Imprimir

¡Pontevedra también está en el mapa!

Rosanna López Salgueiro |

Diario de Pontevedra | 21 de Abril de 2019

Soy de los que piensa que la Semana Santa de Pontevedra necesita más. Más apoyo ciudadano y más apoyo de las instituciones, empezando por el ayuntamiento

SEGURAMENTE NO soy yo sola la que busca en el mapa de España nuestra ciudad cuando algún hombre o mujer "del tiempo" anuncia los meteoros en nuestra zona; ya que por mucho que nos apliquemos, ni rastro. Lo mismo ha ocurrido estos días de Semana Santa, ninguneado a esta hermosa ciudad y sus tradiciones en los distintos medios de comunicación. La grata excepción este periódico, Diario de Pontevedra, gracias al cual en las portadas de todos y cada uno de los días siguientes en los que nuestras 7 cofradías capitalinas desarrollaron sus estaciones de penitencia, la noticia era destacada. Para el resto, simplemente algún signo en páginas locales; y ni que decir tiene la denuncia que desde aquí hago pública en el caso de las cadenas de televisión; en especial a la cadena autonómica y la delegación territorial en Galicia de la RTVE, para las cuales Pontevedra en Semana Santa, ¡no existe!, y ¡No hay derecho!

Pues desde aquí les digo que está más viva que nunca, y que nadie tenga dudas sobre ello; ya que esta tradición no es de ayer, y los miembros de todas y cada una de las siete cofradías pontevedresas que tenemos activas en este período santo, cito: "O Corpo Santo" (siglo XII), "Vera-Cruz y Misericordia" (siglo XIV), Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas (1949), Espíritu Santo o "del Instituto" (1952), Nuestro Padre Jesús del Silencio (1952), Cofradía Nuestra Madre Del Mayor Dolor (1957 y refundada en los años 90), Nuestra Señora del Amor Hermoso (1997), además de la Orden Franciscana Seglar que acompañó el viernes en la procesión del Santo Entierro; se merecen un reconocimiento más allá del término municipal por su tesón, su trabajo ininterrumpido a lo largo de los años, su ilusión y su generosidad en grado superlativo al darlo todo sin recibir nada a cambio, más que su satisfacción personal y del deber cumplido, que poco no es. Se os admira, se os quiere y se os aplaude. ¡Que lo sepáis!

La tradición de la Semana Santa como tal en Pontevedra no es tan antigua como alguna de sus agrupaciones religiosas; me refiero a las antes citadas de «O Corpo Santo» que surgió y creció de la mano del Gremio de Mareantes en entonces villa marinera de la Galicia medieval por excelencia entre los siglos XII y XV; tiempo en el que también surgió "la VeraCruz y Misericordia", allá por 1341 en sus primeras citas documentales. ¡Casi nada!

Aun sin tener la "solera" de la continuidad en el tiempo como otras en nuestra comunidad autónoma, lo que sí es cierto es que desde hace casi un cuarto de siglo nuestra Semana Santa va "in crescendo". De ahí la recuperación de la cofradía de Nuestra Madre del Mayor Dolor, gracias al compromiso de Dolores Freire (más conocida como Loli Reguera); la creación de una nueva, "Nuestra Madre del Amor Hermoso" capitaneada desde hace 4 años por el equipo de Javier Pazos Martínez, más conocido por el gran público como "Javito", comenzando una nueva andadura, una nueva procesión como la de Resurrección, o nuevos pasos como los infantiles este pasado jueves y viernes; pero también por ser un gran acicate de nuestra semana Santa, en donde encontraron a veces no tan frecuente y fácil colaboración de las demás cofradías, y todas juntas en la coordinadora, trabajar para engrosar el número diario de procesiones, pasando de 3 a 7 y su mejora año a año.

Con relación al porte de imágenes a hombros, también hay que citar como originaria la iniciativa que partía de cofradía de Nuestra Señora del Amor Hermoso, que con los voluntarios de Protección Civil que desde entonces hicieron Cofrades de Honor, comenzaron esta hazaña; la cual fue seguida sin titubeos por la Cofradía de la Vera-Cruz y Misericordia, presidida actualmente por Antonio Melero, que junto al "jefe de reclutamiento de cofrades" Javier Picallo y uno de los "veedores de paso" Pepe Vilas, (entro otros,) le han dado un gran impulso a la labor iniciada por Alfonso García Limeses y sus hijos para que muchos jóvenes se decidiesen a engrosas sus filas.

Y con todo el respeto y cariño debido a todas las agrupaciones religiosas, de mi ciudad, hay una cuya evolución en estos últimos 5 años ha sido percibida por toda la ciudad. Me refiero a la cofradía del "Espíritu Santo" o del Instituto, ya que rescatando el empeño y esfuerzo de la familia Brea, llega Eugenio Tranchero a la presidencia y la renueva absolutamente; desde los hábitos a los instrumentos de la banda, pasando por la restauración y mejora los pasos, y con la incorporación de la mujer, consiguen que participen un importante número de cofrades.

Hablando de la incorporación de la mujer, entre las agrupaciones tradicionales la pionera fue la de Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas (hablo en primera persona), bajo la presidencia del que aun hoy sigue como tal Javier López Mayán; y en lo que refiere a la hermandad que habían creado los estudiantes universitarios, me refiero a la de Nuestro Padre Jesús del Silencio, decirles que siempre son esperados con gran devoción, especialmente cuando portan a la Virgen de las Angustias, y dicho sea de paso, me brindo, si así lo estimáis, a encauzar alguna iniciativa para restaurar su maravilloso manto.

A falta de la procesión de Resurrección de hoy, he de confesar que estoy muy orgullosa, como tantos vecinos de nuestra Semana Santa pontevedresa; de sus cofradías, de sus insignes miembros, de la Brilat y la Escuela Naval Militar que siempre brindan sus bandas de músicos voluntarios, de la Guardia Civil, y cómo no de la representación del ayuntamiento tan bien acertada y ajustada a lo que manda la tradición y el protocolo procesional, con la banda municipal y la Guardia de Honor que daba escolta a los tres concejales y las dos concejalas del grupo popular, así como las autoridades militares que acompañaban en la procesión del Santo Entierro cumplimentando casi 900 personas.

Soy de los que piensa que la Semana Santa de Pontevedra necesita más. Más apoyo ciudadano y más apoyo de las instituciones, empezando por el ayuntamiento al que brindo la idea, por ejemplo, de instalar una carpa en la plaza de España que albergue durante los 11 días las imágenes que luego procesionarán; también con la declaración de interés turístico, que lo debe solicitar la coordinadora que sigue bajo la presidencia del Sr. Peón. Y digo esto porque para los creyentes es muy importante, pero para los que no, les explico que es riqueza para la ciudad. Por ello debemos de remar todos juntos en la misma dirección, ya que siempre, y en especial en Semana Santa, que nadie olvide que ¡Pontevedra también está en el mapa!

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/rosanna-lopez-salgueiro/pontevedra-tambien-mapa/201904211459201031722.html


© 2019 Diario de Pontevedra

Lepanto 5, Pontevedra

Tlfno: 986 011 100

(Grupo El Progreso)