Sábado. 22.09.2018 |
El tiempo
Sábado. 22.09.2018
El tiempo

MODESTO PILLADO, MÉDICO, EXJUGADOR Y COLABORADOR

"Señora Lola era la esencia de un Pontevedra que te empapaba"

Modesto Pillado. CHRISTIAN FERNÁNDEZ
Modesto Pillado. CHRISTIAN FERNÁNDEZ

Jugador del Pontevedra, entre otros equipos, médico y colaborador de Diario de Pontevedra con una sección que ya cumplió sus veinte años ►Escribe a la señora Lola sobre el fútbol, la felicidad, la psicología y otros aspectos de la vida todos los lunes de la temporada. La próxima semana comienza un nuevo curso de relatos

TRAS VEINTE años escribiendo la sección de cartas a la Sra Lola, Modesto Martínez, ex jugador del Pontevedra, comienza otra temporada de escrituras dedicadas a la que fue una de las empleadas más queridas del club granate.

¿Cuándo y cómo comenzaron estas Cartas a la Señora Lola?

Comenzaron en octubre de 1997, hace más de 20 años, bajo el pseudónimo de Eulogio Pasarón. Durante un par de años estuve escondido bajo ese nombre, ya que no era muy lógico que un jugador del equipo escribiese para la prensa. Quiero contar una anécdota y es que la señora Lola no sabía quién era Eulogio Pasarón y mientras estuvo en el hospital ingresada siempre pedía que le leyesen la carta. Un día fui yo quien se la leyó y ella me preguntó que quién sería ese que le escribía. En ese momento, decidí contarle que era yo, pero como era de esperar no se lo creyó. A partir de ese momento para ella fue un cambio completo ya que descubrió que esas cartas estaban escritas por alguien con quien había pasado mucho tiempo.

Y para todos aquellos que no lo saben, ¿Quién era la Señora Lola?

La señora Lola fue una institución en Pontevedra. Una figura de un fútbol que ya no existe, de una relación con los futbolistas que ya no existe. No era un operario más del club, sino que era la esencia de un Pontevedra que te empapaba hasta el fondo y ella, se empapó de tal manera, que casi nos consideraba sus hijos y nos trataba como tal.

¿Hay alguna anécdota con ella o de ella que recuerde con especial cariño?

Muchísimas. Yo trabajaba en el hospital y siempre salía a las 15.00 de trabajar, entonces los días de entrenamiento llegaba muy pronto y coincidíamos durante media hora los dos solos y en esos ratos muertos, en los cuales hablábamos de la vida y de un Pontevedra que de aquella no existía y mucho menos existe ahora, nació una relación especial de la que puedo sacar mil anécdotas. Una muy buena es que ella siempre ponía a secar sus combinaciones (tenía una de color pistacho, una azul celeste y una de alivio, es decir de color carne). Para que no se las viéramos, porque era muy pudorosa, las tapaba con las camisetas del Pontevedra que tenía a secar. Pues a Pablo Couto, a Lino y a mí nos faltó tiempo para darle la vuelta a las combinaciones y ponerlas a la vista. Cuando ella llegó y lo vio se sintió como si estuviera desnuda y con lo abrupta que era se puso a gritar, pero lo que ella no podía esperarse es que el médico del equipo le hubiera hecho eso. Y ahora centrándonos en las cartas que cada semana le escribe.

Reclamo
"Lo que quiero reclamar es que a la señora Lola se le dedique una grada o una puerta, como hacen los británicos"

¿Se acuerda de alguna que sea especial por algún motivo?

Sí. Me acuerdo de la primera. La hice con una dedicatoria a Gustavo Blanco que se retiraba y me parecía injusto que un jugador que había sido historia del Pontevedra no tuviese una despedida a lo grande. Era como un adiós, una forma de darle las gracias en nombre de la afición y de los jugadores. A partir de ahí surgieron las cartas semanales pero esa la recuerdo como si la escribiese ahora mismo.

¿Cómo gestiona los contenidos que publica en la sección?

Al azar. Es leer lo que ocurre en el día a día, tanto puedo hablar de recursos humanos como de la felicidad o del fútbol. Afortunadamente la libertad que tengo es total y sencillamente lo que ocurre en el mundo me da para muchísimas cosas y hoy en día para mucho más. Ya te digo hablo de lo más básico, sobre todo del fútbol ya que considero que este es una réplica de la vida, a veces te va mal y otras te va bien.

¿Cómo definiría usted lo que escribe?

Un gozo propio con ganas de agradar. La explicación es que ya llevo más de 20 años haciéndolo y si no me gustase, iríamos mal. Lo que me interesa es la impresión que causa en las personas que lo leen y el feedback que me dan. Es mucho tiempo escribiendo y con muy buenas sensaciones. Desde aquí quiero saludar a Pedro Iglesias que es mi fan número uno. Hablando de las sensaciones que causa en los lectores.

¿Es consciente de que a la gente le gusta, que ya es un referente y que el día que las cartas falten, muchos lo van a notar?

Sí. La verdad es que el feedback que me da la gente es impresionante. Muchos me llaman para comentar lo que no les ha gustado y lo que sí, mucha gente me dice que tendría que meter más sangre y más puñal, pero en realidad es un homenaje a ella, la señora Lola fue una institución completa en Pasarón, que tuvo una vida muy agradable. Es un recuerdo para todos los que nos dedicamos al fútbol y la conocimos.

¿Después de tantos años sigue haciéndolo con las mismas ganas e ilusión?

Con la misma de siempre. Soy el mismo jugador que se dedicó a la medicina o el mismo médico que se dedicó al fútbol. Hay veces, como en todos los trabajos, que no sé por donde voy a tirar pero ya tengo unos hábitos y siempre sale algo.

Nueva temporada
"Afronto este año con muchísimas ganas, tocaré temas relacionados con la psicología, la felicidad y el cambio"

¿Personalmente, a usted, las cartas que le aportan?

Es una catarsis. Es donde vierto opiniones personales. Cartas a la señora Lola tiene dos etapas, antes era muy impersonal y ahora ya es personal completo, utilizó el yo y no el él. Creo opinión y, a veces, hago opinión, incluso algunas disonantes para que salga alguna polémica, pero me aporta muchísimo y me ayuda a testar cómo está el mundo, más que el fútbol.

¿Cómo afrontas esta nueva temporada de cartas a la Sra Lola?

Pues este año Luismi me hace sentir especialmente mayor ya que fue mi compañero en el Pontevedra y ahora está entrenando a un equipo en el que los dos jugamos. Pero la verdad es que afronto este año con muchísimas ganas, tocaré temas relacionados con la psicología, la felicidad y el cambio, ya que es algo que está a la orden del día. También habrá cosas relacionadas con la tecnología que es la principal propulsora de estos cambios de los que voy a hablar y que nos afectan en todo.

Si pudiese enviar un mensaje a la Sra Lola ¿cuál sería?

Señora Lola: non veña que esto cambiou moito. En realidad aunque si le mandaría estas palabras a ella el verdadero mensaje se lo quiero enviar a los demás. Lo que quiero reclamar es que a la señora Lola se le dedique una puerta o una grada, como hacen los británicos, porque así todos los que vengan preguntarán por ella y se sabrá en todos los lugares de España quien era la señora Lola y lo importante que era su labor para el club pero sobre todo para los jugadores que la conocimos y disfrutamos.

Homenaje. Cartas con esencia deportiva
Tras llevar a cabo su carrera deportiva en equipos como Arosa, Lugo, Compostela y Mensajero llegó al Pontevedra CF en el año 1997 donde jugó dos temporadas en las que conoció a la señora Lola a la que ahora, escribe cartas.

La sección es una de las que más cariño y aprobación recibe de los lectores y en la cual Modesto trata temas de actualidad y hace su propio homenaje a la señora Lola.

"Señora Lola era la esencia de un Pontevedra que te empapaba"
Comentarios