sábado. 11.07.2020 |
El tiempo
sábado. 11.07.2020
El tiempo

IRENE VILABOA ►NUEVA ENTRENADORA DE LA SOCIEDAD DEPORTIVA TEUCRO

"Desde ya me gustaría transmitir la ilusión con la que afronto este reto"

Irene Vilaboa. GONZALO GARCÍA
Irene Vilaboa. GONZALO GARCÍA
Reinventarse, ilusión o pasión son las palabras que más usa la primera mujer que se sentará en el banquillo de un conjunto pontevedrés que afronta uno de los momentos más complicados de sus 75 años de historia, pero ella no se asusta

A IRENE VILABOA le da igual si el Teucro es un equipo masculino o femenino porque ella es entrenadora de balonmano y está  convencida de que no existen diferencias, aunque la realidad es que será la primera mujer en dirigir a un conjunto de la División de Plata o de la Liga Asobal. Ella prefiere poner el foco en preparar el mayor reto de su carrera deportiva y lo hace con una pasión que quiere transmitir desde el principio.


Es la primera mujer en entrenar a un equipo de hombres de primera o segunda categoría de uno de los principales deportes en España, ¿cómo lo afronta?
A mí me da igual si es un equipo de hombre o de mujeres. Mi responsabilidad es dirigir a un equipo independientemente de su sexo. A mí me gusta decir que soy entrenadora de balonmano, simplemente eso.

Entrenadora de balonmano que ha desarrollado la mayoría de su trayectoria en categoría masculina.
Yo entrené indistintamente a hombres o mujeres. Nunca he querido encasillarme porque no diferencio el deporte. Para mí no hay un balonmano de mujeres y otro de hombres. Siempre he tenido que convivir con la pregunta de ser la primera y siempre respondo igual: yo entreno a balonmano. El titular está en por qué no hay más mujeres en puestos de responsabilidad, yo debo ver normal que una mujer lo consiga y no como una excepción porque sino estaría tirando piedras contra mi propio tejado.

Aunque lo vea como algo normal, la realidad es que usted es una pionera.
Entonces deberían vérselo aquellos que dirigen el deporte. Todos sabemos que hay mujeres capacitadas para llegar a los máximos cargos en todas las profesiones y sin embargo en el deporte eso no sucede, ahí debería ponerse el foco. He tratado de seguir un camino y siempre entreno igual sea un equipo masculino o femenino. Conseguí el ascenso a Primera Nacional con el Bueu (hombres) y con el Guardés (mujeres) y nunca dejé de ser la misma entrenadora. Lo triste es que sea noticia que una mujer llega a un puesto de confianza. A mí lo que me enfada es ver los problemas que tenemos para poder llegar.


Miki Vukovic, que primero triunfó como técnico en el baloncesto femenino y posteriormente en el masculino mantiene que no es lo mismo entrenar a hombres que a mujeres.
Hay diferencia a la hora de plantear cosas, pero el balonmano es balonmano. Hay diferencias como de una temporada a otra o de una plantilla a otra. Yo no noté ningún cambio cuando pasé de un equipo a otro porque el objetivo era el mismo, ascender a Primera Nacional (se refi ere al Bueu y al Guardés). Puede haber cambios, pero no para que se consideren deportes distintos.

¿Fichar por el Teucro es el mayor reto de su trayectoria?
El Teucro es un histórico y 75 años lo avalan. Para mí es un reto grande porque soy conocedora de la importancia que tiene el club, aunque ahora mismo pase por dificultades. Para mí fichar por él es un reto. Estoy súper ilusionada porque soy seguidora del Teucro de toda la vida. Tengo muchos amigos en Pontevedra, que son aficionados del club y entrenarlo es una gran alegría.

En muchas ocasiones con respecto al Teucro la exigencia no va unida a la realidad, ¿es consciente de ello?
Yo sé a donde llego. Sé lo que es el Teucro para el balonmano gallego y español. A veces es importante bajar un peldaño para luego subir más firme. Hay momentos en los que hay que reinventarse. Lo hemos visto con otros históricos. Soy consciente de que la situación económica es complicada, por lo que tendremos que confeccionar una plantilla acorde a nuestros recursos. Soy una entrenadora que me gusta trabajar con gente de casa, pero la División de Plata es una categoría en la que se necesita un determinado nivel.

Usa la palabra reinventarse. ¿En estos tiempos actuales eso es clave y a la vez ha sido uno de los problemas del Teucro?
Yo sé lo que ve desde fuera, pero no siempre se ajusta a la realidad. No tengo datos para saber cuáles son los problemas. Reinventarse es fundamental. Es básico saber dónde estamos y a dónde queremos ir. La liga tiene 16 equipos y todos quieren ser campeones, eso lo vemos todos los entrenadores que muchas veces tenemos una presión que no es acorde a la realidad del club.

La parcela deportiva de la gestora del Teucro dijo hace un par de semanas que la próxima temporada será muy complicada y que habrá pocos recursos económicos. Teniendo en cuenta esos condicionantes, ¿fichar es un caramelo envenenado?
No podemos estar siempre pensando en cosas del pasado. Es el momento de reinventarse, de realizar una planificación acorde al momento del club e intentar crecer de manera firme. Independientemente de las cosas, el club debe estabilizarse y eso depende de todos.

¿Por dónde pasa la planificación de la próxima temporada?
Por la gente que ya está en casa, por los jugadores que son importantes y a partir de ahí apuntalar los puestos que queden más descompensados con respecto a la categoría en la que vamos a competir.

Hace tres semanas el ex capitán Carlos García aseguró que ningún jugador gallego quería estar en el Teucro y la realidad es que en la plantilla del primer equipo de esta temporada no había ninguno gallego, ¿esa situación va a cambiar?
A mí me gustaría que cambiara. Yo no soy una entrenadora que vaya viendo el DNI de nadie, ni tampoco su edad. En Bueu yo tenía jugadores de 18 años y otros de 40 y estaban completamente compenetrados. El objetivo es que cada vez más jugadores gallegos y de la casa tengan sitio en el equipo.

Una de sus características como entrenadora ha sido apostar por gente de la cantera, ¿lo hará en el Teucro?
Siempre que se pueda sí. Yo me siento cómoda mirando hacia abajo. Trabajar con gente de casa signifi ca tener claro cuáles son los objetivos y el momento que se vive. El Teucro quiere salvarse del descenso y si la gente de la casa está acorde con el objetivo yo no tendré ningún problema en apostar por ella y sino habrá que fichar.

La próxima temporada será muy atípica con una Plata de 20 equipos repartidos en dos grupos, ¿le gusta?
Yo soy una entrenadora a la que le gusta el todos contra todos, pero no veo mal lo de los dos grupos.

Actualmente existe una propuesta de grupos, ¿qué le parece el que le tocaría al Teucro?
Tenemos que ver qué plantillas confeccionan los clubes. Todo estará muy condicionado por la situación económica. La Plata es una categoría muy complicada. Yo no creo que haya un grupo más complicado que otro.

Esta temporada hubo un claro alejamiento entre el equipo y la afición tanto en presencia en el Pabellón como en identificación, ¿qué le diría a la gente?
Me gustaría que se volvieran a ilusionar. Vienen momentos difíciles y ya no podemos ser afi cionados de salón sino que sean capaces de animar con el agua al cuello. Es fundamental crear una comunión entre la pista y la grada. El año pasado (se refiere a la última temporada) el equipo no compitió mal, pero en casa no se sintió cómodo. Desde ya me gustaría transmitir la ilusión y la pasión con la que afronto este reto.

¿Cómo será el Teucro de Irene Vilaboa?
Me gustaría que fuera un equipo rápido, con una defensa sólida en el que circule rápido el balón y también el movimiento de los jugadores. Me gustan los conjuntos muy tácticos, pero poco previsibles.

"Desde ya me gustaría transmitir la ilusión con la que afronto...
comentarios