Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Los huesos

El Valle de los Caídos. GUSTAVO CUEVAS (EFE)
El Valle de los Caídos. GUSTAVO CUEVAS (EFE)

CUATRO DÉCADAS estuvo España sufriendo a Franco y otras tantas lleva sufriendo por sus despojos. España es un estado muy proclive a aplazar las cosas. Es el famoso vuelva usted mañana. al pequeñajo lo metió Arias Navarro en el Valle de los Caídos y desde entonces estamos lidiando con Franco y con su memoria. Lo mejor hubiera sido olvidarlo, pero para ello no fue buena idea enterrarlo ahí, ni alimentar con fondos públicos una fundación que lleva su nombre y que se dedica a glosar su figurita.

Franco ganó la guerra, ganó la dictadura y lleva más de 40 años ganando también la democracia. Cada día tenemos que soportar disputas sobre el asunto que se saldan con un vuelva usted mañana. Cuando por fin un gobernante decide sacar a Franco de su mausoleo, todo el mundo se pone a discutir como si hubiera algo que discutir. Se le saca y punto. Y se les saca a sus nietos el pazo que robaron al pueblo gallego, y se les saca la fundación. No se trata de si conviene o no conviene, que además conviene. Es una cuestión de respeto a los derechos humanos más elementales. Se oponen al traslado de sus residuos los mismos que se oponen a rescatar a los asesinados abandonados en las cunetas. ¿Por qué hay que escuchar a esa gente que siente veneración por el verdugo y no por sus víctimas?

Que a estas alturas haya partidos que se abstengan o voten en contra de cualquier iniciativa que afecte a Franco tampoco se entiende. Si el PP y Ciudadanos tienen miedo a perder los votos de los catorce franquistas que quedan en España, mal andan. Los fachas que voten a Vox, que para eso montaron Vox, para representar a los fachas. Y los partidos que se dicen democráticos, que expulsen a sus fachas y les enseñen la puerta de entrada de Vox o de la Falange, si es que sigue existiendo, o de cualquier otro reducto fascista que quede en España. La postura de algunos partidos sobre el pequeño dictador tiene fácil explicación: quieren abarcar el centro, la derecha moderada y la extrema derecha y eso requiere durísimos ejercicios de equilibrismo. o eso o es que en esos partidos hay franquistas. Lo último que hizo Rajoy mientras se debatía su moción de censura fue pedir a Catalá que concediera el ducado de Franco a Carmen Martínez-Bordiú y luego se fue de copas.

Es una cuestión de respeto a los derechos más fundamentales
 

Eso de no reabrir las viejas heridas es una soberana tontería. Las víctimas del franquismo y sus familias sabrán cuándo se les cierran o se les abren las heridas. Igual sacar a Franco de ahí ayuda a cerrar algunas heridas que llevan abiertas toda la vida. Las víctimas del otro bando fueron debidamente resarcidas y homenajeadas durante la dictadura, pero si queda alguna tirada en una cuneta, pues merece igual respeto. Las víctimas son víctimas independientemente de si las mató Franco, la Eta o el Carnicero de Milwaukee. Habría que ver qué dirían muchos si hubiera víctimas de Eta tiradas en cunetas. ¿Qué no hay que reabrir heridas? ¿Qué hay temas que es mejor no removerlos? Venga ya. No se atreverían a decir lo que piensan: que las víctimas de Eta son mejores que las de Franco.

Llevamos más de 40 años de contemplaciones con los Franco y sus amigos. No se puede investigar la fortuna de los Franco, no se puede prohibir su fundación, no se les puede quitar el pazo, no se les puede retirar el ducado, no se pueden sacar los restos del Valle de los Caídos, no vaya a ser que se pongan farrucos. Pues si se enfadan, que se enfaden. La transición sirvió, más que nada, para perpetuar a los Franco, que viven mucho mejor ahora que cuando mandaba el abuelo. Ahora ni siquiera tienen que ir por ahí inaugurando pantanos. Franco le dio a Juan Carlos la jefatura del Estado para que su viuda, su hija y sus nietos pudieran vivir mejor que él, que ya es vivir bien.

El pasado viernes, Obama y el rey Felipe fueron a ver el Guernica. todos imaginamos lo que dijo el rey: "Fíjate, Barack, lo que son las cosas. El hombre que montó este genocidio era muy amigo de mi padre y por eso soy rey de España. Las vueltas que da la vida, el destino se burla de ti. Dónde vas, bala perdida".

Todo funcionó y sigue funcionando tal como Franco esperaba. Sus herederos no sólo viven a cuerpo de rey. Es que además gozan de un prestigio social que no cabría en ningún país decente. Exhiben toda su fortuna y su prepotencia y les aplaudimos. Son personajes de la prensa rosa, se les da acogida en tertulias y debates televisivos, van por ahí diciéndonos a los demás lo que podemos hacer o no con la memoria del abuelo y se ponen a bailar en concursos televisivos. Alguien tiene que decirles de una vez que se acabó; que el pueblo los condena al ostracismo y que ya no habrá consideraciones. Que el abuelo será tratado como lo que fue: un dictador y un asesino; que si alguien quiere presumir de ser nieto de Franco, que lo haga en Pernambuco.

Que saquen a Franco y que cada uno se retrate.

Los huesos
Comentarios