sábado. 04.07.2020 |
El tiempo
sábado. 04.07.2020
El tiempo

Temporada zanjada

El último partido del Pontevedra CF fue el 8 de marzo en Madrid ante el Getafe B. ADG
El último partido del Pontevedra CF fue el 8 de marzo en Madrid ante el Getafe B. ADG

El Pontevedra CF podría haber jugado el 8 de marzo su último partido de liga si prospera la idea de RFEF de que termine la liga y solo se disputen play-offs de ascenso

El Pontevedra Club de Fútbol podría haber jugado su último partido el pasado domingo 8 de marzo si la propuesta de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) —de la que depende la Segunda División B— de dar por zanjada la temporada en el fútbol profesional sin descensos y promover un play-off express a Segunda División sale adelante.

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, le comunicó por carta a las federaciones territoriales su intención de plantear el dar por finalizada la actual campaña sin descensos de categoría ni en Tercera ni en Segunda B, aunque sí habría ascensos.

Clasificación Segunda B Grupo IPara determinar qué equipos podrían escalar desde Segunda B a Segunda A y desde la Tercera a la categoría de bronce a la Segunda División se llevaría a cabo un sistema "express" de "play-off a partido único, a ser posible con sistema de concentración, con el fin de garantizar, al menos, el mismo número de ascensos que estaba previsto en el inicio de la competición", informó la RFEF en un comunicado de prensa después del escrito remitido por Luis Ruibales a los presidentes de las federaciones territoriales.

De este modo, en caso de que se aprobara la propuesta de Rubiales el Pontevedra CF no volvería a jugar ya que no ocupa puestos de play-off de ascenso a Segunda.

De prosperar la idea de la RFEF todos los conjuntos gallegos de Segunda División B habrían terminado la temporada al no estar ninguno en puestos de play-off de ascenso. El perjudicado sería el Coruxo, que actualmente es quinto.

Clasificación Tercera DivisiónAROSA, BENEFICIADO. En Tercera División el gran beneficiado de los equipos de la zona sería el Arosa que de esta manera se garantizaría su presencia en un hipotético play-off de ascenso que se haría exclusivamente entre los conjuntos del mismo grupo.

Quedaría determinar una reformulación de las categorías, ya que, al no haber descensos y sí ascensos a otras divisiones influiría en la composición de los grupos y el número de clubes que formarían parte de las mismas. De cómo se reorganice este sistema dependerá si hay ascensos y descensos en la Autonómica Preferente.

"En este sentido, se trabajarían los mecanismos oportunos para incrementar el número de equipos por grupo o creación de nuevos grupos con una vigencia máxima de tres o cuatro temporadas hasta que se acometa de manera planificada la pertinente reestructuración que convierta en elite las competiciones no profesionales mediante un equilibrio económico sostenible y adecuado", explicó la RFEF.

FÚTBOL SALA. "Estas actuaciones se llevarían a cabo en Segunda B, Tercera, en las competiciones de ámbito estatal del fútbol femenino y fútbol sala así como en todas las competiciones estatales juveniles", especifica la RFEF en su comunicado, que mantendrá la Comisión Mixta para "ofrecer garantía a los jugadores y facilidades de pago a los clubes". La postura de la RFEF coincide con la posición de buena parte de los clubes de Tercera que trasladado su deseo de acabar ya la temporada al presidente de la Federación Galega de Fútbol (Futgal), Rafael Louzán, en una reunión telemática.

Los clubes que querían zanjar ya la temporada –todos salvo un grupo menos numeroso, encabezado por los equipos de la zona alta– argumentaron que completar la temporada sería casi imposible si se quería competir con todas las garantías sanitarias y correr los menos riesgos posibles de contraer la pandemia Covid-19.

En lo que sí que coincidían todos es en que "lo más justo sería terminar la competición jugando las jornadas que faltan", apuntó el presidente de un club, que puntualizó que esto "no lo vemos viable".

La opción de que la competición se pudiera extender al verano también tuvo más detractores que clubes a favor, ya que conllevaría la difícil gestión de unas plantillas en las que los futbolistas cuentan con vacaciones, contratos finalizados o incluso estudiantes que podrían retomar sus estudios.

Si la proposición de Rubiales sale adelante en la Comisión de Presidentes Territoriales de la próxima semana la campaña habría tocado a su fin.

Temporada zanjada
comentarios