jueves. 25.02.2021 |
El tiempo
jueves. 25.02.2021
El tiempo

Una competición para volver a sonreír

Kevin Presa, con las dos camisetas del Cornellà que vistió ante el Barcelona y el Atlético de Madrid. CEDIDA
Kevin Presa, con las dos camisetas del Cornellà que vistió ante el Barcelona y el Atlético de Madrid. CEDIDA
Ha acumulado lesiones en los últimos meses. Pero el brillante papel del Cornellà en Copa del Rey coincidió con el momento en el que ha vuelto a ver la luz. Kevin Presa fue titular contra el Barcelona, el equipo del que es aficionado y ante el que su club rozó otra machada

Dicen que el esfuerzo tiene premio. Que no hay mal que por bien no venga. Y Kevin Presa (Ponteareas, 1994) es el mejor ejemplo. El exjugador del Pontevedra vuelve a ver la luz, impulsado por el foco mediático de la gran actuación del Cornellà en la Copa del Rey. Y entierra por fin 15 meses de sufrimiento profesional. Y es que desde que salió del Pontevedra, las lesiones se han empeñado en entorpecer el camino futbolístico de Kevin. "Estoy feliz. Ante el Barça me quité la espinita de no jugar mucho contra el Atlético de Madrid. Pero sobre todo, de acumular 80 minutos en dos partidos consecutivos. Hablando con mis padres después del partido les decía en broma que en cuatro días jugué más que en los dos años anteriores (ríe). A eso es a lo que le doy más valor", relata Presa desde su casa de Cornellà, unas horas después de arrimar el hombro para que los suyos rozasen la machada contra el Barcelona en Copa. Una machada que su equipo ya logró una semana antes, frente al Atlético.

Presa reconoce que aunque ante conjuntos de semejante potencial "el objetivo es disfrutar", en el vestuario del Cornellà (en el que ayer saltaron dos positivos más tras realizar test) se quedan con "haber sido capaces de eliminar al Atlético de Madrid y no haber perdido contra el Barça". "Siendo los justos para jugar, lograr lo que logramos es la leche. Tú quieres competir y dejar una buena imagen. Pero lo que hemos conseguido es un orgullo que nos debe reforzar para la liga", expresa Presa.

Soy del Barça desde pequeño y es la hostia jugar contra él. ¿Si son tan buenos? Ves a Busquets y te das cuenta de que no es casualidad que esté en Primera

Aficionado del Barça desde niño, jugar contra el equipo del que ha celebrado tantos títulos "es la hostia". "¿Si son tan buenos como parecen por la tele? La diferencia se ve en pequeños detalles: el toque de balón, la velocidad de ejecución... Koeman decía que jugar en césped artificial no es fútbol, pero veías a Busquets y todo lo que hacía era como si estuviese en el Camp Nou. Es impresionante. Ahí te das cuenta de que no es casualidad que estén en Primera", expresa el de Ponteareas, que reconoce que pese a la superioridad del rival, ellos volvieron a verse con opciones. "Vimos factible repetir lo del Atlético. Ramón (el portero) tuvo un día espectacular. Era imposible marcarle. Sabíamos que íbamos a sufrir, pero tuvimos nuestras opciones. Lo que pasa es que a partir del minuto 80, el partido se nos hizo muy largo. Y en la prórroga nos hizo daño que nos marcasen tan pronto", analiza.

Más allá de camisetas o acreditaciones, lo que el mediocentro asegura que nunca olvidará será "la experiencia". "Era la primera vez que me podía enfrentar a equipos de Primera División. Pocos pueden tener la oportunidad", expone el pontevedrés. "Te das cuenta de que son partidos diferentes. Aunque no puedas contar con tu gente en el estadio, es todo raro. En los entrenamientos hay cámaras y mucha gente merodeando por el campo. Los preparativos, el llegar al campo y ver a muchas personas en los alrededores... Notas una gran expectación. Te cambia la perspectiva y tienes que disfrutarlo", apunta Presa, que reconoce haber recibido "muchos mensajes estos días". "Es bonito que se acuerden de ti personas con las que no hablas día a día. Al acabar el partido tenía el teléfono petado", asegura.

Más allá de camisetas, me quedo con la experiencia. Te das cuenta de que son partidos diferentes y recibes muchos mensajes esos días

Pese a ello, asegura que una experiencia así no le hace sentirse "más futbolista". "Para mí sentirme futbolista es tener la rutina de levantarme, ir a entrenar, estar con mis compañeros... Sobre todo después de tanto tiempo apartado del césped. Ahora lo valoro todo mucho más", apunta. Y es que Presa se lesionó en su segundo partido con el UCAM y cuando podía volver a jugar, sufrió una rotura en el aductor derecho. "En el momento no me lo dijeron, pero después me reconocieron que estuve al borde de tener que pasar por el quirófano porque el tendón estaba algo afectado. Me costó recuperarme y cuando estaba cerca de volver, ya con el Haro, llegó la pandemia. Es algo incontrolable, pero te ves meses en casa y se te hace difícil", recuerda.

He tenido muchas lesiones y ahora lo valoro todo mucho más. Te ves meses en casa y se te hace difícil. Ahora soy feliz»

Entonces llegó la oferta del Cornellà, que ya le había llamado en febrero. "Que después del añito que llevaba apostasen por mí tanto... es de valorar. Necesitaba volver a jugar y recuperar la confianza. Así que fui a un club que lleva años haciéndolo bien y que me dio muchísima confianza", dice Presa. "Se quedaron a 90 minutos de subir a Segunda. Curiosamente, en mi peor año, es cuando más cerca he estado de esa categoría", apunta.

Ahora, tras superar una lesión en el otro aductor, Presa vuelve a "disfrutar". Toca mejorar en la liga, donde su equipo va octavo pero "la igualdad es máxima". "Estamos a un partido del tercero. Y eso es algo que sirve también para el Pontevedra. Sigo al equipo y he hablado con excompañeros. Empezaron muy bien y ahora no tanto. Pero no hay que volverse loco. Lo importante es la regularidad", finaliza Presa, a quien la Copa le ha devuelto, por muchos motivos, la sonrisa. 

Una competición para volver a sonreír
comentarios
ç