sábado. 28.11.2020 |
El tiempo
sábado. 28.11.2020
El tiempo

El pelotón ciclista aficionado se reinventa para sobrevivir

La Clásica Evaristo Portela estaba prevista para el 21 de junio. RAFA FARIÑA
La Clásica Evaristo Portela estaba prevista para el 21 de junio. RAFA FARIÑA
El GD Super Froiz y el Farto Aguas de Paraño confeccionan sus nuevos calendarios de una temporada atípica que tratarán de salvar

La recolocación en el calendario del Tour de Francia ha sido el banderazo de salida para que los organismo federativos, de todo ámbito, hayan confeccionado un hipotético nuevo calendario ciclista a la espera de la evolución de la pandemia del coronavirus.

El pelotón aficionado español también trata de reorganizarse, aunque con las incógnitas generadas de una situación que "es una incertidumbre total", según reconoce Evaristo Portela, director del GD Super Froiz que, por lo menos, ya sabe cómo quedará la Copa de España, que ahora mismo es al tablón al que se aferran los equipos para poder salvar una temporada en la que la Vuelta a Zamora, mes de julio, y la Volta a Galicia, son las únicas que oficialmente se han abierto un sitio en un calendario del que han caído la Volta la provincia de A Coruña, Castellón, Bidasoa y Navarra.

El CC Farto tiene previsto hacer un calendario de competición de 21 días y el GD Supermercados Froiz del casi el doble

A día de hoy los equipos tienen garantizada la Copa de España, los Campeonatos de España que en pleno mes de agosto se disputarán en Jaén y otras pruebas como el Trofeo Ayuntamiento de Zamora o el Trofeo San José, el antiguo Iberdrola, que inicialmente estaban previstos para el mes de marzo.

Antes de la declaración del Estado de Alarma la formación alimenticia participó en el Trofeo Olías del Rey (Toledo), en las dos primeras pruebas de la Copa de España, el Circuito Guadiana en Don Benito y el Trofeo Guerrita en Murcia, así como una carrera en Portugal, el Gran Premio Primavera en el que coincidió con el otro conjunto pontevedrés de la categoría.

El Froiz al terminar el pasado entre los 20 mejores equipos del ranking nacional tiene garantizado poder disputar toda la Copa de España, mientras que el CC Farto depende de las invitaciones de los organizadores, aunque su mánager general asegura que "debido a la estructura de la competición no nos interesa hacer las que no están cerca de Pontevedra". Tiene asegurada su presencia en la Clásica de Pascua que se disputará en septiembre, el día antes del comienzo de la Volta a Galicia.

La Copa de España se reanudará en agosto con dos carreras y entre septiembre y octubre se disputarán las otras siete.

La gran incógnita es saber si se disputarán el resto de carreras de un día y vueltas como Ávila, Palencia, Salamanca o Cantabria. Al Farto, en el mejor de los casos, le sale un calendario de 21 días, mientras que al Super Froiz del doble. Una situación semejante le pasa a su equipo femenino que solo ha podido correr la Vuelta a Valencia.


La Clásica Evaristo Portela se traslada
Aunque la organización todavía no lo ha comunicado la Clásica Evaristo Portela, también conocida como la 4 Picos Road, se trasladará al 25 de octubre debido a la pandemia del coronavirus.

La clásica, que cumple su cuarta edición, estaba prevista para el 21 de junio pero al igual que ha pasado con algunas de sus otras pruebas que organiza la empresa Global DxT se ha visto obligada cambiar del calendario para asegurar su continuidad.

La Vuelta en plena operación por salvar la carrera
La confección del nuevo calendario ciclista, en el que solo el Tour tiene las fechas reservadas (29 agosto-20 septiembre), ha dejado al aire el acomodo del resto de carreras en el plano de la temporada, entre ellas La Vuelta, con la duda del punto de salida, del recorte de etapas y de la posible coincidencia con el Giro en algunas jornadas.

El Tour salvó el tipo en la reunión mantenida la pasada semana entre los agentes principales del ciclismo: UCI, ASO y RCS. El deporte del pedal se sustenta en la prueba francesa como pilar principal. En ese punto todos de acuerdo, pero a qué cambios obligará al resto de carreras.

En el caso de La Vuelta muchos aspectos están en el aire. La carrera tenía establecida la salida en Utrecht (Países Bajos) el 14 de agosto. Pero ahora esos planes podrán verse obligados al cambio.

Cor Jansen, director de marketing del gobierno de Utrecht, dijo que, en su particular opinión, "toca llorar y volver a empezar" y además explicó que no se deberían organizar grandes acontecimientos hasta que no llegue la vacuna contra el coronavirus. Como la Vuelta a España saldrá de Burgos en 2021, Jansen propone trasladar a 2022 el comienzo de la ronda española.

En estos momentos la ronda busca fechas exactas con la idea de aprovechar al máximo el mes de octubre y no entrar con la carrera en noviembre más de dos semanas. Desde la organización se trata de salvar la prueba, en principio con su recorrido y duración habitual de tres semanas, pero se admite que las circunstancias podría obligar a alguna variación.

El pelotón ciclista aficionado se reinventa para sobrevivir
comentarios