Imprimir

Visto para sentencia el juicio de los marineros de Long Hope por las pensiones en Noruega

jmendez | 05 de abril de 2017

Los demandantes insisten en que sufrieron una discriminación por motivos económicos: se les obligaba a pagar el 30% de su salario bruto pero no podían cotizar en el país escandinavo

Un juzgado de Oslo dejó este miércoles visto para sentencia el proceso civil por la demanda de un grupo de marineros españoles que estuvieron embarcados en la marina mercante noruega y que reclaman a ese Estado nórdico el pago de sus pensiones.

Unos 12.000 marineros, embarcados en la flota noruega desde 1948 a 1994 (cuando este país entró en el Espacio Económico Europeo), fueron obligados por ley a pagar hasta el 30% de su salario bruto aunque, al no vivir en el país escandinavo, se les impedía cotizar, motivo por el que no reciben una pensión.

La defensa de los querellantes -200 marineros o familiares y Long Hope, la asociación que los representa- insistió en que los marineros sufrieron una diferencia de trato, porque a los noruegos embarcados en los mismos buques no se les exigió tener residencia.

La sentencia será emitida entre finales de abril y principios de mayo


Basándose en documentación del trámite parlamentario previo a la adopción de la ley noruega de pensiones en 1966, sostuvieron que fue una discriminación por motivos económicos, con el objetivo tácito de ahorrarle gastos a los armadores de este país nórdico para poder ser competitivos.

Los demandantes también han presentado en los dos días que ha durado el juicio documentos oficiales de los archivos nacionales de España y de Noruega que acreditan que tributaron allí, así como el convenio de doble imposición entre ambos países.

La fiscalía del Estado, que inicialmente había cuestionado que pagasen impuestos en Noruega, insistió en que, al no residir allí, no podían cotizar en este país, por lo que no cumplían los requisitos exigidos y no se puede hablar de exclusión, si bien admitió que se quiso proteger también a los nacionales.

Los españoles fueron durante años mayoría entre los extranjeros embarcados en la marina mercante del país nórdico en la época y en 1967, por ejemplo, llegó a haber más de 4.000, según la cadena pública de radiotelevisión NRK.

"Estamos satisfechos, pero no contentos del todo, donde queremos sentar a Noruega es en Estrasburgo", dijo a Efe en conversación telefónica el portavoz de Long Hope, Alberto Paz Viñas, uno de los cuatro marineros que declaró en el juicio y, como la mayoría de los querellantes, originario de Galicia (norte de España). El caso debe pasar por las tres instancias de la justicia noruega para llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Al término del juicio, el juzgado de Oslo informó de que la sentencia será emitida entre finales de abril y principios de mayo.

Long Hope ha impulsado más de 70 manifestaciones y concentraciones en los últimos ocho años, la mayor parte en Galicia, pero también delante de las embajadas noruegas en Madrid y Bruselas, donde hace un par de semanas se reunieron con miembros del gabinete de la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen.

Los marineros han conseguido el respaldo de los principales partidos españoles, el Congreso, el Senado y el Parlamento de Galicia, además del sindicato mixto noruego y la sección local de LO, principal central de trabajadores del país nórdico. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/visto-para-sentencia-el-juicio-de-los-marineros-de-long-hope-por-las-pensiones-en/20170405191542324884.html


© 2020 Diario de Pontevedra

Lepanto 5, Pontevedra

Tlfno: 986 011 100

(Grupo El Progreso)