Comparación de compensaciones por retrasos de vuelo: Aerolíneas de bajo costo vs. Aerolíneas de servicio completo

Aviones de Ryanair. UNPLASH

Es de público conocimiento que los retrasos en los vuelos son una constante fuente de frustración para los pasajeros, ya que pueden impactar de manera significativa en sus planes de viaje. Debido a esto, tanto las aerolíneas de servicio completo como las de bajo costo (Low Cost) implementan políticas de compensación para abordar estos incidentes.

La pregunta en este caso es: ¿Hay grandes diferencias en estas compensaciones? En este artículo analizaremos esas diferencias entre estos dos tipos de aerolíneas y cómo afectan la experiencia de los pasajeros.

Información de fondo

Debido a los retrasos y cancelaciones frecuentes, el mercado aéreo debió establecer políticas de compensación para garantizar un resarcimiento a sus clientes. Así también se implementaron regulaciones para que haya un marco estándar que rija a todas ellas. Muchas de estas regulaciones responden a acuerdos de las regiones en las que operan las aerolíneas.

Por ejemplo, el Reglamento (CE) N° 261/2004 de la Unión Europea establece que ante retrasos, denegación de embarque o cancelaciones, los montos de compensación varían de acuerdo a las distancias de viaje:

  • Vuelos de corta distancia (menos de 1500 km) equivalen a 250 € de compensación a pasajeros afectados;
  • Vuelos de media distancia (entre 1500 km y 3500 km) equivalen a 400 € de compensación por pasajero;
  • Vuelos de larga distancia  (más de 3500 km) equivalen a 600 € de compensación.

En cuanto a la diferencia entre los tipos de prestadores, las aerolíneas de bajo costo suelen tener políticas más limitadas de compensación, como vouchers, debido a su modelo de negocio. Mientras que las aerolíneas de servicio completo presentan una gama más amplia, acorde a los servicios adicionales que presta y a sus tarifas más elevadas.

Políticas de compensación de las aerolíneas de bajo costo

Si bien la normativa de compensación para todas las aerolíneas que operan en Europa es la misma, las de bajo costo suelen ofrecer compensaciones mínimas por retrasos de vuelo, reembolsos parciales o créditos para vuelos futuros en lugar de compensaciones monetarias.

Por ejemplo, Ryanair ofrece reembolsos proporcionales al tiempo de retraso y vouchers para ser utilizados en vuelos futuros en casos donde las demoras superan cierta cantidad de horas. EasyJet tiene una política similar, con reembolsos o vouchers que dependen de la duración del retraso.

Estas ofertas muchas veces son aceptadas por los pasajeros porque desconocen que a pesar de haber elegido una aerolínea de bajo costo, la compensación que merecen no está atada al precio que pagaron por su ticket. Además, los procesos de reclamación pueden ser complicados y eso dificulta obtener una compensación justa. Por eso es responsabilidad de los pasajeros estar bien informados acerca de los derechos de indemnización por vuelos retrasados o cancelados.

Políticas de compensación de las aerolíneas de servicio completo

Como mencionamos anteriormente, las aerolíneas de servicio completo ofrecen –en su mayoría– una gama más amplia de compensaciones por retrasos de vuelo. Estas pueden incluir reembolsos completos, alojamiento, comidas y transporte alternativo. Un ejemplo de esto es British Airways, que ofrece reembolsos completos o vuelos alternativos, como también alojamiento y transporte terrestre si es necesario. Por su parte, Lufthansa proporciona reembolsos completos, alojamiento y comidas, así como vouchers para vuelos futuros.

Comparación analítica

En líneas generales, la diferencia entre las compensaciones de aerolíneas de servicio y las de bajo costo radica principalmente en:

  • La amplitud de oferta de compensaciones adicionales a las que corresponden por ley.
  • La velocidad y eficiencia en el procesamiento de reclamaciones, tardando más las de las aerolíneas de servicio completo por cubrir más en su compensación.

Datos recientes de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), muestran que las aerolíneas de bajo costo suelen tener un porcentaje de resolución más rápido de reclamaciones, pero las aerolíneas de servicio completo tienden a ofrecer compensaciones más sustanciales en términos de reembolsos monetarios y servicios adicionales.

Perspectivas y respuestas de los consumidores

Si analizamos qué es lo que los pasajeros valoran más sobre las políticas de compensación por retrasos de vuelos, la rapidez, la buena comunicación y los plazos de resolución son las características que resaltan.

Portales como AirlineRatings son una buena fuente de consulta sobre las opiniones que los pasajeros tienen del servicio en general de las aerolíneas. En este caso, la reconocida American Airlines tiene una puntuación global de 2.3/10 estrellas, y lo más criticado es su tasa de cancelaciones, retrasos prolongados, un pobre servicio al cliente y una nula compensación por estos incidentes.

Por su parte, la low cost Ryanair posee una puntuación general de 3.7/10 estrellas. Las principales críticas apuntan a sus excesivos costos de equipaje, numerosas cancelaciones sin previo aviso, el trato irrespetuoso por parte de su personal y la falta de compensaciones ante estos episodios.

Esto muestra que el problema de las reclamaciones de compensación es compartido por ambos tipos de aerolíneas por igual.

Tendencias de la industria y perspectivas futuras

Las tendencias indican que la industria aérea se continuará intensificando en los próximos años. Esto obliga a las aerolíneas de bajo costo y de servicio completo a revisar y ajustar sus políticas de compensación para adaptarse a las necesidades cambiantes de los pasajeros y cumplir con las regulaciones gubernamentales en constante evolución.

Personas en un aeropuerto. UNPLASH

Conclusión

En resumen, las políticas de compensación por retrasos de vuelo entre aerolíneas de bajo costo y aerolíneas de servicio completo, varían sustancialmente en la teoría, pero en la práctica se asemejan demasiado.

Como ya dijimos, las aerolíneas de bajo costo suelen ofrecer compensaciones más limitadas y las aerolíneas de servicio completo tienden a proporcionar compensaciones más amplias y generosas pero con largos tiempos de procesamiento de reclamaciones. Con esto en mente, los pasajeros deben considerar sus preferencias personales y sus necesidades de viaje al elegir entre estas opciones, haciendo un balance general de lo que ganan y pierden con cada servicio.