Cae en la ruta de Cutián y se clava un hierro en el pecho

Alertan del estado de una ruta PRG en la que el suelo cedió bajo los pies de un senderista
Daniel Rodríguez, en el sendero, antes de tener el accidente. J. ÁLVAREZ LIJÓ
photo_camera Daniel Rodríguez, en el sendero, antes de tener el accidente. J. ÁLVAREZ LIJÓ

Contar con un entorno natural digno de mención, haber habilitado una ruta de senderismo PRG y promocionarla no es suficiente. Además de todo ello, los municipios y entidades que quieren atraer a los visitantes deben asegurarse de que estos recorridos están en condiciones, advertir las posibles dificultades a los usuarios, y, sobre todo, poner medios a su alcance para solventar posibles problemas.

Todo esto es lo que no sucede en Cutián, en la ruta denominada Sendero de San Xusto PRG-29, en donde los senderistas Juan Álvarez Lijó y Daniel Rodríguez García se encontraron con que lo que prometía ser una jornada de caminata en plena naturaleza se fue convirtiendo en una experiencia cada vez más dificultosa y complicada, hasta el punto de que uno de ellos, Daniel, padeció un peligroso accidente.

Muestras del estado de la senda. J. ÁLVAREZ LIJÓ
Muestras del estado de la senda. J. ÁLVAREZ LIJÓ

"Atopamos todo pechado de silvas en canto levabamos un pouco andado. A rota ten uns 14 quilómetros e cremos que estarán practicables 12. Nós ao chegar á zona de Cutián comezamos a atopar silvas, maleza metida no roteiro, árbores caídas e todo se foi complicando". A pesar de la dificultad, al ser dos montañistas con experiencia, Juan y Daniel, siguieron sorteando los obstáculos y ganando terreno hasta que, en un punto "comezamos a pisar terra rebrandecida, porque baixaba auga por alí". En ese momento, el suelo cedió y Daniel cayó cerca del lecho del río. "Caeu sobre un deses ferros que se usan para os peches das fincas e ao levantarse atopou que o cravara á altura do corazón". Tras una primera inspección, tiró de la pieza metálica y se encontró con que, aunque había atravesado la ropa, la herida no era profunda. Según palabras del propio Juan Álvarez, "levamos un susto moi grande e Daniel mesmo se mareou, pero como vimos que non era grave comezamos a andar xa para retirarnos". El problema llegó cuando, a medida que avanzaban fueron constatando que el dolor del muslo de Daniel iba a más. A pesar de ello, no encontraron otra forma de salir de la ruta que conectar con los senderos de San Xurxo hasta dar con el coche (a cuatro kilómetros y medio) e irse a un centro médico. A consecuencia de la caída, el senderista afectado se rompió los músculos del muslo y tuvo que estar de baja laboral. Aunque sucedió hace dos semanas, los hechos se conocieron recientemente, cuando Juan subió su valoración de la ruta al sitio GZinside, en Instagram, en el que como usuario hace recomendaciones en primera persona sobre las rutas que realizan ambos.

"Esta non é a primeira ruta que atopamos que está pésimas condicións. En Cuntis vimos unha delas pechada de maleza e con zonas nas que a xente pechou incluso algún tramo", apunta Juan, que destaca que "neste caso xuntouse todo, a maleza, o non ter alternativas e a situación perigosa que pasamos, porque hai desfiladeiros de certa altura nos que non queda sitio por onde pasar".

La senda estaba cubierta por la maleza. J. ÁLVAREZ LIJÓ
La senda estaba cubierta por la maleza. J. ÁLVAREZ LIJÓ

comentarios