miércoles. 18.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 18.05.2022
El tiempo

Usted lo sufrirá

Una mujer ucraniana y su hijo huyen del país. EFE
Una mujer ucraniana y su hijo huyen del país. EFE

El otro día anunció un señor en la tele, no recuerdo en cuál, que lo que iba a decir a continuación era algo importante. Lógicamente, el presentador dio paso a la publicidad pidiendo a la audiencia que se quedase con ellos porque a la vuelta de la pausa, que duró seis minutos, el señor iba a decir algo importante. Esperé con la lógica impaciencia, pues el programa iba de la invasión rusa de Ucrania y el señor no era un cualquiera, sino uno que trabajaba como experto en una agencia internacional dedicada a la política geoestratégica, o algo así.

Tras la pausa publicitaria, el tío cumplió su palabra y dijo algo importante: que las sanciones a Rusia tenían que ser lo suficientemente duras como para que las sufriese la población, pues de otra manera no serían eficaces. Lo soltó así, todo serio, con una barba muy bien recortada y en lo que parecía ser el amplio y lujoso salón de una casa muy cara.

Esas sanciones, que deberán ser muy duras para que las sufra el pueblo, las notarán en cosa de meses, cuando la guerra haya terminado. Y claro, una señora rusa de 90 años que nunca se metió con nadie, lo pasará fatal porque su presidente decidió invadir otro país. A Putin, lógicamente, le da igual que congelen sus activos personales, ya cogerá otros. Pero si la señora de 90 años no puede comprar una pieza de fruta para alimentar a su bisnieto, eso, dicen los expertos, eso sí hará reflexionar a Putin sobre las consecuencias de sus actos. Estamos locos. Pero el experto tenía algo que añadir y procedió a hacerlo. Siguiendo con su argumento, dijo que las sanciones contra Rusia debían ser tan duras, pero tan tan duras, que inevitablemente tendrían también un alto coste para la población europea. O sea, venía diciendo, para que Putin sufra, toda la poblacion de Europa, de punta a punta, a uno y otro lado, tiene que arruinarse durante años

Por otra parte, estamos viviendo ya en Occidente el coste de la guerra, y eso que empezó esta semana. Al encarecimiento de la energía, dicen los que saben, seguirán los alimentos, los metales, los minerales, el transporte, o sea, todo. Al experto de la tele no le faltará de nada, claro. Pertenece a una élite que tiene músculo para resistir toda la vida su parte de las sanciones y las contrasanciones, que claro que las habrá.

Que las guerras las paga el pueblo lo sabemos desde que existen los pueblos, justo un día antes de que empezara la primera guerra, hace de eso ya muchos milenios. Y Putin tiene muchas maneras de hacer sufrir a las ancianas de Europa: si corta el gas o el suministro de cereales ya podemos echarnos a temblar. A ver, frikis, si a Putin le importara su pueblo no estaría gastando miles de millones en una invasión. 

Puede que a Zelenski le preocupe más su pueblo que a Putin el suyo, pero me hace dudar el hecho de que la ley marcial que decretó obliga a todos los varones de entre 16 y 60 años a permanecer en el país por si hay que reclutarlos. No sé yo si el amor a la patria debe llegar tan lejos como para darle un fusil a un niño y pedirle que se enfrente al ejército ruso. Lo que está haciendo es enfrentar a su pueblo a un suicidio colectivo. Cuando pides a la gente que haga cócteles Molotov en sus casas para combatir a una superpotencia, es que igual ha llegado el momento de elegir entre la rendición o la masacre y has optado por la masacre.

Yo no soy un experto en nada, mucho menos en asuntos militares o geoestratégicos, pero cuando uno sabe que va a perder una pelea pase lo que pase, resistir tres días más o tres semanas sólo sirve para alimentar la destrucción, la muerte y la ruina. Ese relato épico de un pueblo aguerrido empeñado en luchar hasta el último minuto es muy dañino, pues mientras aquí vemos esas imágenes de héroes dispuestos a dar su vida en defensa de la patria, lo que acaba ocurriendo es que un niño se enfrenta a un tanque con una escopeta y gana el tanque.

No sé, Zelenski tiene más información que yo y puede que entre sus cálculos esté la posibilidad de una victoria, pero no lo creo. Esa heroica resistencia de Kiev, que nos cuentan como si los rusos estuvieran perdiendo es pura fantasía, no se la crea. La OTAN, muy bravucona antes del conflicto, ha dejado tirada a Ucrania y Europa también. Eso sí, el otro día anunciaba Borrell solemnemente al mundo entero, que entre otras consecuencias que sufrirá Rusia, no podrá participar en Eurovisión.

En fin, que si un loco en Rusia decide invadir Ucrania, debemos asumir con toda naturalidad que nuestro deber es pagar las consecuencias. Llegados a este punto, mejor estaríamos si nos gobernaran computadoras o extraterrestres pacíficos, no jefes guerreros que juegan con nuestras vidas, la de la abuela y la del niño que se enteran sin venir a cuento de que son responsables de pagar la guerra hasta con la vida si es necesario.

Usted lo sufrirá
Comentarios