viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

Blog divulgativo do Grupo de Innovación Docente DIXITAIS, da Universidade de Vigo. Falamos de Competencia Dixital para a cidadanía. Coordinado por Alberto Dafonte.

La nieta de mi dentista o cómo gestionar el exceso de información

Oswaldo García Crespo
Es realizador audiovisual, docente e investigador en la Universidad de Vigo. Interesado en la tecnología al servicio de las personas y en la música hecha por ordenadores.
ILUSTRACIÓN E AUTOR: 'Retrato virtual'. Emmanuel Joven.

LA LUZ blanca me ciega mientras el dentista comenta el parecido entre mi hija y una fotografía de su nieta realizada hace algunos años. Yo gruño un fonema incomprensible en señal de interés y el saca inmediatamente su móvil para demostrármelo, eclipsando momentáneamente la luz. En ese momento me autocompadezco, obligado a ver un barrido interminable de imágenes mientras mi boca se reseca en manos de la enfermera, inmovilizado, casi como en la Naranja Mecánica.  Pero en contra de mis prejuicios el dentista localiza la fotografía en apenas 3 segundos. Cómo lo hizo? Desde que tiene smartphone dedica un tiempo a borrar lo que considera irrelevante para archivar sólo lo que le interesa. Cada día. Aquello me recordó la existencia de herramientas que unidas a un criterio a propósito de lo que realmente consideramos útil, pueden mejorar nuestra capacidad para recuperar, organizar y compartir contenidos digitales de todo tipo: páginas web, fotografías o vídeos . Y de esto va precisamente este artículo, de herramientas digitales para la curación de contenidos.

Nunca a lo largo de la historia hemos estado expuestos a un número tan elevado de imágenes accesibles a través de tantas formas de visualización y manipulación. Esta elevada exposición es ante todo una gran oportunidad para mejorar nuestro conocimiento, pero también alberga algunos peligros asociados a nuestras limitaciones para gestionar tal cantidad de información. Por esa razón existen multitud de aplicaciones online destinadas a ayudarnos en la ordenación y conservación de aquellos recursos que consideramos relevantes. Son herramientas que ofrecen un servicio eficiente, es decir, el tiempo que dedicamos a guardar, organizar o compartir contenidos a través de ellas es similar al que dedicamos a recuperar esa información, es decir muy poco. Son aplicaciones que están disponibles en sus diferentes versiones a través de ordenadores y dispositivos móviles y la mayoría ofrecen, además de la posibilidad de organizar nuestros propios archivos, la posibilidad de establecer redes de colaboración con otros usuarios con intereses similares a los nuestros.

Pero para un correcto funcionamiento de estas herramientas es fundamental un criterio a propósito de lo que consideramos relevante y por qué, ya que la justificación de su importancia puede darnos pistas sobre cómo ordenarlo, crear categorías nuevas o eliminar aquellas que han dejado de ser útiles. Sin esto no hay absolutamente nada que hacer, ya que ni los más modernos sistemas de inteligencia artificial son capaces de prever con seguridad nuestro derecho a cambiar de criterio. Y están muy lejos por cierto de igualar a mi dentista en lo que respecta a la eliminación de fotos familiares.

Si bien existen multitud de aplicaciones capaces de realizar las funciones antes descritas, he testado un par de ellas centradas en organizar páginas web, imágenes y videos colgaos en la web. El uso de estas aplicaciones recuerda a los marcadores y favoritos de nuestro navegador y es que en esencia cumplen una función similar si bien ofrecen algunas mejoras: facilitan la forma de ordenar, la capacidad de compartir y las oportunidades de encontrar contenidos similares en la web.Y si bien Scoopit tiene un diseño más amigable, la versión gratuita está más limitada que en el caso de Pearltrees. En ambos casos es necesario crear una cuenta de usuario a través de sus páginas web o aplicaciones móviles.

Es recomendable instalarse la aplicación en los Smartphone y tablets, disponible en ambos casos para Iphone y Android, de forma que el acceso sea posible a través de todos los dispositivos desde lo que te conectas a la web. En el caso de ordenadores es interesante instalar la extensión (Chrome o safari), Add-on (Firefox) de la aplicación que escojamos, Scoopit o Pearltrees. Al hacerlo aparecerá en nuestro navegador un botón en la parte superior de la ventana que accionaremos cada vez que queramos guardar algún recurso digital a nuestra cuenta de curadores de contenido. A partir de ese momento cada vez que encontremos algo interesante se desplegará un menú de la aplicación de curación de contenidos elegida para seleccionar la categoría en la que queremos guardar el contenido en cuestión. Para recuperarlo es más fácil, únicamente tenemos que abrir la aplicación y navegar hasta esa categoría. Aquí dejo un par de enlaces a tutoriales de Pearltrees y de Scoop it.

Por último recordar que será nuestro criterio y orden lo que permita que tengamos una selección de contenidos digitales accesible, porque en caso contrario es como si no existiese. Las aplicaciones están muy lejos de pensar por nosotros, sólo en contadas ocasiones consiguen simular que se aproximan bastante.

La nieta de mi dentista o cómo gestionar el exceso de información
Comentarios