domingo. 19.09.2021 |
El tiempo
domingo. 19.09.2021
El tiempo

Agitar... Pero hoy no

Violeta Mosquera será a encargada de dar o pregón que inicie os festexos. BEATRIZ CÍSCAR
Violeta Mosquera. BEATRIZ CÍSCAR

Lunes

Es un debate interesante el del coche oficial, sobre todo cuando se plantea como tal y no como una reprimenda: en eso se equivoca Rafa Domínguez. La moción defendida hoy por el líder de los populares iba de eso, motivo suficiente para que BNG y PSOE la despejasen al patadón sin molestarse, siquiera, en explorar el fondo de la cuestión. ¿Tiene sentido que un alcalde disponga de coche oficial en pleno año 2021? Mi opinión -suponiendo que a alguien le importe y ya me parece mucho suponer- es que no. Y no se trata de una posición relacionada con la entidad o tamaño de la ciudad, como deslizó Domínguez en su intervención: sinceramente creo que ningún alcalde debería tener coche oficial a estas alturas de la película, aunque estén en su perfecto derecho, ojo. Con la agenda europea de transición ecológica en marcha, las nuevas generaciones clamando por formas alternativas de relacionarnos con el planeta y al timón de una ciudad referente en movilidad o protección del medio ambiente, tampoco parece descabellado reclamarle al equipo de gobierno alguna medida más ambiciosa e imaginativa que la de comprar un coche híbrido para llevar y traer al alcalde. Si yo estuviese en la posición de Lores, me iría hoy mismo a cualquier colegio de la ciudad y preguntaría por esta cuestión a los niños: por norma general, son menos ruidosos y más reflexivos que el 90% de los adultos.


Martes

En un acto presidido por Pablo Casado -y bajo el sugestivo título de Concordia- uno de los ponentes llamó "hijo de puta" al primer ministro de los Países Bajos y el otro negó el golpe de Estado de 1936 sin que el líder de los populares se atreviese a mucho que más que a esbozar una ligera sonrisa. Es el tipo de cosas a las que uno puede dar la importancia que considere oportuna, solo faltaría, pero que dicen mucho más de los silencios que de las propias palabras en sí. No se lo pone fácil Casado a los suyos y, al mismo tiempo, se podría decir justo lo contrario: se lo está poniendo demasiado fácil Casado a los suyos, empezando por una Isabel Díaz Ayuso que ya no necesita ni marcarle la agenda para verlo tambalearse en su banqueta de dos patas.


Miércoles

Ayer por la tarde se anunció que Violeta Mosquera, batería de la banda Bala, será la pregonera de las fiestas: welcome to the jungle, Pontevedra. A los de los cuernos, el negro y las Converse zarrapastrosas nos representa Vio mejor que nadie en esta ciudad, así que ya se podrán imaginar la euforia y el nivel estético que aportaremos algunos de los asistentes al acto del próximo mes: a poco que nos quitemos de encima esta quinta ola y se relajen un poco las medidas anticovid, acabamos arrastrando a Lores y Da Silva al agujero negro que dibuja siempre un buen circle pit. Como casi siempre, todo será cuestión de Agitar... Menudo temazo.


Jueves

Leo por ahí que Albert Rivera, Vargas Llosa y Leopoldo López serán algunos de los encargados en impartir un máster de liderazgo político impulsado Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros. Así de entrada, se me ocurre que podrían haber invitado también a Quique Setién o a Beatriz Pino, no se vayan a quedar cortos en referentes. "Que fermoso país pero que carallo de xente", diría el gran Laxeiro si tuviera que valorar semejante cuadro.


Viernes

Esta ha sido la semana de los frikis de ultraderecha en su batalla por hacer creer al mundo que Galicia es una tierra hostil con el turista. El lunes, uno de ellos se molestaba porque el Concello de Baiona publicitaba las actividades previstas para el verano en gallego y hoy, otro igual de indecente, relataba una anécdota que, no nos engañemos, solo ocurrió en su imaginación. "He llamado para reservar un sitio para cenar ocho en Ferrol. Me dicen que no tienen", relataba en su cuenta de Twitter. "He esperado quince minutos y ha vuelto a llamar, esta vez con acento gallego. De repente tiene de sobra: madrileñofobia". Bueno, bien… Sería la primera vez en la historia que un hostelero gallego renuncia voluntariamente al placer de timar a ocho madrileños con ganas de tocar las narices pero, sobre todo, sería la primera vez que un idiota engaña a un paisano modulando el acento con cuatro ocurrencias como "riquiño", "droja en el Colacao" y "el concepto es el concepto": nos están dando el verano de nuestras vidas estos romanos.

Agitar... Pero hoy no
Comentarios
ç