Imprimir

El Pontevedra pierde a Romay y a Castro contra el Salamanca

Diario de Pontevedra | 24 de octubre de 2018

Romay charla con el fisio del Pontevedra, Manu Barros, y con sus compañeros Adrián León y Álex Fernández, tras caer lesionado
Romay charla con el fisio del Pontevedra, Manu Barros, y con sus compañeros Adrián León y Álex Fernández, tras caer lesionado

El jugador de Malpica se lesionó en los isquiotibiales durante el entrenamiento en el campo sintético de A Xunqueira, mientras que el cuntiense deberá cumplir un partido de suspensión al desestimar la juez única de competición el recurso presentado por los servicios jurídicos granates

El Pontevedra no podrá contar con Manuel Romay para el encuentro del próximo domingo contra el Salamanca CF UDS. El jugador de Malpica se lesionó este miércoles durante el entrenamiento que se llevó a cabo en el campo sintético de A Xunqueira. El futbolista arrastraba molestias musculares derivadas del partido del fin de semana en El Plantío.

Durante una tarea con balón de las que había preparado Luismi, Romay realizó un mal gesto y sufrió un latigazo en la parte posterior de su pierna derecha que le obligó a dejar el terreno de juego.

El futbolista se someterá a una ecografía para determinar el alcance de su lesión, pero sus primeras sensaciones no fueron optimistas.

La baja de Romay supone un revés serio para los intereses del Pontevedra Club de Fútbol, que verá limitados sus efectivos de cara al encuentro del domingo.

De hecho, si quiere completar la lista de convocados, Luismi deberá echar mano de uno de los canteranos que trabajan con la primera plantilla durante la semana y actúan el domingo con el filial en Primera Autonómica, ya que solo tiene disponibles a 17 futbolistas con licencia de Segunda B.

Además del problema de Romay, el Pontevedra sufre la baja de Álex Fernández, que estará fuera de los terrenos de juego durante un período estimado de entre tres y cuatro meses debido a una grave lesión muscular que se produjo hace dos semanas.

El tercer lesionado del equipo es Adrián León. El jugador cántabro era baja segura para el enfrentamiento dominical, aunque su condición física le permitiese llegar al domingo en condiciones. 

León fue expulsado por doble amonestación en el minuto 88 de partido entre el cuadro granate y el Burgos, al protestar desde el banquillo la interferencia en el juego del entrenador burgalés, José Manuel Mateo, en una acción en la que, a su entender, el balón no había sobrepasado la línea de banda. León se dirigió al colegiado en los siguientes términos: «Pero árbitro, que está dentro y la toca. ¿Es que no lo ves, tío?». Aquello fue considerado por el responsable de la contienda como motivo suficiente para mostrarle la segunda amonestación. Sumada a la que arrastraba desde la primera parte, causó su salida prematura del campo.

Además, el zaguero de Guarnizo padece molestias en los isquiotibiales de la pierna izquierda desde la segunda jornada del curso y parece tener problemas para acabar de recuperarse al cien por ciento. A ellos hay que sumar la baja confirmada de David Castro por sanción.

Luismi tampoco podrá contar con Adrián León y Álex Fernández para el choque dominical 

La línea del campo más damnificada por las ausencias es la zaga, que deberá ser reformada en el próximo duelo. Luismi solo dispone de cinco defensas, tres de ellos laterales específicos, para el siguiente compromiso liguero. Campillo y Víctor Vázquez, que parecen tener su participación asegurada como centrales, y Nacho Lorenzo, Nacho López y Juan son los zagueros con ficha en el primer equipo que podrían actuar el domingo.

Por otra parte, la jueza única del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol decidió desestimar las alegaciones presentadas por el Pontevedra para dejar sin efecto la primera tarjeta amarilla de las dos que vio David Castro durante el partido entre el Burgos y el equipo granate, que se disputó el pasado domingo.

Los servicios jurídicos del club granate fundamentan su escrito de recurso al acta del colegiado Josué Barrera Santana en la involuntariedad de jugar el balón por parte de David Castro antes de un saque de falta. El árbitro considera que el futbolista cuntiense intenta perder tiempo y por lo tanto lo amonesta. En una acción posterior, durante los últimos minutos del duelo, Castro comete falta y el colegiado entiende que es merecedora de su segunda cartulina amarilla, se la muestra y, por lo tanto, lo expulsa.

El entrenador granate solo tiene cinco defensas disponibles de la primera plantilla, de los cuales tres son laterales

En la situación de la primera tarjeta, las imágenes de vídeo grabadas y aportadas por el Pontevedra muestran cómo el zaguero se encuentra inmóvil a unos dos o tres metros del cuero y reclama la presencia de su compañero Pedro Vázquez para que ejecute el balón parado. Cuando Vázquez llega a la altura del esférico, el público prorrumpe en silbidos de protesta y Barrera Santana se aproxima a Castro y le muestra la tarjeta amarilla por pérdida de tiempo.

La juez única considera que el Pontevedra no demuestra con sus alegaciones un error material manifiesto del colegiado tinerfeño, que es el único motivo para considerar como válido un recurso. Sugiere que el texto emitido por el club alude al carácter interpretativo de la decisión arbitral y rechaza las alegaciones.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deporte-local-pontevedra/pontevedra-pierde-romay/201810242038531006194.html


© 2020 Diario de Pontevedra

Lepanto 5, Pontevedra

Tlfno: 986 011 100

(Grupo El Progreso)