martes. 18.02.2020 |
El tiempo
martes. 18.02.2020
El tiempo

Silvia Satisfyer

Peaje de la AP-9 en Alba. GONZALO GARCÍA
Peaje de la AP-9 en Alba. GONZALO GARCÍA

Lunes:
A David lo vamos a recordar todos como a un chaval feliz, con su palillo en la boca y la visera siempre calada. Llevo un buen rato intentado decidir qué decir sobre él y me he acordado de una anécdota que me contó nuestro amigo Joaquín hace unos años: "estaba jugando al GTA en línea con unos coreanos, una noche, y me puse a atracar un banco. De repente, mi personaje estaba rodeado por un montón de policías, no tenía manera de escapar, hasta que vi aparecer un coche en la puerta con unas letras escritas en el parabrisas: Torete". Por si no ha quedado claro, el vehículo lo conducía el personaje de David, para sorpresa del otro, siempre dispuesto a echar una mano a cualquiera que lo necesitara, incluso en la enormidad casi infinita del mundo virtual.

Martes:
El sanchismo no es solo una corriente política sino también estética, qué duda cabe. El presidente del Gobierno es lo que mi madre definiría como "un auténtico bellezón" y, al menos en Pontevedra, el peso de su estela guapérrima ha recaído sobre Tino Fernández. Su nuevo look, con barbita de villano mediterráneo incorporada, ha causado furor en las redes y, me consta, también entre sus compañeros de corporación. Pontevedra necesita unos presupuestos cuanto antes pero sin dejar de lado un poco de amarillismo, algo de diversión en forma de comidilla social, que es precisamente lo que nos ha dejado la foto del teniente alcalde en el muro de Facebook de su pareja. "Me parece extremadamente sexy el aroma de tu inteligencia. Cada día más guapo", escribió Gabriela junto al emoji de in love. Ahora solo falta saber qué opina de todo esto Raimundo.

Miércoles:
Habló Santiago Abascal, en la última sesión del de debate de investidura, de un nuevo caso de violación múltiple cometida por emigrantes en Murcia. Hoy sabemos que la policía, la juez y el fiscal ven "múltiples incoherencias, contradicciones y lagunas" es las declaraciones de las tres hermanas norteamericanas, que contrataron en su país un seguro que las indemnizaría en caso de sufrir una agresión sexual en su viaje a Europa. Así acostumbra a encarar la ultraderecha el juego de la política: con miedo y mentiras. Tristemente, además, así acostumbra también a ganarlo: arrastrándonos a debates ficticios en los que todos perdemos menos ellos.

Jueves:
La RAE (Real Academia Española) ha aprobado su dictamen contrario a adaptar la Constitución al lenguaje inclusivo, tal y como le solicitó hasta en dos ocasiones la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Por fortuna, y como dijo una prestigiosa traductora hace unos años "la RAE no es la Dirección General de Tráfico". No olvidemos nunca que el idioma es nuestro, no suyo.

Viernes:
Lo cuenta nuestro compañero Santy Mosteiro en el periódico de hoy: apenas 12 días después de haber rubricado un acuerdo que ambas partes calificaron de histórico, han surgido las primeras discrepancias entre BNG y PSOE a cuenta de cómo y cuándo se llevará a cabo la gratuidad de la AP-9. "Ya nos gustaría contar con recursos pero de la noche a la mañana, es decir, en 2020, la AP-9 no se va a convertir en una vía gratuita", declaró el diputado socialista por la provincia de Pontevedra, Guillermo Meijón. Sus palabras han creado cierta estupefacción entre los nacionalistas que, de momento, se muestran confiados en que "se respecte e cumpra o firmado". Siendo prácticos, digo yo, igual deberíamos pedir que, además de los viajes de ida y vuelta en el mismo día, nos sean bonifacadas también las palomitas porque hay partido, parece, y estas cosas siempre dan un poco de hambre.

Sábado:
Ayer se celebró la ya clásica comida de navidad del PP local con la prensa de la ciudad y la estrella de la noche fue, sin duda, Silvia Junco. Contó Rafa Domínguez, visiblemente acatarrado, que la ex edil de Oviedo confundió una fotografía del famoso Satisfyer con un limpiador de poros faciales durante la boda del también concejal Pablo Fernández, para descacharre del personal. A cada cita de Junco que reproducía Domínguez "lo uso casi a diario", "te deja como nueva", etc, acompañábamos los presentes con una sonora risotada mientras la protagonista se iba poniendo roja por momentos, algo impropio en una militante popular. Por supuesto, la frase que más escuché el resto de la noche fue "Cabeleira, no lo cuentes". Y en esas ando, supongo: intentando convencer a Silvia ‘Satisfyer’ Junco de que su secreto está a salvo con nosotros, en esta su nueva ciudad

Silvia Satisfyer
Comentarios