Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

La importancia de cuidar la salud

Cuidar la salud
Cuidar la salud

Fomentar el cuidado personal y promocionar hábitos saludables son dos de las premisas fundamentales que la Unión Europea (UE) estableció hace años para afrontar el envejecimiento de la población que están experimentando los países occidentales. En concreto, los responsables de la UE consideran esencial llegar a la etapa de la vejez en las mejores condiciones de salud posibles, fomentando una mayor independencia y autonomía.

Para ello, todos los gobiernos de la UE han lanzado diferentes planes para fomentar hábitos de vida saludable que ayuden a alargar la vida y a vivir una vida en mejores condiciones físicas y mentales. Y es que, según la definición elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Para conseguir este importante reto hay dos áreas esenciales sobre las que las personas podemos incidir directamente, independientemente de que seamos jóvenes o mayores. Éstas son: la alimentación y la práctica de ejercicio físico.

Con respecto a la alimentación, el objetivo es fomentar las dietas en salud. Unas dietas saludables que aporten a nuestro organismo los nutrientes, vitaminas y energía necesaria para llevar una vida sana, alejada de enfermedades cardiovasculares y del sobrepeso. La asunción de esta mentalidad por llevar una dieta sana se ha hecho especialmente importante en los últimos años a raíz de los últimos datos publicados por la OMS, que muestran una situación preocupante en este apartado.

En concreto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI, alertando de que su incidencia ha aumentado en los últimos años a un ritmo alarmante. En concreto, la OMS calculó que en 2016 más de 41 millones de niños menores de cinco años en todo el mundo tenían sobrepeso o eran obesos.
 

Una tendencia que se podría reducir de forma fácil si se tuvieran en cuenta parámetros de alimentación basados en la dieta mediterránea, una dieta sana y equilibrada. Al respecto, existen muchos portales especializados que aconsejan y dan pautas a seguir para seguir este tipo de dietas santa. Entre ellos destaca la web https://www.dietasensalud.com/ en el que se pueden conocer dietas saludables, tanto para mayores como para niños. Un portal de referencia en la promoción de hábitos saludables que le ha convertido en uno de los principales puntos de información para fomentar los hábitos de vida saludable.

España, un largo camino por recorrer

La existencia de este tipo de portales escritos en español es realmente importante para hacer frente a estos retos de promoción de hábitos saludables. Y España no es diferente a otros países porque, a pesar de que se encuentra entre los modelos de referencia a escala mundial en sanidad, ha descendido 17 puestos en el ranking internacional, ocupando en la actualidad el puesto 23.

Una tendencia que hace aún más importante el poner los recursos necesarios para mejorar la salud de las personas y conseguir que su vida sea más larga, pero que también tenga una mayor calidad de vida. Esto se puede conseguir con una buena alimentación y la práctica de ejercicio, hábitos que reducen el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, que es, según la OMS; la primera causa de muerte en el mundo.

El ejercicio físico, un pilar esencial

La buena alimentación, como se ha comentado antes, es importantísima para la salud. Sin embargo, este hábito debe ir acompañado de otras prácticas que nos ayudan a mejorar en todos los aspectos personales y no sólo en la prevención de enfermedades, ya que la salud no sólo hace referencia a dolencias sino también al bienestar psíquico y mental.

Para conseguir este bienestar el ejercicio es un pilar esencial. La actividad física es cualquier movimiento corporal que supone un gasto de energía (quemar calorías). Por ello, el ejercicio debería de ser realizado por personas de todas las edades quienes, en función de su condición física, realizarán actividades físicas que les ayuden a quemar calorías y mejorar su salud.

Incorporarlas en el día a día de una forma natural es el paso necesario para lograr una población más sana. Caminar, subir escaleras, bailar, montar en bicicleta, nadar, correr, jugar… Todos los ejercicios son buenos para mejorar nuestros músculos y disminuir la presión arterial.

Con la práctica del ejercicio físico lo que se busca es huir del sedentarismo, algo que está afectando a todos los sectores de la población, independientemente de sus condiciones económicas y sociales. Así que si quieres mejorar tu salud ten claro que debes apostar por llevar una dieta saludable y practicar ejercicio. Tu cuerpo te lo agradecerá. Y tu mente también.

La importancia de cuidar la salud
Comentarios