viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

Carolina Marín jugará la final del Europeo en su casa

Carolina Marín, durante el partido frente a la la danesa Mia Blichfeldt. JOSÉ MANUEL VIDAL (EFE)
Carolina Marín, durante el partido frente a la la danesa Mia Blichfeldt. JOSÉ MANUEL VIDAL (EFE)

La jugadora tendrá la oportunidad de ser profeta en su tierra a pesar de no estar contenta con su partido de semifinales. "He podido ganar una guerra conmigo misma", declaró

Carolina Marín manifestó este sábado, tras clasificarse para la final de los Campeonatos de Europa de Bádminton que se disputan en Huelva, que ha "podido ganar una guerra" contra ella "misma", ya que reconoció que no estaba "contenta" por cómo jugó y las sensaciones que tuvo en la pista.

Evidenció ante los periodistas cierta frustración por querer llevar "la estrategia y el plan de juego" y no lograrlo inicialmente, y destacó que volvió a sentir algo de nervios y presión y que le costó dar su mejor nivel ante la danesa Mia Blichfeldt.

"Sabía que necesitaba mejorar y cambiar ciertas cosas y no las he hecho y por eso estaba cabreada conmigo misma", explicó la volantista onubense en zona mixta, donde indicó que ya analizarán "lo que ha pasado para que en la final no ocurra lo mismo".

Insistió en que "al final hay que seguir el plan de juego, que es lo que lleva a ganar el partido", algo que buscó tras superar los nervios iniciales.

Una vez en ese punto, en el segundo set tuvo "el momento de calma" necesario para seguir al estrategia planificada y que salga "la Carolina que más disfruta".

"Espero controlar mis emociones y salir a disfrutar de mi último partido aquí, algo que voy a echar de menos",

 

"Ha sido complicado y lo sabía porque el nivel de la rival era mejor. Ella estaba jugando bastante bien y ha mejorado mucho su juego", comentó sobre su rival, ante la que temió que "si no daba lo mejor podría" ganarle.

Recordó Marín que la jugadora danesa "ha estado todo el rato por delante" en el primer set y se mostró una vez más "agradecida" al público, que estuvo "apoyando todo el rato y ha dado ese empujoncito para lograr la victoria".

Al respecto expresó que en esta situación complicada tenía que tener "paciencia y calma". Añadió que no tenía "palabras para describir la ayuda del público" para adjudicarse el primer set", y por ello que espera que "juntos" puedan "ganar el título".

Sobre la final del domingo, aseguró que será "la primera vez" que se mida a la rusa Kosetskaya, rival sorpresa.

"Todo el mundo esperaba una final de Gilmour contra mí, pero hay que ganar los partidos", resaltó Marín, quien relató que va a "pulir detalles" con su equipo y "salir a por todas" en la final.

Será la cuarta europea consecutiva para Carolina Marín, que no supo decir si ésta será más complicada, pero desde luego "diferente" por jugarla en el pabellón que lleva su nombre y ante su gente.

"Espero controlar mis emociones y salir a disfrutar de mi último partido aquí, algo que voy a echar de menos", resaltó Marín, quien añadió que jugar esta final en estas condiciones será "un aprendizaje que servirá para los siguientes torneos".

Carolina Marín jugará la final del Europeo en su casa
Comentarios