sábado. 10.04.2021 |
El tiempo
sábado. 10.04.2021
El tiempo

Sanidade abre Barro pero aumenta las restricciones en Bueu, A Illa, Rodeiro y Baiona

García Comesaña, conselleiro de Sanidade, tras la reunión del comité LAVANDEIRA JR
García Comesaña, conselleiro de Sanidade, tras la reunión del comité LAVANDEIRA JR

Santiago de Compostela vuelve a quedar cerrado perimetralmente ►El conselleiro informará este miércoles de las conclusiones alcanzadas para Navidad

 

Santiago, que era junto a Ourense la única ciudad gallega sin limitaciones de movilidad, volverá a quedar cerrada perimetralmente después de que el comité clínico juzgase que sus datos epidemiológicos han empeorado lo suficiente como para determinar que se endurezcan las restricciones que pesaban sobre la capital gallega. Fue en una reunión en la que los expertos situaron en zona de alto riesgo a Bueu y Baiona, elevaron las limitaciones en A Illa hasta nivel medio-alto y las redujeron a nivel básico en Barro, mientras que dejaron sin variaciones al resto de municipios de la provincia.

La detección de brotes y nuevos contagios, que ha llevado a que el total de casos activos haya aumentado en los dos últimos informes de la Consellería de Sanidade, es uno de los indicadores que apuntaban a un posible endurecimiento de las medidas en determinados puntos de Galicia. De hecho, la directora xeral de Salud Pública, Carmen Durán, había reconocido por la mañana esa "ligera" tendencia ascendente que se acompaña de un aumento en la cifra de pacientes hospitalizados, que también crecieron en los dos últimos partes trasladados. Son 375, con 56 de ellos en la Uci.

Un panorama que finalmente se tradujo a última hora de este martes en que las medidas preventivas se recrudezcan en hasta once municipios. Tres de ellos —Ribeira, Bueu y Baiona— pasan directamente a una alerta roja que implica que la hostelería solo pueda servir en terrazas —al 50% de su capacidad— hasta las 17.00 horas y a grupos de un máximo de cuatro personas, convivientes o no.

Las determinaciones adoptadas respecto a la Navidad, el gran reto de este mes de diciembre, serán comunicadas en una rueda de prensa que se celebrará este miércoles

En el siguiente escalón, el medio- alto, quedarán los concellos de Santa Comba, Mazaricos, Negreira, Carnota, Rodeiro, A Illa y Fisterra. La diferencia con los anteriores es que, en estos, está permitido el consumo en las mesas del interior de bares y restaurantes, que acotarán el aforo al 30%.

Por último, Compostela, la primera ciudad que reabrió junto con Ourense, es también la primera en sufrir una regresión. Vuelve a entrar en el nivel medio de restricciones y, por lo tanto, al igual que los ya citados, estará cerrada otra vez perimetralmente, con las salidas y entradas reducidas a causas debidamente justificadas de tipo laboral, académico o sanitario. Con todo, la hostelería podrá funcionar hasta las 23.00 y atender a grupos de hasta seis personas, al 40% de su capacidad habitual dentro y a la mitad fuera.


Al respecto, fuentes de la consellería explicaron que, desde el 3 de diciembre —un día antes de la reapertura de la ciudad—, Santiago pasó en ocho días de una incidencia a dos semanas vista de 87 a 143 casos por 100.000 habitantes. Y, entre el lunes y este martes, "ha subido ocho puntos", subrayaron.

Además, el comité deja bajo advertencia a Verín, O Barco, Cedeira, San Sadurniño y A Rúa, y eso que este último ya cuenta con restricciones de tipo medio-alto. El caso contrario lo ofrecen Barro, Coristanco, Cee, Laxe, Carballo y Ponteceso, cuya tendencia favorable les permite pasar al nivel básico de restricciones, con lo que se suprimirá la limitación de movilidad en el término municipal y la hostelería podrá operar al 50 y al 75% de su aforo en interior y terraza, respectivamente.

NAVIDAD. Por otro lado, el otro punto del día en la sesión de martes del comité clínico era la concreción de las medidas específicas que lanzará la Xunta de cara a las vacaciones de Navidad. El encuentro concluyó sin que se comunicaran los acuerdos, que este miércoles explicará el conselleiro de Sanidade.

El comité valora las cifras de Barro
Barro es uno de los municipios que pasa a nivel básico de restricciones, algo que ya había solicitado su alcalde en los últimos días, a tenor de la reducción de contagios de covid-19 registrados. Xosé Manuel Fernández Abrales recordaba el pasado lunes que la incidencia acumulada a catorce días era inferior a 50.

Con restricciones básicas en la provincia permanecen también los municipios de Caldas, Vilanova de Arousa, Campo Lameiro y Pazos de Borbén.

Sanidade abre Barro pero aumenta las restricciones en Bueu, A Illa,...
comentarios
ç