Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

Quiénes somos

Escribió un día Fernández Flórez que el año como medida temporal es una tontería. Medir la edad de las personas en función del número de ocasiones en las que nuestro planeta ha girado en torno a su estrella tiene menos sentido que medirla en base a las truchas que alguien es capaz de comer y digerir de una sentada. Hay gente de 18 años más vieja que otra de 58. Lo mismo sucede con los balances anuales que a todos nos da por hacer por estas fechas y que mucho mejor debieran ser diarios.

El balance anual se hace respondiendo a las siguientes preguntas: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos? ¿Estamos solos en la galaxia o acompañados? ¿Y si existe un más allá? ¿Y si hay reencarnación? Aceptemos que es el estribillo de una canción de Sinistro Total, grupo poco dado a la profundidad en sus letras, como yo, pero nos sirve para conseguir el efecto deseado, pues un buen balance anual consiste en saber responder a cuestiones básicas. Cualquier terrícola de cinco años o más es capaz de resolver al menos a dos o tres de las preguntas formuladas, a excepción de Albert Rivera, que a fecha de hoy es incapaz de satisfacer ni una sola de ellas. No sabe ni quién es, ni de dónde viene ni a dónde pretende dirigirse; tampoco sabe si está solo o acompañado. Mucho menos sabrá decir si existe un más allá para él y desconoce si puede tener una segunda vida.

Un balance puede ser positivo o negativo, pero ha de ofrecer respuestas, que se complican cuando no se buscan a título individual sino colectivamente entre miembros o líderes de una agrupación, asociación, equipo o partido político. El alcalde Lores , pongo por caso, parece que tiene cada día más claro que el BNG de Pontevedra se encuentra solo en su galaxia. Su galaxia es Galiza. Su número dos, Mosquera, ya lo dijo el otro día. El BNG pontevedrés está cada vez más distanciado del BNG nacional. Por tanto, tienen claro quiénes son y a dónde van, confían en que exista un más allá, pero no tienen tan claro con quién. Lo cierto es que Lores puede presentar un balance mucho más positivo que su partido. Está harto de ver cómo el BNG se desmorona a su alrededor en todo el país mientras él, que es el único que se mantiene en pie y crece, no parece servir de ejemplo a los líderes nacionales. Pontevedra es para el BNG una galaxia muy lejana (apréciese la referencia gratuita a Star Wars ) y desde aquí se ve de mala manera ese ninguneo al único alcalde de gran ciudad que ha sabido soportar el poder.

Yo al que vi capaz de responder al mayor número de cuestiones es a Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta, que desayunamos juntos la mañana del 24. El PP gallego tiene clara cuál es su batalla de aquí a las autonómicas. En política no es fácil encontrar a gente cabal, independientemente de que uno esté más o menos de acuerdo con sus análisis o con sus proyectos. Rueda es de los pocos que sabe ver venir los golpes, marcar objetivos, analizar a los rivales y salir de la burbuja en la que casi todos, sean del partido que sean, están cómodamente instalados. Yo le dije que con un PSOE en discordia y Besteiro sonado, el BNG en proceso de derribo y Ciudadanos desaparecido, la batalla será entre Feijóo y el candidato de En Marea. No lo discute demasiado, pero sabe que en política todo puede cambiar en cuestión de semanas y no quiere distraerse más de la cuenta de su trabajo. En el PP autonómico, Rueda sabe quiénes son, de dónde vienen y a dónde van, si están solos o acompañados y si existe un más allá. Puede equivocarse en algo, aunque no es hombre de equivocarse demasiado, pero ya tiene bastante ganado: sabe hacerse las preguntas correctas.

En Pontevedra, Marea puede hacer un buen balance. Acaso no tienen muy claro quiénes son ni de dónde vienen, pero en su día Luís Rei dijo a dónde iban. Se marcó el objetivo de liderar la oposición a Lores. Todo el mundo se reía: "Ja, ja. Va a liderar la oposición Luís Rei. Y yo soy el Papa", y en pocos meses lo ha conseguido. Son sus iniciativas las que están uniendo a todos contra Lores, lo que parece increíble teniendo solamente dos concejales. Sea por candidez de todos los demás o por una increíble capacidad negociadora, Luís Rei se ha hecho con el protagonismo del frente anti-Lores sin sacarse las manos de los bolsillos. Está por ver cómo se lo toman los votantes del PP, del PSOE y del Grupo Mixto, pues esa escena cada vez más repetitiva de todos los líderes de la oposición reunidos bajo el liderazgo de Luís Rei empieza a irritar a algunos casi tanto como divierte a Lores. Militantes socialistas y populares (sobre todo populares, pues los socialistas son más de dividirse, también en esto) se preguntan qué carajo hacen sus representantes locales bailando la música que tocan en Marea los aliados de Pablo Iglesias y de Beiras.

Aquella canción de Siniestro Total también hacía algunas otras preguntas, menos útiles para hacer balance anual: ¿Se expande el universo? ¿Es cóncavo o convexo? Pues el universo no se expande y es convexo. Feliz 2016.

Quiénes somos
Comentarios