domingo. 19.09.2021 |
El tiempo
domingo. 19.09.2021
El tiempo

Adrián Ben hace historia y disputará la final olímpica de los 800 metros lisos

Adrián Ben. TWITTER
Adrián Ben. TWITTER
El vivariense, con una épica remontada en los últimos metros en su semifinal, se convierte en el primer español en correr la final en la distancia

Adrián Ben será el primer español de la historia en disputar una final olímpica de los 800 metros lisos. El de Viveiro es ya, a sus 22 añitos, una leyenda del atletismo nacional, y el miércoles estará con los mejores atletas del mundo de la disciplina en la pelea por las medallas. 

Ben disputó, como siempre, una carrera muy inteligente. Sin miedo ni por el escenario ni por sus rivales. Sin miedo de agarrarse a la pista y correr, correr como corren los que saben. Empezó paciente, con una estrategia diferente a la de la calificación, donde decidió tirar. En las semifinales se mantuvo a la cola del grupo en el primer 400. Evaluando a sus rivales. Esperando su oportunidad. Avanzando posiciones en el grupo y cambiando el ritmo a la entrada de la última curva.

Ahí, en los últimos metros, Ben voló sobre el tartán de Tokio como vuelan las gaviotas sobre el río Landro, y detuvo el cronómetro en un excepcional 1.44.30 que le valió para ser cuarto en la semifinal más rápida de las tres, por lo que logró clasificarse por tiempos y disputar la final de los Juegos Olímpicos. 

El vivariense aseguraba antes de comenzar los juegos que no firmaba nada. Que él venía a Tokio a competir, a dar lo mejor de sí mismo. A poner el corazón sobre las zapatillas y el talento sobre la mesa. Y eso es lo que hizo. Apretando los dientes y a dos centésimas de rebasar también al francés Tual.

Luego llegó el momento de los nervios. De ver los tiempos de la tercera semifinal. De comprobar su paso por el 400. De contar dedos y morder uñas. De celebrar con malicia una caída de Amos y Jewett en la última semifinal. De comprobar que los tiempos iban a estar muy, muy apretados con el tercero de la última semi. Y de gritar de alivio al comprobar que el cronómetro de Adrián seguía siendo mejor. 

Una final de los Juegos Olímpicos, que se dice pronto, tan pronto como que es el sueño de todo deportista y Ben lo logrará el 4 de agosto, un 4 de agosto que, curiosamente, es el mismo día en el que vino al mundo, allá por un 1998 tan lejano y tan ayer. Un 1998 desde el que ha pasado toda una vida, la del único español en la historia en disputar una final olímpica de los 800 metros lisos. 

"He entrenado muy duro para cumplir este sueño"
Adrián Ben se mostró "muy contento" por el hito logrado en Tokio y declaró que durante la carrera "siempre confió" en sus posibilidades y entrenó "muy duro para cumplir este sueño".

Con la mejor marca de un ochocentista español en la historia de los Juegos Olímpicos, el de Viveiro se mostró convencido de que "es una prueba de las más difíciles del campeonato por el número de participantes y por la dureza de las rondas". Echando la vista atrás, dijo que "igual mañana despierto en Viveiro, estoy a punto de irme a Madrid con 18 años y no sé que decir".

"Al llegar a Tokio dije que quería mínimo dos carreras y máximo tres. Sabía que el nivel era altísimo, pero confiaba en mí y no estaba nervioso. Me daba mucha pena no aprovechar la ocasión porque he entrenado muy duro para cumplir esto", comentó Ben a TVE.

Hijo predilecto de Viveiro
El Concello de Viveiro propondrá a Adrián Ben como hijo predilecto por los valores que transmite y por ser "un orgullo para la ciudad". La propuesta se llevará a un pleno la próxima semana.  

El gobierno municipal instalará una pantalla panorámica para seguir la final del 800 en un lugar por determinar.

Adrián Ben hace historia y disputará la final olímpica de los 800...
comentarios
ç