lunes. 19.04.2021 |
El tiempo
lunes. 19.04.2021
El tiempo

Muere la pintora pontevedresa Carmen Domínguez

Carmen Domínguez.ADP
Carmen Domínguez.
La artista, muy conocida en la escena pictórica de la Boa Vila, falleció en Madrid a los 70 años de edad

La pintora pontevedresa Carmen Domínguez Vaz falleció este martes en Madrid a los 70 años de edad. La artista, muy conocida en la escena pictórica de la ciudad, desarrolló una gran actividad en la década de los 2000.

Madre del también pintor y arquitecto Kike Ortega y perteneciente a la conocida saga de los Domínguez, nació en la década de los años 50 en la Boa Vila. Mujer emocional y pasional , su pintura se caracteriza por la riqueza expresiva de sus colores. "No se puede vivir sin la magia", afirmaba la artista.

Su vocación por la pintura surge a la edad de cinco años. Una de las cosas que le apasionó es el retrato: sacar lo que la gente lleva en su interior. Algo constante en cualquier etapa de su obra, donde el juego de la luz y las emociones predominan junto con el dominio del color.

La vida de Carmen Domínguez estuvo marcada por el aprendizaje constante, desde niña se le inculcó el amor por el arte, admirando a los grandes pintores que la iniciaron en el mundo de las sensaciones. Fueron sus padres quienes le obligaron a estudiar la carrera de Magisterio. No era seguro que una mujer pudíera vivir del arte. A pesar de todo, Carmen nunca dejó de pintar. Una vez terminados sus estudios de Magisterio, pasó por distintas escuelas, donde absorbió los consejos de sus diferentes profesores.

En 1968 se marchó a París a estudiar francés, apuntándose como oyente en la Escuela de Bellas Artes, donde descubrió un mundo de libertad, fuera de las normas academicistas que en ese momento se impartían en España. En la capital francesa absorbió las técnicas de los grandes maestros y se encontró con toda una serie de fórmulas desconocidas, que le abrirían nuevos caminos.

A comienzos de los 80 viajó a Rusia, allí entró en contacto con el mundo pictórico del país, un mundo que le marca por su fuerza impresionista, donde pudo conocer algunos talleres y analizar en profundidad el sentido religioso de los iconos.

Admiradora de Picasso, Juan Gris, Miró, Mondrian, Paul Klee o Kandinsky, pero también de Velazquez y de Goya.

Muere la pintora pontevedresa Carmen Domínguez
comentarios
ç