Martes. 19.03.2019 |
El tiempo
Martes. 19.03.2019
El tiempo
Blogs

Cita en el Museo del Prado

Creo que no soy la única que, cuando prepara un viaje, elige aquellas exposiciones, restaurantes o  lugares emblemáticos de obligada visita en el destino elegido . Muchas veces nos quejamos de los precios a pagar en las entradas de los espectáculos de nuestro país y nos dejamos media nómina...

La obra de un monstruo

HE VUELTO a ver Un dios salvaje . Es una película a la que disfruto regresando de vez en cuando. Quizá por esa forma tan magnética que tienen sus personajes de romperse en pedazos. O por la habilidad de su argumento para soportar el peso de toda la obra con una sola escena. O por su destreza y...

Menos galos e máis bonobas

CRIÁMONOS VENDO como os galos picaban nas galiñas para montalas. Arredor de exemplos coma este creamos todo un discurso para que todos asumísemos que o centro do mundo eran os machos alfa. Eles e máis as apetencias dos seus falos. Xeracións e xeracións de homes e mulleres creron que isto era o...

O boi cagou na botella

AO MEU amigo Tanqueta dixéronlle que a carne de boi era deliciosa e se pagaba ben e decidiu mercar un. Tanqueta é bo negociante e mellor comedor, polo que a transacción encaixaba co seu modo de vida. Como non sabía onde metelo, fíxolle un cortello no eido da casa e empezou a sacalo a pasear polo...

Todo lo que allí palpita

OCULTACIÓN por miedo. Ocultación por vergüenza, por mentira, por parálisis. Alguien calla porque alguien prohíbe, porque alguien amenaza, porque alguien somete. Se calla porque no se puede más, porque se ha visto demasiado. Porque parece que sólo un mundo es posible y porque parece que ya no hay...

Cinco anos do gris ó violeta

A PALETA de cores da memoria en Pontevedra tinguiuse de lila hai xa cinco anos. Naceu entón unha iniciativa que pretendía poñer luz sobre moitos nomes de muller que permaneceran na escuridade duns anos terribles. ‘Do gris ao violeta’ conseguiu que as historias silenciadas de mestras e científi -...

Comer como un cura

ARMADO DE COBARDÍA tuve que enfrentarme al fin a mi nutricionista, Lucía, y a su báscula inteligente, Tanita. Di un peso de 113.6, algo menos que la semana pasada, pero el otro no era oficial y éste sí lo es. Así que me acerco a los 10 kilos de bajada desde que empecé a cometer este grandísimo...

Historias afogadas

DISE QUE as librerías agochan un mar de historias, un océano de novelas, poesías, contos, banda deseñada e ilustracións que xa é difícil non atopar algunha que nos guste. Que ata mesmo nos encante, nos emocione ou nos faga querer lela unha e outra vez. Que nos anime a levar un pequeno botín para...

¿Y qué pasa si mueres?

ACABABA DE MORIR, hacía cuatro días, alguien muy importante. La noticia produjo una notable conmoción, casi terror. Se trataba de un destacado editor, admirado por todos; también por quienes aún no sabían que lo admiraban. Sus libros, algunos de ellos legendarios, pasarán años en nuestras...

Valientes, os necesitamos

ESTAS CUATRO personas de la imagen venden paraguas en la calle Peregrina de Pontevedra. Llegan juntos, se colocan a no mucha distancia unos de otros, se reparten los paraguas, unos pocos cada uno y esperan a que Dios o la suerte les envíen algún cliente. Como sabemos, han venido a robarle a...

¡Taxi... Taxi!

ESTA SEMANA tropezó nuestra clase política con un nuevo y trascendente objeto de debate, la patata. Ábalos dice que la patata caliente del taxi es de las Autonomías y las Autonomías que del Estado y los Ayuntamientos. Aquí en Pontevedra teníamos a un conocido melómano amateur, Ismael Patata, que...

Envidias

TODAVÍA andaba yo perdiendo trompos por los caminos cuando mi madre se empeñó en llevarme de meigas por primera vez; de poco sirvieron las amenazas de mi padre que, dicho sea de paso, tampoco se ha caracterizado nunca por cumplirlas. Una tarde, supongo que por no abusar más de la cuenta, nos...

A la sombra del Bhagwan

A María Rey tardamos algunos en ponerle cara porque su partido desembarcó en Pontevedra como los seguidores del culto rajneesh aterrizaron en aquel remoto pueblo de Oregón, allá por 1981: fiándolo todo al magnético atractivo de su adorado líder. Era el rostro yernesco de Albert Rivera el que...

Respeto y sensibilidad

Mis amigos y la gente de mi entorno me conocen muy bien. Saben cómo pienso y lo que defiendo a pecho descubierto , porque  los años me han dado licencia para no callarme nada. Sin embargo, no acostumbro a vaciarme en otros círculos o ámbitos de la vida. En más de una ocasión me han...

La Galicia fea

CUANDO ERA pequeño, mis padres decidieron apuntarme a clases de pintura. Por si no tenía yo bastantes problemas ya con estar gordito, no saber jugar al fútbol y pasarme los recreos leyendo solo en un rincón del patio. Recuerdo que ocurrió una tarde extraña. Tan extraña que debió de ocurrir...

Cidadán Valero Casal

AO PRINCIPIO sabía quen era, pero non o coñecía. Traballaba na sección de preimpresión do Diario de Pontevedra. Facía tarefas que non levan sinatura, pero que son tanto ou máis importantes que as do fotógrafo e o redactor. José Valero Casal gastaba un humor escuro. Cando lle saía a mala...

Para que no tengamos miedo

TE LEVANTAS. Soñolienta aún, te diriges a la cocina a prepararte el desayuno. Calientas el café, la leche, la tostada. Haces un repaso mental de las tareas del día. Piensas: hoy, quizá hoy, sea el momento de salir a la calle y combatir los males del mundo. Después piensas: sí, pero qué...

Help

Esto se nos va de las manos. Ahora metieron a un psicólogo en el equipo. Me dijeron del periódico que fuera a ver a uno para tener algo nuevo que meter en la sección, así que allá fui, pensando que se trataba de hacer una foto y mantener una charlita de cuatro minutos para salir del paso y sacar...

Na saúde e na enfermidade

DIXÉRONO TANTAS veces que acabamos por crelo: a sanidade española é a mellor do mundo. Do mundo mundial. A galega tamén. Como non convencerse. Só hai que botar unha ollada fóra das nosas fronteiras. Podemos comparar os servizos dos que gozamos (é un dicir) e pagamos cos nosos impostos cos de...

Botón de play

En  2008, durante un curso que impartía César Aira en Santander, compartí habitación durante tres noches, en el Palacio de la Magdalena, con un señor de Mojácar. En clase tomaba notas en un cuaderno de dibujar enorme, de anillas, y escribía con un rotring que le prometía a las frases...