Imprimir

Trump: "Perder nunca es fácil, no para mí, no lo es"

Agencias | 04 de noviembre de 2020

Biden aprovechó la jornada electoral para visitar la tumba de su hijo Beau, fallecido a los 46 años de un cáncer

"Vamos a tener una gran noche", auguró el presidente de EE UU, Donald Trump, en una visita a la sede de su campaña de reelección en Arlington (Virginia), en las afueras de Washington DC, durante la jornada electoral de este martes en el país. "He escuchado que lo estamos haciendo muy bien en Florida y que lo estamos haciendo muy bien en Arizona. Lo estamos haciendo increíblemente bien en Texas. Lo estamos haciendo, creo que lo estamos haciendo. Estoy oyendo que lo estamos haciendo bien en todas partes", dijo Trump al personal de su campaña.

El mandatario agregó que no está pensando "ni en el discurso de concesión (de la derrota) ni en el de aceptación" de la victoria en los comicios. Aun así, el presidente reconoció: "Perder nunca es fácil, no para mí, no lo es".

Mientras el candidato demócrata a la presidencia de EE UU, Joe Biden, regresó a la casa de su niñez en Scranton (Pensilvania) y en el salón, detrás de un cuadro, escribió: "Desde este hogar a la Casa Blanca con la gracia de Dios". Biden firmó esa frase con su nombre y acabó con la fecha: el 3 de noviembre de 2020, el día en el que EE UU decide entre él y Donald Trump.

Biden comenzó la jornada, acompañado de sus nietas Finnegan y Natalie, con una visita a la tumba de su hijo Beau, muerto a los 46 años debido a un tumor cerebral. En el cementerio están también los restos de su primera mujer y una hija, fallecidas en un accidente de tráfico tráfico en 1972.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/mundo/trump-perder-nunca-es-facil-es/202011040059391111124.html


© 2021 Diario de Pontevedra

Lepanto 5, Pontevedra

Tlfno: 986 011 100

(Grupo El Progreso)


ç