miércoles. 29.01.2020 |
El tiempo
miércoles. 29.01.2020
El tiempo

Pontevedra, una marea humana de solidaridad

Cientos de participantes de todas las edades se sumaron a la carrera Ponle Freno. DAVID FREIRE
Cientos de participantes de todas las edades se sumaron a la carrera Ponle Freno. DAVID FREIRE

Cerca de 1.300 personas participan en la carrera Ponle Freno para salvar vidas en la carretera

Pontevedra se convirtió en una marea humana de solidaridad. Más de 1.300 personas participaron por tercer año consecutivo en la carrera Ponle Freno, celebrada durante la jornada de este sábado con salida en la Avenida Montero Ríos y recorrido por el centro de la ciudad. Niños, jóvenes y adultos acudieron a la ciudad del Lérez para volcarse y ayudar a las víctimas de los accidentes de tráfico en dos pruebas: una de cinco y otra de diez kilómetros.

Todos los participantes abonaron cinco euros para su inscripción. Todos lo recaudado irá destinado a la asociación Amizade da Cidade con el objetivo de invertir en programas de concienciación para advertir a los jóvenes de los riesgos que pueden sufrir si se producen comportamientos inadecuados al volante. Además, una proporción de los fondos se utilizará para mejorar la autonomía personal de las personas que sufren las consecuencias de los accidentes de tráfico, como por ejemplo la rehabilitación.

Esta iniciativa ha llamado la atención de varias personas con una gran relación con el deporte. Manu Sánchez, presentador de deportes de Antena 3 Noticias y Martín Fiz, campeón Mundial de maratón. Ambos son dos embajadores de Ponle Freno y, como tal, acudieron a Pontevedra para seguir la celebración de la carrera.

Las pruebas comenzaron a desarrollarse en torno a las 20.00 horas. En primer lugar se llevaron a cabo todas las categorías infantiles. Casi 250 niños realizaron la prueba y aportaron su granito de arena a la causa benéfica.

Inició la prueba la categoría chupetín. Los más pequeños, acompañados de sus padres, corrieron 100 metros y dieron el pistoletazo de salida al evento. Cinco minutos más tarde lo harían los prebenjamines, que junto con los benjamines, afrontaron 250 metros hasta llegar a la meta.

Alrededor de las 20.30 llegó el turno para los alevines y posteriormente a los infantiles. En ambas categorías, la distancia fue de un kilómetro, en el que los centenares de asistentes no cesaron de animar a los competidores, conscientes de la labor que realizan.

Media hora antes de la salida de las dos pruebas adultas, los corredores calentaron juntos en los alrededores de la avenida Montero Ríos. A las 21.30 horas se produjo el ansiado inicio y un millar de personas se esforzaron por completar la prueba y contribuir con la causa. Victor Alonso cruzó la línea de meta en primer lugar en la modalidad de cinco kilómetros. Amadeo Abal lo hizo en la de diez kilómetros en media hora. Aunque este sábado, el resultado era lo de menos.

Para llevar a cabo la campaña de Ponle Freno, Pontevedra se ha convertido en un modelo a seguir en lo referente a la seguridad vial y es por ello que por tercer año consecutivo se eligió como una de las sedes para desarrollar esta prueba. "Pontevedra lleva muchos años comprometida con el deporte y la seguridad vial. Es un ejemplo a seguir por otras urbes y con la peatonalización se disfruta mucho más", expresó Carlos Bará, responsable de la Secretaría del evento.

Cada persona por su propia causa
La tercera carrera de Ponle Freno celebrada en Pontevedra reunió muchas historias personales. A pesar de que todos los participantes corrieron por una causa común, a todos les separa una razón propia por la que no han dudado en sumarse a esta campaña solidaria.

Alfonso Martínez es uno de los corredores más veteranos de esta edición. A sus 73 años ha dejado claro que la edad no es una excusa y todas las personas deberían colaborar en la causa. "Me gusta correr y aportar mi granito de arena en todo este tipo de pruebas. Además el horario nocturno y el ambiente ayudan a que esta cita sea siempre inolvidable", declaró el pontevedrés.

El veterano corredor ya ha realizado esta prueba en otras ocasiones y ha dejado claro que volvería siempre que su salud se lo permita. "Ya he estado otros años y no he dudado en volver una vez más", afirmó Alfonso Martínez.

No obstante, muchas de las personas han vivido muy de cerca los accidentes de tráfico y para ellos acudir a esta prueba se convierte en algo prioritario. "Mi cuñado falleció en un percance en la carretera y un amigo mío hace muy poco. Cuando contribuyo con esta causa se me vienen muchas imágenes a la cabeza, pero no podía faltar y es muy bueno promocionar la campaña de Ponle Freno con el deporte", aseveró lorena González, participante de la carrera de la ciudad del Lérez.

Este tipo de pruebas hace que muchos de los competidores se sientan realizados al poder ayudar a todas las personas que han tenido algún accidente de tráfico y han sufrido sus consecuencias. "La cantidad de la inscripción es muy simbólica y la verdad es que me siento muy realizado al ver que puedo ayudar a mucha gente", expresó Daniel Dopico, participante de la prueba.

El hecho de vincular la causa con el deporte también ha sido determinante a la hora de movilizar a los corredores. Es el caso de Diego González. Este competidor no ha sufrido nunca algún tipo de percance en la carretera. Sin embargo, poder disputar una prueba deportiva le ha motivado a desplazarse a Pontevedra. "Estoy aquí porque me he iniciado en el running y es una buena oportunidad para medirme. Además si puedo apoyar algo como esto mucho mejor", concluyó Diego González.

 

Pontevedra, una marea humana de solidaridad
Comentarios