Imprimir

Roberto Feáns: "Me afectó lo del año pasado; he estado muchas noches sin dormir"

Xaime Nogueira Casás | 16 de enero de 2019

Roberto Feáns. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Roberto Feáns. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Analiza desde un punto de vista íntimo una temporada que podría querer olvidar pero que, sin embargo, le ha servido de aprendizaje. Inmerso ahora en el mercado invernal, espera reforzar la primera plantilla del equipo granate para soñar humildemente con el play-off

Al concluir la pasada temporada, el Pontevedra Club de Fútbol impuso la ley del silencio a Roberto Feáns. Después de una campaña exigente, de gran tensión y en la que el director deportivo santiagués fue el foco de las críticas e incluso las iras de la afición, su mutismo pareció conveniente para el club. Ahora, con la calma que aportan las victorias, el director deportivo granate vuelve a la palestra.

¿Por qué ese silencio?
En la situación en la que estábamos el año pasado, cualquier comentario podía ser interpretada por el receptor de muchas maneras. Nuestra experiencia no había sido positiva, y más con la situación por la que atravesaba el equipo. Por política de club se optó por no realizar ninguna declaración, sacar la situación adelante y seguir funcionando durante esta temporada para lograr la estabilidad deportiva. Ahora estoy atendiendo a los medios porque entendemos que todo el mundo querrá saber qué nos pasa por la cabeza. Entonces no queríamos malosentendidos.

Puede dar la impresión de que habla porque ahora todo va bien...
Sí, puede parecer que hablo para pavonearme y ponerme la medalla, pero no hay ninguna medalla que ponerse porque vivimos en el día a día. Por muy bien que estemos, seguimos dependiendo de ganar cada semana. Las cosas están tranquilas y se puede transmitir mejor la realidad. Cuando no marchan, se pueden malinterpretar las palabras.

Disputas en redes sociales
"A veces estás al límite y entras en algo en lo que no debes. Todos nos equivocamos y yo cometo el error de leer"

La temporada pasada le sacudieron mucho, sobre todo en redes sociales. ¿Le afectó?
Sí. Duele mucho. Como se suele decir, el fútbol no tiene memoria. Sabes que cuando las cosas van bien tienes un papel secundario y cuando van mal, debes asumir responsabilidades. Y lo haces. Pero esperaba un poco más de respeto.

¿No gasta demasiada energía en responder a las críticas, en encararse virtualmente con algunos aficionados?
Eso no debe hacerse, pero tener información sobre lo que piensa la gente es bueno. Quien me conoce sabe que me puede parar y que debato lo que sea con cualquiera. Pero a veces estás al límite y cometes errores: entras en algo en lo que no debes entrar. Pero todos somos personas y nos equivocamos y yo cometo el error de leer.

La temporada pasada usted debió sufrir una tensión brutal.
Sí. Lo reconozco abiertamente. Fueron momentos muy complicados. Las dudas generales te hacen reflexionar. Parecía que todo estaba en mi contra. No fue fácil. Eran momentos para ser muy analítico en un contexto en el que perdíamos partidos, teníamos que cambiar de entrenador y decidir quién se quedaba en la plantilla.

¿Respiraba mucho pesimismo?
Todo el mundo nos daba por descendidos. Durante dos meses, cada semana nos daban por descendidos. Parecía que esto era una mierda y se rompía. Pero la realidad es que había un consejo que trabajaba y daba la cara. Si se dudase de mí, sería el primero en irme. Pero mis compañeros del consejo y la presidenta me demostraron su confianza cuando presenté mi dimisión. Solo por ellos y como reto personal, debía seguir. Yo sigo confiando en mí. Yo creo en mí. Sé que puedo hacer este trabajo, pero si los demás no creyesen, no podría seguir. No puedo decir que no me haya afectado lo del año pasado. Lo he estado, y mucho. He pasado muchas noches sin dormir, pero siempre he tenido el apoyo de mi presidenta y mis compañeros.

Presión
"El año pasado, durante dos meses, todos nos daban por descendidos"

¿Pensó muchas veces en dimitir?
Sí, sí, sí (contundente). Muchas veces valoras si el daño que te están haciendo a ti y a tu familia compensa lo que recibes a cambio, sabiendo el cargo en el que estoy y que esto es fútbol. Pero cuando pones tu empeño y a la mínima se duda de todo tu trabajo y recibes amenazas... Me costó y seguí adelante. Y ahora soy más fuerte. Es la conclusión que he sacado. Fue otro máster más. Desde que llegué aquí, todos los días he aprendido una cosa nueva.

Habla de amenazas a través de redes sociales, que en parte fueron responsabilidad suya por no saber aislarse. ¿Se acabó eso. Se ha olvidado la gente de usted?
No tengo noticias (se ríe). Hay que saber reconocer la preocupación de la afición porque las cosas vayan bien. El fútbol levanta pasiones. No hay que ser rencoroso. Otra cosa es cuando hay otros intereses detrás o cuando los ataques son personales y se falta al respeto, pero las críticas hay que saber asumirlas. También hubo gente que me escribió para animarme y darme las gracias por el trabajo que he realizado. Para todos solo tengo palabras de agradecimiento. Yo intento echar una mano y mejorar cada día. A veces, esas palabras de ánimos de aficionados están bien, me reconfortan mucho. Creo que la gente es capaz de ver lo que hemos hecho, a pesar del lastre que llevamos a cuestas de etapas anteriores. Hemos dotado de estabilidad económica y deportiva a este club y ojalá lleguemos a más, siempre desde la cordura. Ojalá todos los años fueran así.

Ojalá todos los años luchando por el ascenso.
Cuando las cosas van bien, nadie se acuerda de ti y cuando van mal eres el objeto de la ira. Haciendo bien el trabajo, con una plantilla buena o menos buena, las cosas pueden salir mejor o peor. Existe el ejemplo de equipos con presupuestos abismales del grupo I que están jugando con fuego.

Desde el exterior se percibieron ciertas dudas del Pontevedra con Luismi. ¿Las ha habido?
No, no. Simplemente hemos sido más discretos en cuanto a política de comunicación cuando llegó y luego con su renovación. Pero Luismi sabía que tanto yo como la presidenta teníamos confianza total en él. Por la situación que nos ha tocado vivir hemos dejado de hacer ruido y nos hemos centrado en trabajar y ganar partidos, sin un objetivo final más que el día a día y que la competición nos marque el destino. Somos ambiciosos y queremos ganar la Liga y ascender: todos. Jugadores, nosotros y el socio número uno. Pero debemos ser cautos y pensar en ganar semana a semana, porque es un grupo muy complicado.

¿No hubo dudas sobre Luismi por parte de la presidenta tras el mal inicio de Liga?
No se trata de que Lupe Murillo tenga dudas sobre Luismi. Se trata de que acabábamos de vivir una situación complicada.

Aparecieron viejos fantasmas.
Volvieron, pero mantuvimos la tranquilidad y al final las cosas están saliendo. Desde que estamos aquí no somos de muchos cambios. Tuvimos momentos de dudas, pero no con el entrenador. Eran dudas generales. Pesaba más lo que acabábamos de atravesar que el futuro. Nos costó arrancar porque lo pasamos muy mal. Ahora no estamos eufóricos, pero vamos a agarrarnos a la posibilidad de pelear por esto, con toda la humildad del mundo.

Objetivo
"Somos ambiciosos y queremos ganar la Liga: nosotros, los jugadores y el socio número uno, pero debemos ser cautos"

¿En qué pensó cuando confeccionó la actual plantilla?
Teníamos que dotar al equipo de experiencia. A priori, fichamos a jugadores importantes. Intentamos dar un paso adelante en la elección de futbolistas. Y hemos apostado fuerte por las renovaciones y hemos invertido más.

¿Cuánto más?
Entre el 30 y el 40 por ciento. El presupuesto ha subido en gran parte porque hemos mejorado la condición de los que estaban para que se quedasen, que siguen siendo los mismos que estaban la pasada temporada, en un mal año. A alguno nos ha costado bastante renovarlo. Hemos fichado elementos que a priori mejoraban lo del año anterior. Y después, teníamos que salir a competir.

En total, ¿en cuánto se incrementa el presupuesto?
No lo podría decir con exactitud. En la junta de accionistas se sabrá. Pero en la categoría todos los equipos han vuelto a subir. O nos manteníamos en un presupuesto de media tabla o decidíamos un presupuesto para estar un poco más abajo. Si hacemos eso, las garantías son menores. Hemos optado por aumentarlo para pasar menos apuros.

¿Firmaría esta situación deportiva al principio de la temporada?
Con los ojos cerrados. Es una categoría en la que hay más jugadores de gran nivel repartidos en más equipos y eso provoca una gran igualdad. Por supuesto que firmaría nuestra situación actual. ¿Si la esperaba? No puedo decir que la esperase, solo que confeccionamos una plantilla competitiva y aspiramos a estar lo más arriba posible, pero de momento no adivino el futuro. Si tuviésemos el tercer presupuesto de la categoría, esperaría estar arriba sin dudarlo. En nuestro caso, esperábamos mejorar y no pasar apuros.

¿Está prohibido hablar del puto play-off?
No tenemos ese objetivo. Simplemente tenemos que aprovechar nuestro momento. Hasta el final esto va a estar muy ajustado. Y si somos capaces de jugar el play-off, ser campeones y ascender, será fantástico, pero eso no puede ser nunca una imposición. Presión, ninguna para nadie.

El mercado de enero

Roberto Feáns. JAVIER CERVERA-MERCADILLO (2)

"La clave de los fichajes es no desequilibrar el vestuario"

¿Qué buscan en el mercado de invierno?
Hay posiciones sensibles a sanciones y lesiones. Intentamos que, si el equipo tiene bajas, no se vea debilitado. Buscamos siempre versatilidad. Tengo claro que podemos mejorar y estamos viendo opciones de mercado.

Un extremo y un central, ¿son las prioridades?
Un extremo, como mínimo, si no hay salidas. Lo necesitamos. En lo del central, me asusta verme en el play-off, quedarme sin jugadores importantes y que no tengamos repuesto. Vamos a incorporar a un extremo derecho específico, que juegue a pierna natural. Y si hay movimientos en la plantilla, buscaremos un central.

¿Movimientos? ¿Les pidió la salida algún jugador?
Hace unos días algún futbolista nos planteó sus dudas, estaba preocupado por su situación.

¿Quién?
No voy a decirlo, porque su percepción puede cambiar y al final puede tener claro que quiere estar aquí. Tampoco me asusta incorporar más jugadores y tener una plantilla más larga.

Hablaba de salidas: ¿solicitadas por los jugadores o por el club?
De jugadores que quieran irse.

¿Cuándo cree que ficharán? Esto huele a última semana.
Es un mercado muy impredecible. A lo mejor la próxima semana cae un jugador muy bueno. La clave es no desequilibrar el vestuario y que el que venga aporte algo distinto, suba el nivel.

El año pasado hubo ofertas por jugadores de la plantilla. ¿Por qué este año no?
La perspectiva ha cambiado, ya que este año tenemos opciones de jugar play -off. Al estar abajo, los jugadores ponían encima de la mesa ofertas para ver si podían salir. Este año solo pueden mejorar ganando el doble o en una categoría superior. Lo que sí hay son equipos de Tercera que tienen interés en nuestros sub-23.

Han firmado jugadores con más de una temporada de contrato. Eso supone un cambio.
Para fichar buenos jugadores necesitas un buen proyecto. No queremos hipotecar el futuro del club, pero en algunos casos debemos ofrecer más de un año. Hay jugadores potentes de la categoría que no se firman solo para cuatro meses.

"Los equipos de play-off se van a reforzar con tres o cuatro jugadores"

La categoría se prevé intensa e igualada hasta el final de la temporada. Nunca el grupo I de Segunda B había mostrado tanto equilibrio entre los 20 escuadras. Y eso, entiende Feáns, es uno de las trampas del grupo de la muerte.

¿Recuerda una Segunda B con tanto equilibrio como esta?
Los equipos de play-off se van a reforzar con tres o cuatro jugadores. El grupo madrileño es el grupo de la muerte. Los equipos de Primera lanzan jugadores al mercado a bajo coste, lo que eleva el nivel de los equipos de Madrid. A eso hay que sumar filiales y a los cocos, la Cultural, la Ponferradina. Todo el mundo se ha visto obligado a subir el presupuesto. No podemos correr el riesgo de hacer una mala temporada. Hay que aprovechar el momento y pisar a fondo.

¿Quién jugará el play-off?
Primero quiero que esté el Pontevedra. El resto me da igual. Es muy complicado saberlo, porque todos los equipos tienen mucho potencial. Espero que los gallegos nos salvemos. Pero vamos a estar hasta el final con el corazón en un puño.

Este año se acaba su mandato como consejero. ¿Seguirá?
No soy yo la persona que debe contestar a esa pregunta. Estoy aquí porque la presidenta ha apostado por mí para este proyecto. Han pasado cinco años y habrá que hablar sobre el futuro. Pero no nos lo hemos planteado todavía. En la junta no hay demasiado que objetar, porque la trayectoria deportiva es buena y habrá superávit otra vez. Si me pregunta si me apasiona la idea y estoy supermotivado por seguir, le diré hace un día bonito (se ríe).

¿Cómo es su relación con Lupe Murillo?
Tenemos una buena relación. Si no fuese así, no estaríamos aquí. Es exigente y siempre nos lleva al límite porque quiere que seamos los mejores en todo. Es una gran gestora. ¿Si discutimos? Todo lo que quieras y más. Es fútbol y hay muchos temas en los que hay intercambio de impresiones. Pero siempre me ha obligado a exigirme muchísimo y no creo que eso sea malo. Yo intento devolverle la confianza intentando hacer las cosas mejor.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deporte-local-pontevedra/roberto-feans-afecto-ano-pasado-he-estado-muchas-noches-dormir/201901161816091018095.html


© 2021 Diario de Pontevedra

Lepanto 5, Pontevedra

Tlfno: 986 011 100

(Grupo El Progreso)


ç