Imprimir

"A xente aquí está a tomalo moi en serio, non se ve a niguén pola rúa"

Á. Piñeiro | 21 de marzo de 2020

Costa, siguiendo las tareas de desinfección iniciadas en el centro de Campo Lameiro. CEDIDA
Costa, siguiendo las tareas de desinfección iniciadas en el centro de Campo Lameiro. CEDIDA
El regidor de Campo Lameiro, que compagina la Alcaldía y su trabajo como panadero, obligado a multiplicarse por la crisis del Covid-19

En los concellos pequeños, si las medidas de contención contra la expansión del coronavirus se refuerzan, las tareas de los alcaldes concejales y trabajadores municipales se multiplican.

El caso de Campo Lameiro es uno de los que más llaman la atención, no solo por la ingente tarea que tiene por delante la plantilla municipal, ya de por sí reducida, sino porque cuenta con una de las poblaciones más envejecidas de la comarca, con gran cantidad de personas de avanzada edad y con un plantel de Gobierno que combina su faceta profesional con el tiempo al frente del Concello.

De ellos, el que más complicado lo tiene es el alcalde, Carlos Costa, que hace unos meses, tras ser elegido regidor, decidió que seguiría combinando esta responsabilidad con su trabajo como panadero.

Costa reconoce que, con la carga de tareas y tensión que se está sumando con esta crisis sanitaria a su faceta de alcalde, la tarea se le está haciendo más cuesta arriba de lo que nunca se imaginó. A pesar de ello, no ha renunciado, de momento, a cumplir con su cometido como empresario y productor de uno de los víveres de primera necesidad que no puede faltar durante la crisis.

“Acabamos de reducir o horario e agora trato de estar de xeito presencial dúas ou tres horas en días alternos no Consistorio"

El regidor, que como responsable de la panadería, se levanta a diario entre las 3.00 y las 4.00 de la madrugada para amasar y cocer el pan que llegará a parte de las parroquias de este municipio. La tarea, ya de por sí exigente, suele terminarse, según reconoce “en torno ás nove da mañá, pero algúns días teño que substituír ao compañeiro do reparto e facer tamén algunha ruta, co cal acabo bastante máis tarde”, explica.

Una vez listo el pan, es el turno de la gestión municipal, en la que el parón institucional ha dejado paso a una reorganización de prioridades que pasa por proteger a los vecinos, al personal y mantener la limpieza de espacios públicos y los Servizos Sociais.

“Acabamos de reducir o horario e agora trato de estar de xeito presencial dúas ou tres horas en días alternos no Consistorio, pero todo o demais aténdese por vía telefónica”, aclara Costa, que ayer aprovechó las primeras horas de la jornada laboral de los empleados municipales para supervisar la limpieza de espacios públicos. El alcalde, que además tiene a su pareja trabajando en el sector sanitario, no escatima esfuerzos a la hora de dar respuesta a las nuevas necesidades que está generando el Covid-19.

Costa Domínguez añade que, “a nova decisión que tomamos é que cada semana estean dous operarios coa recollida do lixo e coas tarefas de desinfección"

“Estamos nun concello que, de momento, non ten contaxios e, polo que eu vexo, -xa que por sorte ou por desgraza teño que ir á rúa todos os días-, a xente está a tomar isto moi en serio, non se atopa a ninguén pola rúa, mesmo que esteamos no rural” explica, reconociendo que “aínda que se poida pensar que hai menos controis, eu vexo á Garda Civil todas as mañás e eles chaman para manterse ao día e comentar calquera incidencia”.

Costa Domínguez añade que, “a nova decisión que tomamos é que cada semana estean dous operarios coa recollida do lixo e coas tarefas de desinfección. Vaise minimizar a presenza dos traballadores, pero tamén farán turnos semanais para evitar que rotando moito se corran máis riscos”. Las tareas de limpieza tienen un patrón fijo: “abarcarán o Concello, o banco, o centro de saúde, a farmacia, a estación de servizo, e o centro. É imposible para un concello coma o noso actuar no rural, pero faremos limpeza nos sitios a onde imos todos, e así conseguiremos os mellores resultados posibles”, indica, poniendo la esperanza en que esta situación se pueda atajar para poder recuperar la normalidad “e sobre todo a tranquilidade”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/comarca-de-pontevedra/carlos-costa-xente-aqui-tomalo-moi-serio-non-ve-niguen-pola-rua/202003211959271078462.html


© 2020 Diario de Pontevedra

Lepanto 5, Pontevedra

Tlfno: 986 011 100

(Grupo El Progreso)