Lunes. 22.04.2019 |
El tiempo
Lunes. 22.04.2019
El tiempo

El final te sorprenderá

Rafa parece decidido a utilizar el miedo como arma disuasoria

Rafa Domínguez y Miguel Anxo Fernández Lores volvieron a protagonizar un encontronazo dialéctico en el último Pleno. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Rafa Domínguez y Miguel Anxo Fernández Lores volvieron a protagonizar un encontronazo dialéctico en el último Pleno. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

A RAFA Domínguez le preocupa la radicalización del BNG y de ello quiso dejar constancia en el último pleno municipal. Al parecer, y ateniéndonos a sus propias palabras, los nacionalistas están haciendo demasiadas cosas de nacionalistas, lo que me recordó a aquella famosa escena de Padre de Familia en la que Peter Griffin se acerca a Adolf Hitler y le pregunta: ¿Qué haces? ¿Cosas nazis?. Una vez metido en faena, Domínguez se multiplicó tratando de recordar a la concurrencia que Lores está a favor de la autodeterminación, que a Bará no le gusta la monarquía y que BNG, Bildu y ERC reeditarán su alianza independentista de izquierdas de cara a los próximos comicios europeos. Hasta en una docena de ocasiones citó Rafa el nombre de Arnaldo Otegi, tantas que uno ya no sabe si quiere echarlo de España o ponerle una calle en Monteporreiro. Nunca interrumpas a tu adversario cuando está cometiendo un error, respondió Lores echando mano de Sun Tzu y El arte de la guerra.

Esta obsesión de Domínguez por incluir el factor Otegi en la inminente campaña electoral no debe sorprender a nadie. Lo hacen los líderes nacionales delPartido Popular un día sí y otro también, incluido un Javier Maroto que cuando gobernaba el ayuntamiento de Vitoria defendía sus pactos con Bildu de la siguiente manera: No me temblarán las piernas para llegar a acuerdos con nadie. Y creo que eso es bueno. Ojalá cundiese el ejemplo. Corría el año 2013 y Antxon Belakortu, el concejal de la izquierda aberzale encargado de negociar aquellos presupuestos municipales, le devolvía tan buenas palabras con un cariñoso le he cogido hasta cierto aprecio. También Borja Semper incidía en la misma línea de diálogo y colaboración sin ningún tipo de cordón sanitario: El futuro de Euskadi se tiene que construir también con Bildu. Algo ha cambiado para peor en la política de este país cuando las viejas heridas se pretenden reconvertir en jugosos caladeros de votos.

La estrategia de Domínguez parece clara y, por qué no decirlo,un poco desesperada: asociar el nombre de un indeseable como Otegi al de un alcalde, Lores, que se pasea cada día por su programa electoral: la ciudad de Pontevedra. El orgullo es un sentimiento que solo puede combatirse desde el mismo espectro emocional y Rafa parece decidido a utilizar el miedo como arma disuasoria, un movimiento peligroso por ambivalente: puede granjearle las simpatías de aquellos votantes conservadores que votan a Lores, devolverlos al redil, o puede suceder que ese mismo votante se sienta insultado en la propia inteligencia. A fin de cuentas, simplificar el mensaje hasta el punto de decir que votar a Lores es votar a Otegi, no hace más que señalar como cuasi terroristas a varios miles de votantes que, asegura el propio Rafa, pretende recuperar.

La política municipal es otra cosa. O debería serlo, al menos. Del Rafa Domínguez propositivo, el de sus primeros días al frente de PP local, hemos pasado a esta versión tensionada de las últimas semanas, empeñado en obtener una declaración concreta que poder utilizar en esos vídeos que circulan por las redes sociales y los grupos de WhatsApp. ¿Que defende o BNG de Lores?, se pregunta en uno de los últimos aprovechando la réplica del alcalde en el pleno del lunes. En dicho vídeo podemos ver a Lores reafirmándose en su ideario político, el mismo que ha defendido siempre, pero esta vez en un formato con aire de manual para dummies, lo que puede traducirse como manual para maniquíes o manual para tontos. Yo, que jamás destaqué por inteligente, espero impaciente un nuevo montaje en el que se nos explique el posicionamiento del BNG con respeto a Ence, quién sabe si acompañado por ese enunciado tan tuiteril de el final te sorprenderá.

El final te sorprenderá
Comentarios