sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Mea culpa granate

Edu Sousa, durante un entrenamiento. DAVID FREIRE
Edu Sousa, durante un entrenamiento. DAVID FREIRE
El capitán del Pontevedra CF, Edu Sousa, en representación del equipo, explicó que "hay que ser francos, mirar nuestro ombligo, ya que tenemos responsabilidad de lo que está pasando"

A Edu Sousa le está tocando ahora ser más que nunca el capitán del Pontevedra Club de Fútbol. El guardameta granate, que vivió por segunda vez la destitución de un entrenador -la de Luisito y ahora la de Luismi-, habló en nombre de todos sus compañeros al finalizar el segundo entrenamiento de la semana, que volvió a celebrarse en el campo de fútbol de Cerponzóns.

Sousa es consciente de que "lo que se vive estos días solo se vive cuando las cosas no van todo lo bien que nos gustaría". El portero no dudó en echarse la culpa a la espalda, tanto a la suya como a la de sus compañeros: "Hay que ser claros, francos, mirar nuestro obligo y entonar el mea culpa. Tenemos responsabilidad de lo que está pasando, pero el fútbol está escrito así, si los resultados no llegan el que las termina pagando es el entrenado".

Ni él ni nadie del equipo se imaginaba el domingo al finalizar el desastroso encuentro ante el Getafe B, que Luismi tendría un final tan trágico. Y es que después del partido "no nos daba para pensar más allá de lo que acabábamos de hacer en el campo y lo que había pasado". Sin embargo, el lunes, los jugadores recibieron la noticia de la destitución de Luismi, "una decisión que se tomó". Desde su posición, a los jugadores "no nos queda más que agradecerle al míster todo lo que ha hecho hasta el domingo y desearle suerte en su nueva etapa. Ahora aquí tenemos que remar otra vez con Jesús (Ramos), que es un hombre de la casa y ya nos conoce. Hay que intentar revertir la situación entre todos".

¿FALTA DE UNIÓN?

El martes, antes del primer entrenamiento de la semana, el director deportivo granate, Roberto Feáns, insistió continuamente en la "unión" de la plantilla para poder salir de la situación negativa por la que está pasando el club. Sin embargo, el capitán del Pontevedra Club de Fútbol, anotó que "nunca hemos estamos separados".

"Siempre estuvimos juntos y unidos, con un ambiente más que bueno", afirmó Edu Sousa sobre la supuesta falta de unión a la que hace referencia el club.

"Es una circunstancia que se da en el fútbol y obviamente, para ser claro y franco, no tenemos motivos para estar contentos. Hay que ser profesionales y hay que levantarse", anotó el meta.

¿Y QUÉ PASA CON LA ACTITUD?

Con respecto a las declaraciones de la presidenta del Pontevedra Club de Fútbol, Lupe Murillo, el pasado lunes en la rueda de prensa posterior a la destitución de Luismi, en la que la máxima accionista anotaba que "me entristece ver los primeros minutos de los partidos, con falta de actitud de los que están en el campo", Sousa explicó que "no creo que se refiera a que no tengamos actitud de jugar al fútbol de correr o de pelear, creo que se refiere un poco más a lo que nos pasa después de encajar gol".

A pesar de eso, el portero aludió a que "si que es verdad que lo tenemos hablado muchas veces y es que nos lo tomamos como un mazazo muy grande. Creo que se refiere a eso y que aunque metan gol y nos pongamos abajo, quiere que tengamos capacidad suficiente y tiempo para sacar adelante el partido".

Además, Edu Sousa cree que "la directiva nos ha pedido lo normal". Tanto él como el resto del equipo saben que "no estamos dando nuestro mejor nivel, pero no porque no queramos, si no porque las circunstancias del fútbol o de un deportista te hacen estar una época muy arriba y en otras no tan arriba".

El capitán granate no dudó en reafirmarse como "muy autocríticos y muy autoexigentes. Siendo un poco exagerados, yo voy por la calle y siento que debo algo y es una sensación que denota compromiso y que somos conscientes de que podemos dar un poquito más".

MOMENTO DE RECUPERACIÓN

Edu Sosa sabe que es hora de recertir la situación y de entrar en una fase de recuperación grupal. El portero explicó que la mejor forma de salir de este mal momento es "trabajando como lo estábamos haciendo. No creo que hayamos entrenado mal ni que los entrenamientos hayan sido malos. En cuanto actitud y en cuanto a ritmo, creo que lo estábamos haciendo bien". A pesar de eso, Sousa quiso añadir que para intentar ser mejores "tenemos que estar más concentrados y salir más activos. Hay que mirarse interiormente y pensar en lo que puedo dar más para revertir esta situación".

El Pontevedra Club de Fútbol necesita ahora más que nunca una victoria: "Necesitamos una victoria como el comer. Esto es como una pareja, puedes tenerla pero de vez en cuando quieres que te diga Te quiero, pues esto es lo mismo. Tu estas en un equipo, ves que estás trabajando y entrenando bien, que hay buenos jugadores, pero de vez en cuando te hace falta ganar y si es seguido mejor".

Mea culpa granate
Comentarios