Cómo influye la sostenibilidad en las tendencias de consumo

centro comercial

Las tendencias de consumo en 2023 revelan que la sostenibilidad es una consideración clave para diversos segmentos de consumidores a la hora de tomar sus decisiones de compra. Hoy en día, los consumidores preocupados por la sostenibilidad están adoptando una serie de medidas para comprar, jugar al poker online y vivir de forma más sostenible.

A medida que se intensifican los retos medioambientales mundiales, la sostenibilidad ha pasado a ocupar un lugar central tanto para los consumidores como para los empleados de diversas industrias. 

Impulsado por una mayor concienciación, el consumismo ético y la influencia de las generaciones más jóvenes, este cambio de comportamiento tiene implicaciones de gran alcance para las empresas que buscan seguir siendo competitivas y crear un futuro más ecológico y sostenible.

¿Qué es el comportamiento de consumo sostenible?

El comportamiento sostenible de los consumidores se refiere a la forma en que pensamos sobre la sostenibilidad y actuamos en consecuencia. Se trata de cómo nuestra actitud, comportamiento y acciones se ven impulsados, o no, por preocupaciones y objetivos de sostenibilidad.

Suena específico y científico, pero el comportamiento de consumo sostenible es un amplio paraguas con muchas dimensiones. En resumen, el comportamiento de consumo sostenible tiene que ver con tu estilo de vida. 

El proceso para convertirte en un consumidor sostenible consta de tres pasos:

  • Consumir mejor;
  • Comprar mejor;
  • Eliminar mejor.

Las últimas tendencias de consumo

Las prácticas sostenibles están empezando a impulsar las decisiones de compra a corto plazo y, lo que es más importante, también influyen en la percepción y la defensa de la marca, lo que sin duda afectará a los resultados a largo plazo. 

Aprovechar al máximo ambos efectos será crucial para medir el rendimiento total de la sostenibilidad y ayudar a mitigar el riesgo de una inversión insuficiente por parte de las empresas orientadas al consumidor.

Los consumidores son mucho más receptivos a los pioneros y a las marcas que crean historias de sostenibilidad poderosas, que a su vez alimentan la promoción boca a boca. Esto indica un riesgo asociado a la inacción en materia de sostenibilidad, en términos de acción negativa por parte de los consumidores y la oportunidad perdida frente a competidores más proactivos, incluso si el impacto medible en las ventas no es inmediato.

Predicciones de futuro

A veces la gente piensa que el marketing es sólo publicidad, pero si tenemos una visión más completa del marketing, se trata de entender a las personas. Mucho de lo que vamos a ver en el futuro son nuevos modelos de cómo se ofrecen los productos y servicios a los consumidores y cómo piden las cosas los consumidores. 

En parte por lo que ofrecen los vendedores, pero también por la forma en que los consumidores piden las cosas. Esto podría ser cualquier cosa, desde pensar en tipos de consumo más circulares que lineales. 

El consumo lineal es el típico modelo tradicional de consumo en el que nos movemos ahora mismo. Los productos se utilizan durante un periodo de tiempo relativamente corto y luego van a parar al vertedero.

¿Cuál es la otra forma de mantener los productos vivos y en el ciclo durante más tiempo? Un modelo circular: fabricar productos duraderos que puedan repararse, reutilizarse y compartirse. Definitivamente, vamos a ver cada vez más de esto y nos alejaremos de los modelos tradicionales de propiedad de los bienes.

El acceso a la información sobre sostenibilidad ayudará a los consumidores a tomar decisiones más sostenibles, permitiéndoles, por ejemplo, dar prioridad a los productores locales o a prácticas de cultivo que reduzcan los daños, o a planteamientos de economía circular para la moda y la tecnología.

Existen múltiples oportunidades para implicar a los consumidores. El etiquetado de las emisiones de carbono y la clasificación ecológica de los dispositivos, la creación de mercados de dispositivos de segunda mano y la oferta de opciones a los consumidores a lo largo del proceso de compra para que tomen decisiones sostenibles son elementos que educan, informan e influyen en la elección.