sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

Mordisco a la permanencia

Borja Martínez disputa un balón ante un jugador del Covadonga. ADG MEDIA
Borja Martínez disputa un balón ante un jugador del Covadonga. ADG MEDIA
El triunfo del Pontevedra, unidos a los tropiezos de Coruxo, Salamaca y Lealtad, permiten ver con optimismo el final del temporada al cuadro granate ►Seis puntos más darían la salvación al PCF, salvo en alguna carambola extrema

Ganar al equipo más débil del grupo en los dos partidos, unido a no regalar puntos ante el resto de competidores está resultando una fórmula efectiva para el Pontevedra CF. El conjunto pontevedrés inició la segunda fase, por la permanencia en Segunda RFEF, en una posición privilegiada merced a su bagaje en la primera fase. Y pese a que los granates perdieron durante el último mes de competición varias oportunidades de sumar victorias, el hecho de no caer ante sus rivales directos le ha permitido adquirir una regularidad que le coloca en una posición muy franca para, al menos, mantenerse en el cuarto escalón del balompié nacional.

A falta de tres jornadas para el final de la temporada, el Pontevedra maneja cuatro puntos de diferencia con respecto al cuarto clasificado del Grupo 1, que descenderá irremediablemente a Tercera División. Es la renta más alta que ha manejado con respecto a estos puestos de descenso directo, ya que hasta ahora solo había logrado tres unidades como máxima diferencia.

Esta más que interesante ventaja para afrontar el último tercio de la segunda fase se produjo, por un lado, gracias a la victoria ante el Covadonga en Oviedo. El segundo triunfo del equipo en esta liga por la permanencia vino acompañado de dos resultados muy positivos en dos de los otros tres partidos. Y es que aunque el Oviedo Vetusta fue capaz de ganar su partido ante el Guijuelo –ahora es el mejor tercero de todos–, la igualada entre el Lealtad y el Salamanca CF UDS benefició sobremanera al equipo granate, ya que logró endosarle dos puntos más de diferencia. Asimismo, el tropiezo del Coruxo ante el Sporting B, que fue capaz de marcarle el 2-2 en el añadido, permitió al PCF recuperar su puesto en cabeza de la liga, que ha ostentado durante cuatro de las cinco jornadas disputadas hasta la fecha.

Liga permanencia Segunda RFEF

De este modo, con nueve puntos en juego, el Pontevedra sabe que dos victorias le permitirían considerarse virtualmente como equipo de Segunda RFEF de cara al próximo curso. Si el conjunto granate sumara seis puntos más en los tres partidos que le quedan (Sporting B en casa, Lealtad fuera y Oviedo B en Pasarón), quedaría como mínimo tercero. Y esa posición le permitiría, probablemente, ser uno de los cuatro mejores terceros de los cinco grupos por la permanencia –solo baja el peor en función de su promedio de puntos entre partidos–.

Mirando a los rivales, el Coruxo y el Oviedo Vetusta pueden alcanzar los 38 puntos. Sin embargo, si uno de los logra esa cifra será a costa del otro, ya que dentro de dos jornadas se verán las caras en El Requexón. Si es el Coruxo el que logra el pleno de nueve de nueve, el Oviedo Vetusta podría obtener 35 como mucho. El Salamanca quedaría descartado, al obtener 29. Otra posibilidad es que el conjunto salmantino logre 35 a costa de vencer al filial ovetense este domingo. En ese caso, el Oviedo tan solo podría obtener 32. Las cuentas son muy similares si fuese el conjunto asturiano quien alcanzase los 38 puntos.

Así, como el Coruxo, el Oviedo B y el Lealtad o el Salamanca no podrán obtener nunca pleno puntos al tener enfrentamientos entre ellos, el PCF estaría matemáticamente salvado con dos victorias más... salvo en una combinación. Y es que el Coruxo y el Oviedo B podrían ganar dos partidos y empatar en su duelo directo. Eso les colocaría con 36 puntos... y en caso de triple empate con el PCF obligaría a dilucidar el orden de posiciones a través de sus resultados particulares. En ese contexto los granates serían últimos de la miniliga, ya que los de Luisito tendrían que perder ante el Vetusta para que se produzca la citada circunstancia. Sin embargo, al tener 36 puntos en 26 partidos, acabaría con un coeficiente de 1,38 que parece suficiente como para no ser el peor tercero.

Por otro lado, la escuadra de la Boa Vila también se salvaría seguro con cinco puntos más si el Salamanca y el Coruxo logran el pleno de triunfos, ya que el Oviedo quedaría por detrás de los granates y sería el equipo castellano el segundo clasificado con 35 unidades, las mismas de un PCF que le dejaría detrás por el goalaverage.

LA AMENAZA CAMBIA. En cuanto al resto de grupos, las victorias de Mutilvera, Ejea e Izarra en el Grupo 2 permiten que el puesto de tercer peor clasificado cambie de acera. En este caso al Grupo 5, ya que el Atlético B perdió ante el Socuéllamos. Aún así, hau que tener en cuenta que el filial tiene un partido pendiente que podría conducirle a modificar su situación.

Por otro lado, en el Grupo 4 el Yeclano continúa su remontada (pleno de puntos) a costa de un Recreativo de Pouso que ya está casi en Tercera. El peligro también se cierne sobre el Marbella, que cayó ante El Ejido, nuevo líder de su liga.

Mordisco a la permanencia
comentarios
ç