ aprovechando la discusión de los presupuestos de 2017 y a la vista de las reacciones parece que ha conseguido su objetivo. Misión cumplida y ahora qué.

PP, PSOE, En Marea y Ciudadanos deben manejar con cuidado el valor de su ‘pinza’, pero también deben ser conscientes de que el bloqueo a medio plazo del Concello de Pontevedra puede perjudicar el desarrollo de distintos proyectos o actividades y de rebote al tejido empresarial de la ciudad.

En el BNG ya preparan la respuesta al órdago de la oposición en forma de moción de confianza. Atentos al Pleno de mañana.

Si entendemos esta ‘crisis’ como un ‘brindis al sol’ tanto en los gestos como en las opiniones, incluida más de una salida de tono, lo sucedido esta semana vendría a reforzar este argumento.

El BNG denuncia una ‘moción encubierta’ contra el Gobierno local de Pontevedra y va Ana Pontón y convoca una rueda de prensa para exigir a Luís Villares, al que discuten en En Marea, y a Leiceaga, que bastante tiene con ir capeando el temporal socialista, que frenen la operación. Más le valdría haber pedido a los suyos autocrítica, diálogo, generosidad, negociación y concesiones porque aunque se puede gobernar en minoría a veces es necesario contar con algún apoyo.

Otro que tampoco estuvo muy afortunado en sus declaraciones fue César Mosquera, que deja entrever dificultades de futuro en el pacto con el PSOE en la Deputación si las cosas siguen igual en el Concello y es que, desde que Tino Fernández dinamitó cualquier posibilidad de alianza con el grupo municipal del BNG, todo el mundo se siente incómodo con el portavoz socialista en la Corporación Municipal.

Ya en su día los socialistas, en tiempos de Antón Louro, amagaron, de puertas adentro, con romper un pacto de Gobierno en el que no se sentían cómodos, pero no encontraron la fuerza necesaria para dar el paso adelante y agotaron el mandato gobernando con el bloque.

Por eso creo que aunque ‘incómodo’, el BNG mantendrá el pacto de Gobierno en la institución provincial hasta el final.

Llama también la atención la estrategia del PP de Jacobo Moreira a no ser que vea peligrar su papel de ‘azote’ del Gobierno de Lores o que siga el ‘argumentario’ del partido en Madrid al pie de la letra y se haya lanzado a la desesperada búsqueda de apoyos.

Año y medio después, más de uno se sigue preguntando qué hace la ‘ciudadana’ María Rey, una ‘isla’ en la Corporación Municipal, más preocupada en que no le llamen la atención si llega a acuerdos puntuales con el BNG que del interés general de los pontevedreses.

Nadie entiende que no sea capaz de rentabilizar la fuerza de su voto y que prefiera seguir formando parte de una ‘pinza’ en la que siempre acaba teniendo un papel secundario.

No estaría de más que alguno volviera a hojear la hemeroteca para ver cómo acabaron algunos pactos de gobierno o, simplemente, para descubrir que Feijóo ya decía en 2008 que el AVE llegaría a Galicia en 2020.

Del AVE y del dónde dije… del ministro De la Serna poco más que añadir.

¡Se armó el belén!
Comentarios