Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Querido Feijóo

QUERIDO ALBERTO. Si yo fuera tú, que igual lo soy, no me iría a Madrid. ¿Para qué? A Madrid va uno con 50 años como mucho, no a envejecer. Envejecer en Madrid no tiene sentido, salvo que sea uno madrileño, en caso de que existan los madrileños, que lo dudo. la mayoría de los madrileños ahora son ecuatorianos y el resto chinos, lo que me parece muy bien. Pero ir a Madrid a jubilarse y luego tener que pasar dos horas en metro cada día para buscar una obra y criticar a los obreros es una pésima idea.

FeiojóoEn Madrid te quieren, Feijóo, porque no tienen a nadie, no te equivoques. es su problema, no el tuyo. Pero claro, cuando Cospedal dijo que quiere presentarse, todo el PP se echó a temblar. Cospedal es como Rajoy pero en diferido. Ella es la que pactó con Bárcenas una indemnización en diferido y le mantuvo coche, chófer, plaza de aparcamiento y despacho, todo ello en diferido. Si a Rajoy lo echaron por la corrupción, Cospedal no arregla gran cosa. Por eso todos te miran a ti. de las plazas fuertes del PP, la de Galiza es la más potente y la única que no está manchada por una corrupción generalizada, como Valencia o Madrid. A ti te pesarán las fotos con Marcial Dorado, pero basta con explicar la verdad en Madrid: que no hay buen gallego que no tenga en su muro de Facebook dos o tres fotos con narcos, que aquí es una tradición, como peregrinar a Santo André de Teixido.

"Piénsalo: aquí eres alguien; allá no serás nadie. Decídelo"

Pero imagínate. estar divinamente presidiendo Galiza e irse a Madrid para aguantar las riñas internas, cortar cabezas como un diablo para deshacerse de la vieja guardia. exigir a todos los novios de la muerte que cojan sus maletines, sus crucifijos y sus cabras y se larguen a cantar a sus casas; renovar toda la estructura, promover un cambio generacional que asustará a los abuelos, todo es fácil. tachar de la lista a todos los que fueron a la boda de la hija de Aznar; aguantar a Aznar, que cuando se pone en plan Pepito Grillo con abdominales no hay matamoscas que acabe con él.

Y cambiar radicalmente la imagen arcaica del PP, empezado por el logo ése que parece el tambor de una lavadora diseñado por un descerebrado pasado de fariña. Y luego está la gaviota. Todos en Galiza sabemos que las gaviotas son unos bichos inmundos  y carroñeros que sólo sirven para robarnos los pinchos en las terrazas. Yo las mataba a todas, que es lo que tendrías que haber hecho tú. Y una vez resuelto todo esto, te quedaría emprender un viaje por el desierto que lo mismo puede durar un año, dos o catorce, sin agua, ni caballo, ni sombrero.

Por eso todos quieren que vayas tú y es el principal motivo por el que no deberías ir. Claro, es muy fácil destrozar un partido en seis años y luego pedir que lo arregle uno que nada tuvo que ver.

Ana Pastor sería otra opción, pero parece  que hará lo que cree que es conveniente, que es apoyarte. Así que sólo quedas tú, que al parecer te lo estás pensando, pues lo has dicho, y siempre que dices que estás pensando en algo es que ya lo has decidido. A ver, Alberto, te lo digo con la confianza que nos da el haber compartido aula, profe y puzzles en la guardería, cosa que nunca hicimos. ¿A qué vas a Madrid, hombre de dios? ¿Qué se te pierde en Madrid? Rajoy se fue a Madrid y míralo ahora, hecho un desastre. Si se hubiera quedado de registrador en Santa Pola mejor le hubiera ido a él y a todos los demás, pero no. Escuchó los cantos de sirena de Aznar y lo demás ya lo sabemos. A mí, que hay que decirlo todo, como si te arrancas el pipí con un machete, que es lo que estás a punto de hacer. Problema tuyo, meu rei. Pero mi consejo de hermano, que ya sabes que te amo, es que no te vayas a Madrid. Quitando a Mariano y a Franco, el único gallego que ha conquistado España es Manuel Jabois, y tú no eres Jabois, mal que nos pese, que nos pesa.

Haz lo que te dé la gana. Sabes que soy tu mayor admirador, o no. Tú mismo. Puedes ser el presidente de Galiza durante otros cuatro años, u ocho, o puedes ser el pringado que se fue a Madrid a sustituir a Rajoy, el primer y único presidente que fue despedido por la mayoría de la Cámara. Haz lo que veas, chorbo. Piénsatelo, querido mío. Puedes presidir el PP dentro de unos meses. eso no es nada de nada. Presidir el PP será como presidir una comunidad de vecinos. Aquí eres alguien; allá no serás nadie. Decídelo. Puedes pasar a la Historia como el eterno gobernante de Galiza, lo que es un honor, o como el que apagó la luz cuando se extinguió el PP. Tú decides.
 

Querido Feijóo
Comentarios