viernes. 10.04.2020 |
El tiempo
viernes. 10.04.2020
El tiempo

0-1. El Pontevedra perdona al Vetusta y se estrella de nuevo

Rufo disputa un balón ante el Vetusta. JAVIER CERVERA
Rufo disputa un balón ante el Vetusta. JAVIER CERVERA

Tras una gran primera parte, los granates se desinflaron

Octava jornada consecutiva sin ganar de un Pontevedra que no pudo contra un Oviedo Vetusta que llegaba a Pasarón en descenso y sin saber lo que era sumar de tres en las últimas cinco fechas. El conjunto local demostró manifiestamente su superioridad en el primer tiempo, en el que tan solo una alarmante falta de puntería le privó de coger una buena renta con la que gestionar su ansiedad. Y precisamente esa ansiedad llegó tras el descanso, cuando el equipo granate fue consciente de su responsabilidad y de que había echado por la borda una gran oportunidad de ponerse por delante. Así, el segundo tiempo fue un quiero y no puedo que acabó cristalizando en el tanto del Oviedo, que jugó con la desesperación  granate y en una contra fusiló al rival ante su público.


El primer acto fue una demostración de todo lo que pide Pouso. El PCF fue un equipo alegre y llegó mucho por las bandas. Álex González estrelló en el palo la mejor ocasión del choque en el minuto dos. Luego llegaron otras en las botas de Fernández, Rufo o Bustos, que se topó con un gran pie del meta cuando el gol ya era una realidad. Mientras, el Oviedo sufría atrás pero de vez en cuando daba algún susto bien solventado por Edu.

Todo cambió tras el descanso. El Pontevedra no tuvo la mente fría y empezó a precipitarse. Todo era más deslabazado. Las ocasiones no llegaban y el Oviedo amenazaba con espacios. Tanto que en una jugada por la derecha, Mier encontró un centro que Obeng remató a gol a falta de 20 minutos para el final. Fue el golpe de gracia al Pontevedra, que toca fondo y empieza a pensar solo en evitar el descenso.

0-1. El Pontevedra perdona al Vetusta y se estrella de nuevo
Comentarios