viernes. 10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo

EDU SOUSA, CAPITÁN DEL PONTEVEDRA CF

"Me gusta este club, lo siento y quiero llegar hasta el final"

Edu Sousa, en la Illa das Esculturas. GONZALO GARCÍA
Edu Sousa, en la Illa das Esculturas. GONZALO GARCÍA

Quizás no sea la temporada en la que más paradas salvadoras ha debido realizar o la que más focos ha acaparado, pero siempre está en su lugar para actuar como soporte del equipo dentro y fuera del campo, dando la cara. Nadie podrá decir que se esconde, como tampoco que no hable claro

LA META se ve en el horizonte y el Pontevedra comienza su esprint final. Después de dos triunfos consecutivos, el equipo granate sigue vivo en la lucha por la promoción de ascenso. Su gran capitán mantiene viva la llama de la ilusión y sigue soñando con poder defender la camiseta granate en el fútbol profesional.

¿Qué valor tiene la victoria conseguida en Abegondo?
Los equipos de arriba no fallan y no van a hacerlo demasiado hasta el final de la Liga, de manera que el último clasificado de ese grupo de siete conjuntos es el que menos puede equivocarse. Y somos nosotros. Veo al colectivo concienciado, saliendo de esa mala racha de tres semanas sin ganar. Estamos contentos de haber vencido lejos de Pasarón.

¿Qué ambiente se respira en el vestuario?
La gente está viendo con sus propios ojos la capacidad que tenemos para no fallar. Eso me hace ser optimista de cara a este final de temporada. Se respira ilusión, ambición y ganas de volver a ganar en casa, pero nunca se confunde con una obligación. Es una lectura muy positiva para un momento clave de la temporada.

Ustedes no confunden ilusión con obligación. ¿Percibe que alguien del exterior lo pueda estar haciendo?
La primera reacción de una persona cuando sucede algo suele producirse en caliente, y no debería ser así. Hay que analizar las situaciones fríamente y con perspectiva. Yo puedo entender que haya quien vea el play-off como una exigencia, porque no hace mucho tiempo que el Pontevedra estaba en el fútbol profesional. Y es lógico que la afición quiera eso de nuevo. Cuando pierdes algo, deseas recuperarlo cuanto antes. Pero nosotros no debemos contagiarnos de eso. En cuanto sintamos como una obligación el quedar entre los cuatro primeros nos vendrá mal. Debemos verlo como un sueño y una esperanza.

Edu Sousa, en la Illa das Esculturas. GONZALO GARCÍA (3)

¿Qué le pareció la afición granate en Abegondo?
No sabría qué adjetivo utilizar, pero el ambiente que fue capaz de crear fue maravilloso para los jugadores. Lo hablamos en el vestuario tras el partido. La gente que ha hecho deporte te va a decir que lo nota. Y es así. Cuando hay 250 personas animando 90 o 100 minutos, te transmiten la energía que te falta. Ahora jugamos en casa, vamos a Coruxo, que es un desplazamiento cercano, volvemos a jugar en casa... Hay que aprovecharlo. Es algo que nos ayuda. Es una parte muy importante de este Pontevedra.

Habla de que se escuchan los ánimos y ayudan. ¿Lastran los silbidos cuando los escuchan en Pasarón?
No sé si usar esa palabra o decir que se notan. Cuando el Guijuelo nos empató en el último partido en casa fuimos conscientes de ellos. No nos lo tomamos a mal. El público es libre de hacer lo que siente en cada momento. Pero no debemos olvidar tampoco que el Pontevedra no ha perdido todavía en Pasarón. Eso hay que valorarlo, como también el hecho de que el año pasado a estas alturas estábamos hablando de un posible descenso si no ganábamos el siguiente partido. Este año estamos luchando por una ilusión, porque la ciudad vuelva a sentir que su equipo puede luchar con los mejores. Por eso, cuando el cuerpo te pide silbar, es mejor contar hasta diez y convertir el silbido en un aplauso o un ánimo. Tampoco dramatizamos ni yo ni los compañeros, porque fue una situación puntual. El sábado demostraron de nuevo que es una afición de otra categoría.

"Cuando el cuerpo te pide silbar, es mejor contar hasta diez y convertir el silbido en un aplauso o un ánimo"

¿A usted le afectaron los silbidos?
Evidentemente. Para bien o para mal soy una persona muy sentimental y visceral. Siento mucho todo lo que le pasa al equipo. Cuando animan me da un subidón grande, pero cuando no están contentos me duele por mis compañeros, por el club y por mí. Puedo poner en el fuego las dos manos, que son mi instrumento de trabajo, por que todos los miembros de la plantilla están dando el máximo y quieren conseguir lo mejor para el PCF.

¿Qué debe hacer el conjunto para clasificarse para el play-off?
No le voy a decir que jugar como en los últimos partidos, porque contra el Guijuelo en ese aspecto no estuvimos bien. En Abegondo el equipo estuvo serio y fue merecedor de la victoria. Debemos mejorar en los aspectos en los que hemos errado y seguir destacando nuestras virtudes: la generosidad de todos, el buen ambiente entre todos en cada partido. Debemos explotar esos valores, porque nos van a dar mucho. Más allá de los jugadores que haya, somos un grupo unido en el que se respira un gran ambiente.

¿Qué debe hacer el equipo para derrotar al San Sebastián de los Reyes?
Estar muy serios: como en los partidos contra el Fuenlabrada, la Ponferradina en casa y el Celta B, en los que el equipo no concedía ocasiones. Aparte de que tiene un gran equipo, el Sanse cuenta con dos delanteros potentes, con capacidad de remate en el juego aéreo y para recibir de espaldas y jugar. Debemos estar pendientes de eso para que no nos hagan daño. A nadie le es fácil jugar en Pasarón. Veo un partido muy difícil, pero creo que los puntos se quedarán aquí.

"Cuando nos meten un gol fuera de casa, parece que nos meten tres. Es un peso demasiado grande"

El equipo ha sido capaz de lo mejor y de lo peor.
Sí. Los últimos dos empates en casa nos hicieron una herida. Somos un equipo inteligente y sin apenas fisuras a nivel interno. Pero aquello nos rascó. De ahí viene que el Pontevedra sea capaz de lo mejor y lo peor: de ganar 3- 0 al Fuenlabrada y de perder 3-0 ante el Salamanca. Es fútbol. No sé qué nos pasa fuera de Pasarón. Desde 2015 no remontamos un marcador en contra a domicilio. Es un tema mental, que a lo mejor se puede tratar a nivel grupal. Cuando nos meten un gol fuera de casa parece que nos meten tres. Es un peso demasiado grande. Haciendo un click en nuestras cabezas igual podemos cambiar eso, que es una de nuestras asignaturas pendientes.

A nivel individual, ¿cómo catalogaría la temporada?
Está siendo un poco rara. El Pontevedra es muy buen equipo y a nivel defensivo ha sido muy fiable durante muchos encuentros. El año pasado tuve que intervenir más, pero en esta campaña, desde el punta hasta el último central han trabajado muy bien. De hecho, hemos pasado cinco partidos, casi seis, sin encajar. Se dice pronto, pero es una barbaridad. Como cualquier ser humano, este año he cometido dos errores puntuales. Y cuando he tenido que ayudar al equipo, lo he hecho, y ya está. Prefiero hacer valoraciones cuando acaba todo, pero a día de hoy lo veo así. Que no tenga que intervenir o ser determinante en los partidos no impide que la temporada pueda catalogarse como buena. Que el entrenador siga confiando en mí me hace ver que lo estoy haciendo bien. Estoy satisfecho.

"Solo me sentí señalado por mí mismo. A veces me excedo en la autocrítica y me acabo fustigando"

En los momentos de errores, ¿se sintió señalado por alguien?
No. Me sentí señalado por mí mismo. El crítico más exigente de mí mismo soy yo. Soy bastante duro conmigo. En casa lo saben y lo sufren. Lo demás son opiniones y todo el mundo es libre de tener la suya. Pero en ningún momento me sentí señalado por nadie, solo por mis ganas de ser mejor siempre. Cuando sé que no lo hago bien o lo puedo hacer mejor, a veces me excedo en la autocrítica y me acabo fustigando. Por los demás, siempre sentí apoyo y confianza. Me recordaron que soy humano y, por lo tanto, puedo fallar.

A colación de eso, existe una idea bastante generalizada de que el deportista de alto nivel no puede sentir la presión ni tener ansiedad... ¿Qué opina?
He escuchado eso sobre jugadores de mayor nivel que el nuestro y me parece osado decirlo. Si hay algo que llevó a un deportista de alto nivel adonde ha llegado es el sentimiento: la ilusión por hacer algo, el sentir que quiere más, el sentir que desea ser el mejor. Eso es lo que le permite conseguir objetivos. No estoy de acuerdo con las personas que limitan sus opiniones a realizar críticas negativas sobre los deportistas. Somos los que más sentimientos a flor de piel podemos tener, aunque desde fuera se pueda percibir lo contrario. Cualquier persona que rasque a cualquier deportista va a encontrar sentimientos a flor de piel y un corazón inmenso.

"Quiero jugar al fútbol profesional aquí, porque creo que el Pontevedra lo tiene todo para estar en él"

Y a usted el Pontevedra le hace sentir intensamente.
El Pontevedra me dio la oportunidad de seguir jugando al fútbol. Yo había acabado con el Fabril y el Pontevedra apareció en agosto y me llamó para entrenar. Fue oxígeno para mí. Se lo debo al club. Desde que llegué me he propuesto objetivos pequeños y uno a largo plazo, el que más ansío. Por eso siento tanto esto: me gusta la ciudad, me siento cómodo. Mi familia es pontevedresa. Acabo de tener una hija en Pontevedra. No hay nada que me pueda ligar más a la ciudad que el club y mi familia. Me siento como si hubiese estado aquí desde benjamines. Todas esas cosas me hacen tener un fuerte sentimiento granate. Cuando veo cosas de los momentos grandes o no tan grandes vividos en el club se me sigue poniendo la piel de gallina. No es la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que veo el partido del Mensajero, ni el del Haro, ni el del Murcia o el de la Arandina. Me gusta esto, lo siento y quiero llegar hasta el final.

Edu Sousa, en la Illa das Esculturas. GONZALO GARCÍA (2)

¿Hasta el final es llegar al fútbol profesional con el Pontevedra?
Me gustaría jugar al fútbol profesional aquí porque creo que el Pontevedra lo tiene todo para estar en él. Tras tantos años aquí y vivir etapas más oscuras, me gustaría estar en el momento en el que Pontevedra pueda disfrutar de eso. ¿Y retirarse como granate? Soy una persona que se cuida y creo que me queda mucho tiempo en el fútbol. Casillas tiene 40 años y lleva 20 en la élite. Que mi carrera tiene que transcurrir aquí: estoy encantado. Lo que quiero es que transcurra el máximo de años posible en una categoría como la que creo que se merece el Pontevedra. Me gustaría jugar aquí a nivel profesional y si es hasta el final, bienvenido sea. ¿Ha perdido horas de sueño con el Pontevedra? Sí, sí: cuando no se gana, cuando un objetivo se aleja, cuando hay una temporada como la pasada. Me siento responsable y partícipe de todas y cada una de esas desgracias que puedan ocurrir. ¿El hecho de ser padre y tener una familia le ha ayudado a asentarse más? Obligatoriamente, te ayuda a darte cuenta de que hay una persona que depende de ti. Es muy bonito, es una responsabilidad, pero también te ayuda en todos los aspectos de la vida. Hay mucha gente que ve la paternidad como una carga, siempre con connotaciones negativas. Pero para mí no hay nada más grande en la vida que el nacimiento de un niño. Y si es tuyo, ¡imagínate! Me ayudó y me sigue ayudando. Estás aprendiendo todos los días y viendo cómo crece a tu lado alguien al que le intentas inculcar tus valores. No hay nada que lo pueda pagar. Es muy enriquecedor.

"Me gusta este club, lo siento y quiero llegar hasta el final"
comentarios