Imprimir

Las pegas de la Xunta obligan a rehacer el núcleo de centralidad de Tomeza

Diario de Pontevedra | 27 de febrero de 2020

Imagen de la capilla de San Cibrán, en donde se celebra su tradicional romería el lunes de Pascua. D. FREIRE
Imagen de la capilla de San Cibrán, en donde se celebra su tradicional romería el lunes de Pascua. D. FREIRE
El Concello excluye la intervención en el entorno de las iglesias de San Pedro y San Cibrán para no paralizar el proyecto

Las pegas de la Xunta obligan a rehacer el núcleo de centralidad de Tomeza. El origen del cambio en el proyecto se encuentra en un informe de la Dirección Xeral de Patrimonio, que no autorizó la intervención en el entorno de las iglesias de San Pedro y San Cibrán. El motivo del rechazo es que el organismo autonómico solicitaba un control arqueológico mayor al previsto.

La realización de una excavación es vista como un problema para el Concello. Y la razón es que la obra del núcleo de centralidad cuenta con unos plazos muy ajustados, ya que es una actuación financiada con fondos europeos Feder y está sujeta a unos calendarios muy estrictos.

Esta situación ha llevado a Pontevedra a replantearse la obra, que inicialmente contaba con un presupuesto de 1.030.567,47 euros. La inversión se reducirá a la mitad al suprimir del proyecto los trabajos en el entorno de los dos santuarios.

Patrimonio exigía un control arqueológico mayor al previsto

En el de San Pedro estaba prevista la señalización de más de 50 plazas de estacionamiento, limpieza y regeneración de la zona verde, la consolidación de los muros y de las ruinas de la antigua Casa Rectoral, la conservación de la cubierta del alpendre y la mejora del acceso peatonal a este recinto.

En el ámbito de San Cibrán, la actuación consistía en limitar la entrada de vehículos a la capilla, la delimitación del espacio del atrio donde se celebra la fiesta, la demolición del palco existente y la consolidación estructural del mirador para eliminar elementos que provocaban riesgo para los vecinos.

Con estos retoques, el núcleo de centralidad parroquial se reducirá de cuatro a dos ámbitos: el entorno del local social de Lusquiños y el área de ocio y deporte de Casal do Río (O Alcouce). En este último está previsto la mejora del cierre perimetral del parque; nuevo mobiliario, como porterías y canastas; la creación de un merendero; el arreglo de la zona arbolada y la mejora de los accesos para dar más seguridad al peatón, lo que incluiría la señalización de la parada de autobús.

En Lusquiños también se mejorará el cierre perimetral del centro social y el pavimentado de la entrada con usos diferenciados. La parte baja de este ámbito contará con sabre y una churrasquera. También se proyecta la mejora del parque infantil y de la accesibilidad de todo el solar, en el que también habrá un banco corrido, escaleras y rampas a la parte de arriba.

La inversión se destinará a Marcón
La mitad de la inversión prevista para Tomeza se destinará a otro núcleo de centralidad, el de Marcón. A este último irán cerca de 500.000 euros. El dinero se utilizará en la mejora de los accesos peatonales al entorno de la Casa Parroquial, en la canalización de pluviales y nuevas sendas para unir zonas como Valadares y O Carrasco. También se solicitará a la Deputación y a la Xunta la colaboración en vías y espacios de su propiedad: en el acceso a O Campiño y en la pavimentación del aparcamiento de la Casa Parroquial, respectivamente.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/pontevedra/pegas-xunta-obligan-rehacer-nucleo-centralidad-tomeza/202002271114191075264.html


© 2020 Diario de Pontevedra

Lepanto 5, Pontevedra

Tlfno: 986 011 100

(Grupo El Progreso)