domingo. 25.08.2019 |
El tiempo
domingo. 25.08.2019
El tiempo

"Conseguir ser un ejemplo para las niñas es mi mayor logro"

Foto de archivo de Melitina Staniouta en plena exhibición. JOSÉ LUÍS OUBIÑA
Foto de archivo de Melitina Staniouta en plena exhibición. JOSÉ LUÍS OUBIÑA

Melitina Staniouta, que cuenta con 46 medallas en su palmarés, es la invitada estrella del campus de gimnasia rítmica HQR! Colegio Los Sauces

EL ESFUERZO es una de las claves de la gimnasia rítmica. Melitina Staniouta siempre lo ha tenido claro a lo largo de su trayectoria, pero también piensa que todo sacrificio merece la pena. La catorce veces medallista mundial se dedica en la actualidad a formar a las pequeñas promesas de la rítmica. Con su trabajo aspira a conseguir que las gimnastas más jóvenes lleguen tan alto como ella.

En diciembre se cumplen tres años desde que decidió retirarse de la alta competición, ¿echa de menos la vida de deportista de élite?

He practicado gimnasia rítmica durante 20 años de mi vida y por supuesto que echo de menos las competiciones. Sigo en contacto en todo momento con el deporte, entrenando a niñas, enseñando y aconsejando a las nuevas generaciones. La gimnasia sigue formando una parte esencial de mi vida.

La rítmica le ha regalado momentos maravillosos a lo largo de su vida, ¿qué es lo que más valora de sus 20 años como gimnasta?

Recuerdo que hace cinco o seis años unas niñas pequeñas se acercaron a mi y me dijeron: "Melitina, quiero ser como tú". En ese momento me di cuenta de que lo mejor que podría haber conseguido en mi vida es ser un ejemplo para las niñas. Que ellas me consideren su referente deportivo hace que me sienta muy orgullosa de mi misma.

Trayectoria

"Lo más bonito que he conseguido con mi carrera ha sido convertirme en un referente para las jóvenes gimnastas"

Sin embargo, la gimnasia rítmica es un deporte que requiere de mucho sacrificio personal que no permiten llevar la vida normal de cualquier niña o adolescente. ¿Tuvo que renunciar a muchas cosas para llegar a ser quién es hoy en día?

Si, la vida de una gimnasta consiste en entrenar, entrenar y entrenar. Yo tuve que cambiarme de colegio en varias ocasiones, despedirme de los amigos que ya había formado y comenzar una nueva vida en otro lugar. Los entrenamientos eran prácticamente todos los días y podían duran ocho o nueve horas. Sin embargo, creo que he tenido la suerte de llevar una vida exitosa en la gimnasia y por ello no considero haber realizado sacrificios. 

¿Hay algún momento de su vida que cambiaría si tuviera la oportunidad?

Puede que solo algunas pequeñas cosas, pero no me arrepiento de las grandes decisiones que he tomado. Después de todo, gracias a ellas he conseguido llegar hasta aquí. Mi vida de gimnasta transcurrió en la niñez y la adolescencia. Siempre he estado bien aconsejada, pero quizá faltaba la madurez que se va consiguiendo con los años.

Habiendo vivido lo que ha vivido, si pudiera volver atrás ¿aceptaría de nuevo enfrentarse a una preparación olímpica?

Es una pregunta que me hace dudar. Si  pudiese volver a triunfar y obtener los mismo resultados si lo haría, pero si fuese a menos no me plantearía volver a una preparación tan dura y constante. Me gustaría probar la vida de una niña corriente, sin preocuparme por los entrenamientos o las presiones de los campeonatos.

A pesar del enorme trabajo que conlleva el deporte, sigue animando a las niñas a luchar por sus sueños de convertirse en gimnastas de élite, ¿todo esfuerzo siempre merecerá la pena?

Creo que en los primeros diez años de gimnasia, cuando eres todavía una niña, no sientes tanta presión entrenando. Disfrutas y juegas más porque es una afición y no un trabajo. El deporte aporta a los niños muchas cosas buenas, mejora su concentración, su rendimiento, evita problemas de salud y aprenden a trabajar en grupo respetando a sus compañeros. Si disfrutas haciendo lo que te gusta siempre vale la pena.

Se convirtió en la gimnasta bielorrusa con más logros en su palmarés de la historia. Ahora, desde la barrera, ¿cómo ve a las nuevas generaciones que llegan para ampliar los logros que usted consiguió?

En mi país existen muy buenas escuelas de gimnasia rítmica, así como un alto nivel en el profesorado. Yo veo futuro en mi país. Las pequeñas gimnastas se esfuerzan mucho y están siendo preparadas por los mejores profesionales para llegar muy alto.

Es la anfitriona del Campus HQR!Los Sauces de gimnasia rítmica, ¿por qué son importantes estas actividades en la formación de una gimnasta?

Recuerdo que cuando yo era pequeña la única manera para comenzar a conocer la gimnasia era ver la televisión. A través de la pantalla veía a mis gimnastas favoritas, aquellas a las que deseaba conocer y pedir un autógrafo. Ahora, estos campus le dan la oportunidad a las pequeñas de aprender conociendo a verdaderas deportistas, por ello esta formación en muy importarte para inspirar a las niñas. Es una gran oportunidad para crecer.

El campus

He visto a niñas con mucho talento que podrían llegar a conseguir grandes marcas en los campeonatos

¿Qué le ha parecido el nivel de las promesas pontevedresas el primer día de campus?

Veo que están en un buen nivel. Algunas sobresalen por encima de otras y podrían llegar incluso a conseguir grandes marcas en los campeonatos. Otras deben seguir esforzándose y trabajando para poder también optar a conseguir grandes cosas. Además, el campus esta muy bien organizado en diferentes niveles para poder adaptarse a las necesidades de aprendizaje que requiere cada grupo de niñas.

Futuro

"Me plantearía abrir una escuela de rítmica en España; me encanta la forma de vida de aquí"

A lo largo de estos tres años fuera de las competiciones ha asistido a multitud de eventos de gimnasia rítmica como instructora, ¿se ha planteado alguna vez comenzar una nueva etapa como entrenadora?

Ser entrenadora es un trabajo muy duro. De momento prefiero dar solo clases magistrales de gimnasia, lo que me permite no estar tan atada a entrenamientos semanales y tener descansos para poder viajar y disfrutar.

¿Y qué me dice de abrir su propia escuela?
Sí, me gustaría. Sin embargo no podría abrirla en mi país, allí a las atletas las forma el Gobierno, que además hace un excelente trabajo de instrucción deportiva. Sí me plantearía abrirla en España, es un país que visito mucho y me encanta su forma de vida.


También le gusta la moda, tiene su propia firma de accesorios y varias tiendas, ¿lo considera un hobby o también se lo plantea como futuro profesional?

Sí, me gusta y soy la imagen de varias tiendas y colecciones. Pero es solamente mi hobby, trabajo formando a niñas y tengo un programa de televisión que verdaderamente me gusta hacer. ¿Le gustaría a abrir una tienda en España? ¿Por qué no? (ríe) sería una buena excusa para poder viajar más hasta aquí.

"Conseguir ser un ejemplo para las niñas es mi mayor logro"
Comentarios