miércoles. 08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo

Los concellos de la provincia no abordarán medidas excepcionales para las playas en la fase 2

La playa de Silgar en Sanxenxo vivió este sábado una jornada en calma, con varios paseantes por la arena. GONZALO GARCÍA
La playa de Silgar en Sanxenxo vivió este sábado una jornada en calma, con varios paseantes por la arena. GONZALO GARCÍA
Vilagarcía y O Grove señalan la "falta de capacidad" de los gobiernos locales para acometer vigilancia intensiva. ►Sanxenxo reserva sus actuaciones especiales para el comienzo de la temporada, a mediados del mes de junio

Los concellos de la provincia han descartado abordar medidas excepcionales en sus playas durante la fase 2 de la desescalada. Todo aquel que quiera visitar arenales concurridos como Silgar en Sanxenxo, Lourido en Poio o Mogor en Marín, podrá hacerlo sin más restricciones que las que marca el BOE, que ahora habilita la posibilidad de poder meterse en el mar y tumbarse en la arena, siempre con separación de dos metros entre personas que no pertenezcan al mismo grupo. A pesar de que se ofrece la opción de que los concellos establezcan límites de aforo (una persona por cada cuatro metros cuadrados), los arenales de la provincia no se acogerán a la medida por el momento, delegando en la responsabilidad ciudadana el respeto de las medidas de distanciamiento e higiene para evitar contagios. Así, mientras que Sanxenxo reserva sus actuaciones para el comienzo de la temporada a mediados de junio, otros concellos turísticos como O Grove o Vilagarcía descartan llevar a cabo un control exhaustivo por falta de medios.

Sanxenxo y O Salnés

Quienes acudan a darse un chapuzón a las playas sanxenxinas durante la fase 2 podrán hacerlo sin más trámite que los habituales controles que la Policía Local viene realizando últimamente tanto en playas como en terrazas. Desde el Concello han señalado que no se esperan aglomeraciones mañana, al coincidir la entrada en la fase 2 con un día laborable y fuera de temporada. En este sentido, el Gobierno sanxenxino reserva sus actuaciones para mediados del mes de junio. El municipio inaugurará la temporada el mes que viene con la presencia de drones en las playas, que sobrevolarán los arenales desde la orilla con el objetivo de medir el nivel de aforo, ofreciendo a tiempo real datos sobre la ocupación, según ha explicado el Gobierno local hace unos días.

Esta medida permitirá que el usuario, a través de las redes sociales, pueda planificar su visita a partir de los datos de ocupación, señalados por porcentajes y colores. La división en parcelas de la playa de Silgar es otra de las medidas que ha anunciado el Gobierno local de cara al verano.

Menos optimista con respecto a las medidas anunciadas por Sanxenxo para la temporada veraniega se ha mostrado el Concello de Vilagarcía de Arousa. Tal y como aclaró ayer, no dispone de medios para llevar a cabo una vigilancia constante, «e menos aínda cando non comezou a tempada de baños», por lo que tampoco parcelará sus arenales. Así, A Concha-Compostela, Preguntoiro, Campanario-Bamio, A Covacha y Canelas estarán abiertas al público con baño permitido a partir de mañana bajo una labor fundamentalmente informativa mediante carteles y la presencia puntual de Protección Civil y Policía Local.

El Concello ha apelado a la responsabilidad individual «como único xeito de que as medidas de distancia física e de hixiene contribúan á non proliferación de novos contactos». El Concello vilagarcián ha recordado la «enorme superfice» de la que dispone el arenal Concha-Compostela, y confía «na boa disposición dos veciños». Además, el acceso a los aseos públicos continuará cerrado.

Por su parte, el alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, ha matizado que las playas de la zona «pertenecen a Costas. Esperaba que igual que tuvimos competencia para cerrarlas la tendríamos también para abrirlas. La apertura oficial es en junio y hasta ese momento el Concello no habilitará ningún servicio, ahora puedes ir pero bajo tu responsabilidad». El alcalde ha criticado también «la ansiedad que nos come a los políticos buscando la medida más original cuando la mejor solución es el sentido común». Así, tachó de «imposible» parcelar arenales o llevar a cabo el control por drones, como el modelo sanxenxino. «Una cosa es controlar una, y otra cosa, 30 playas como tiene O Grove. No hay capacidad ni recursos humanos para estas actuaciones».

Poio

La Policía Local de Poio será la encargada de velar por que se respeten las medidas de distancia mínima de dos metros y evitar masificaciones en las playas, algo que el Concello no espera que ocurra fuera de temporada. Por ello, los agentes tan solo estarán presentes de forma puntual en los arenales, con el objetivo de vigilar posibles requerimientos, según ha explicado el jefe de la Policía Local, Antonio Duarte. Si bien el cuerpo estará pendiente de las playas durante este nuevo cambio de fase, sobre todo de las más concurridas, apela también a la concienciación de la ciudadanía.

Poio, al igual que otros concellos de la provincia, no contempla ninguna medida extraordinaria por el momento, poniendo la vista en el comienzo de la temporada. La Xunta de Goberno Local acaba de aprobar las bases para la contratación de tres socorristas para Cabeceira y otros tres para Xiorto, y el Concello continúa con las habituales labores de puesta a punto de los arenales.

Los concellos de la provincia no abordarán medidas excepcionales...
comentarios