Una mujer tiene un accidente en Campelo estando ebria y no la despierta ni la Policía

En el plazo de una semana, la Policía de Poio atendió a cuatro siniestros: tres de ellos con alcoholemia positiva de por medio
Estado en que quedó el turismo accidentado en Campelo. POLICÍA LOCAL DE POIO
photo_camera Estado en que quedó el turismo accidentado en Campelo. POLICÍA LOCAL DE POIO

La Policía de Poio ha cerrado una semana en la que ha atendido accidentes de tráfico, prácticamente, un día sí y otro no. A pesar de que casi todos ellos se saldaron sin lesiones graves para las personas accidentadas, han destacado los casos de posible infracción por delito contra la seguridad vial al conducir bajo los efectos del alcohol: tres de los cuatro siniestros se dieron en esas condiciones.

El peor de todo, en cuanto al estado etílico de la persona al volante fue el registrado este domingo: un caso en el que la Policía se encontró a la mujer que conducía en un estado en el que ni siquiera se despertaba a la llegada de los agentes policiales.

Tal y como publica el departamento de Seguridade Cidadá en su perfil oficial de Facebook, el accidente se produjo a las 21.30 horas en la zona de Camiño do Castelo. El coche siniestrado circulaba en dirección Campelo y la única ocupante y conductora, una mujer de 46 años de edad, perdió el control del mismo, saliéndose de la vía e impactando contra el lateral.

El choque causó daños a la defensa delantera del turismo y, a la llegada de los agentes se encontraron a la conductora en estado de semiinconsciencia, de modo que no respondía, inicialmente, a sus llamadas para que abandonase el turismo o entregase la documentación. Finalmente, en la prueba de alcoholemia, la conductora arrojó un resultado de 0,85 y 0,89 miligramos de alcohol en litro de aire expirado, cifra que triplica la cantidad legal establecida.

La Policía añade que la mujer fue despertada con ayuda de un pariente y no fue necesario llamar a los servicios sanitarios, pero su caso será remitido al juzgado de guardia, por posible delito contra la seguridad en el tráfico.

La Policía de Poio señala que esta semana se han acumulado tres delitos por accidentes derivados de la conducción bajo los efectos del alcohol: uno el lunes pasado en Avenida de A Barca, otro en Lourido, el miércoles y el del pasado domingo. En los dos primeros casos, los conductores superaban los 60 años de edad.